13,3 millones de euros para becas de estudio en Andalucía


El consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, ha anunciado ante el Parlamento el presupuesto de 13,3 millones de euros destinados a “Proyectos estudiantiles y de movilidad”, donde están insertas las partidas de ayudas y complementos de las becas nacionales para los estudios universitarios.

Este anuncio viene de la mano de las críticas del Gobierno Andaluz al Gobierno central por las modificaciones realizadas en los criterios de concesión de las becas universitarias de carácter general y movilidad, las cuales se han reducidos en los últimos años en la cantidad de  dinero transferido. Aunque este tipo de becas haya aumentado el 1,9% en número de beneficiarios, la cuantía final se ha visto reducida en un 21,3%, unos 241 millones de euros menos en el total de becas. Estas cifras se traducen en que, aunque haya un leve ascenso en el número de estudiantes que disfrutan de una beca para realizar sus estudios universitarios, cuentan con menos presupuesto en las mismas, llegando a ver reducido en un 53% el presupuesto de las ayudas adicionales a la matrícula durante el curso 2014/2015. En esta línea, el consejero de la Junta de Andalucía en materia de universidad ha querido recalcar que “tenemos más becarios, pero en peores condiciones”.

Cabe destacar como en Andalucía los estudiantes beneficiarios de las becas del Gobierno central durante el curso 2014/2015 (último curso con datos disponibles) fueron 105.109, de los cuales estuvieron exentos de pagar matrícula unos 76.500, de los cuales a su vez obtuvieron beca salario en torno a los 29.000 (el 31,5% del total nacional). El presupuesto para Andalucía desde el Ministerio de Educación Cultura y Deporte fue de 231 millones de euros, lo que supone el 25,9% del total de España.

Según Arellano:

“España está en el grupo de países europeos con las matrículas más altas, algo que no se compensa con un programa de becas fuerte, que apueste por la igualdad de oportunidades y la movilidad social, sino que, por el contrario, durante los últimos años se ha subido el precio de las matrículas, se ha bajado la aportación de las becas y se han endurecido las condiciones”.

Para ello ha presentado una serie de medidas económicas para fomentar y proteger el sistema de becas en Andalucía, entre las que destaca el complemento de las becas Erasmus, que permite a los jóvenes andaluces disfrutar de una ayuda adicional que se sitúa entre el 50 y el 75% de la beca base. Andalucía mantiene así una inversión de más de 100 millones en la internacionalización de sus estudiantes, que les lleva a la posibilidad de disfrutar de estancias de hasta nueve meses en los países de destino.

El B1 es otra de las grandes apuestas del Gobierno andaluz, que permite a los estudiantes universitarios la posibilidad de obtener de forma gratuita el título requerido para convalidar los estudios superiores. Este año, desde la Junta, se han destinado tres millones de euros para asegurar el reconocimiento del nivel de idiomas de los estudiantes andaluces, quienes son los únicos en todo el territorio español que disponen de estas ayudas.

A estas líneas principales de apoyo, ha apuntado Ramírez de Arellano, se suman otros programas destinados a personas con discapacidad, apoyo a la familia… que las Universidades complementan a nivel económico y convocan en función de las necesidades particulares de cada comunidad universitaria; así como otras cuestiones como exenciones de pago para familias numerosas, víctimas de violencia de género, mejores expedientes académicos o aquellas becas aprobadas en convocatoria extraordinaria.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *