¿Para qué voy a emprender? Un Master de Vida

¿Para qué voy a emprender? Un Master de Vida


  • Para trabajar por tus sueños en vez de trabajar en los sueños de otros.
  • Para cambiar el mundo creando algo que consideraras que puede aportar beneficios a la sociedad.
  • Para ser más independiente y tener más control de tu propia vida, de tus objetivos y de tus comportamientos.
  • Para obtener independencia financiera y obtener beneficios extraordinarios.
  • Para aprender, experimentar y convertirte en un experto en un área que tu decidas.
  • Para desarrollar tu marca personal y obtener reconocimiento social.
  • Para crear un empleo satisfactorio para ti mismo y para otros.
  • Como la única opción para obtener empleo y ganarte la vida.

Estas son algunas motivaciones que impulsan a vivir la aventura de poner en marcha un negocio propio y vivir con el reto constante de que sea viable, sostenible.

Muchos empresarios y empresarias señalan que es un camino de constante esfuerzo y sacrificio, en el que se suceden momentos de euforia y de angustia como en una montaña rusa, pero que merece la pena recorrer; otros aconsejan buscar un trabajo estable para vivir más tranquilo.

Cada cual debe reflexionar sobre hacia donde dirigir su vida, siendo conscientes de que al menos la mitad del tiempo de nuestra vida va a estar directamente vinculada al trabajo que tengamos, y que además tendrá influencia en nuestra salud física y mental, nuestro entorno familiar y social… ¿Que se necesita? Identificar una idea, desarrollar un proyecto y conseguir los recursos para ponerlo en marcha. ¿Es fácil o difícil? Pues depende; si se trata de construir una choza será muy fácil, si quieres construir un rascacielos será mucho más complicado. Lo mejor, esta decisión la tomas tú. Sugerencia, sueña con rascacielos… y comienza experimentando con una choza… en un terreno en que pueda crecer.

Si quieres experimentar, sólo depende de ti, con dedicación y método podrás identificar oportunidades y diseñar un proyecto que puedas poner en marcha con los recursos que ya tienes. Si necesitas más, necesitarás generar ilusión y confianza en otras personas, para que te cedan su tiempo, sus conocimientos y/o su dinero.

Montar una empresa es fácil, lo difícil es lograr que esta sea sostenible y genere una rentabilidad atractiva. Sólo unos pocos han sido capaces de crear algo grande con pocos recursos y esfuerzo. Lo bueno de emprender es que es una camino de aprendizaje, es un master de vida.

Si lo anterior te suena a chino pero sientes curiosidad, haz una incursión en tu ecosistema emprendedor, podrás encontrar muchas entidades y profesionales

¿Te atreves a experimentar?

por Carlos Cano
Director de Proyectos e Iniciativas Emprendedoras de la UAL
Síguelo en: @creamucho @EmprenderUAL


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *