1,5 créditos de libre elección por ser delegado de clase en la Universidad de Córdoba


Un crédito o 1,5 créditos ECTS (créditos europeos) al año para incentivar la entrada e implicación de los universitarios en cuestiones de representación estudiantil. Ésta es parte de la propuesta de reconocimiento estudiantil por la implicación en actividades de vida académica que está preparando el Consejo de Estudiantes (CEU) de la Universidad de Córdoba (UCO), con vistas a presentarla al equipo de Gobierno de la UCO y, más concretamente, al Vicerrectorado de Estudiantes, que a lo largo de este curso ha venido mostrado su predisposición a reconocer de alguna manera a los alumnos que dedican parte de su tiempo a estas tareas.

No en vano, el programa de Gobierno con el que el actual rector, Gómez Villamandos, se presentó a las elecciones rectorales de hace casi un año indicaba el compromiso de “diseñar y aplicar un sistema de reconocimiento efectivo para todas las figuras de la representación estudiantil“.

En esta línea, el último Pleno del CEU celebrado hace unos días debatió la citada propuesta, que con el objetivo de incentivar que los universitarios den el primer paso hacia la representación estudiantil, plantea que se puedan reconocer 1 ó 1,5 créditos ECTS anuales a las figuras de representación de ‘base’, es decir, a delegados de clase, a estudiantes en consejos de Departamento, en juntas de Facultad o en Claustro, entre otros; o a aquellos alumnos que empiecen a colaborar en la organización de cualquier actividad relacionada con la vida académica.

Al respecto, el presidente del CEU, Julio Camacho, ha explicado a Aula Magna que estos créditos serían concedidos tras un sistema de evaluación previo, en el que estos representantes deberán presentar informes sobre la actividad realizada y los miembros del Consejo de Estudiantes de cada Facultad comprobarían cuatrimestralmente si estos delegados están realizando correctamente su labor y mantienen a todos los alumnos informados de las cuestiones que le competen.

Por otro lado, y para los que ya están inmersos y/o tienen experiencia en representación, como cargos en los distintos consejos de estudiantes o en el propio CEU, la propuesta plantea que estos universitarios tengan algún tipo de bonificaciones en especie por los posibles gastos que ocasiona el desarrollo de esta actividad, como por ejemplo tickets de comida en las propias cafeterías de la UCO, ya que estos representantes suelen desplazarse de unos centros a otros para mantener reuniones, charlas, etc.

Certificado de competencias transversales

Y para todos, sea cual sea su nivel de representación o experiencia, el CEU también propone que la UCO reconozca oficialmente, mediante un certificado y tras una evaluación previa, las distintas competencias transversales que se hayan podido obtener en el desarrollo de estas tareas, tales como capacidad para organizar eventos, realización de informes de tesorería, conocimiento de elaboración de actas, etc.

Precisamente, definir concretamente estas competencias y las figuras a las que, en teoría, les puede corresponder (delegado, secretario, tesorero, presidente, vocal, colaborador, etc.); es lo que el CEU debe perfilar ahora para cerrar esta propuesta, con el objetivo de que pueda ser presentada en la próxima Comisión de Asuntos Estudiantiles (CAE), para su posterior aprobación por parte del Consejo de Gobierno de la UCO.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *