25 años de una facultad moderna y asentada, la Facultad de Ciencias de la Educación de la UGR


Hace 25 años tan solo era una ilusión, un proyecto de fusión, pero hoy, 25 años después los muros de la institución resuenan con los ecos de los miles de estudiantes que alberga anualmente y con fuerza, mucha fuerza, esa fuerza que han transmitido hoy en la  conmemoración del 25º aniversario de la inauguración de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada. El acto que ha tenido lugar en el Aula Magna de la misma facultad, ha contado con la presencia de Inmaculada Montero García, secretaria de la Facultad de Ciencias de la Educación; Javier Villoria Prieto, actual decano de la Facultad de Ciencias de la Educación, y José Antonio Naranjo Rodríguez, vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad de la Universidad de Granada. El Coro de la Facultad de Ciencias de la Educación ha sido el encargado de poner voz a la interpretación del himno universitario.

La facultad cumplirá 25 años a lo largo de este curso 2016/2017, pero se ha decidido realizar tal reconocimiento en una fecha muy señalada y querida para la comunidad educativa del centro, el día de su patrón, San José de Calasanz, motivo por el que se han programado diversos actos durante toda la jornada matinal, desde entrega de premios a miembros de la comunidad universitaria, hasta un concierto en conmemoración del IV centenario de la muerte de William Shakespeare, pasando por la interpretación del Gaudeamus Igitur a cargo del Coro de Ciencias de la Educación.

El acto ha comenzado con la lectura de la Memoria del Curso Académico 2015/2016, con la que Montero García ha querido señalar algunos datos que avalan el éxito y buen funcionamiento de la institución, que cuenta actualmente con 5.093 matriculados y 260 profesores, una comunidad educativa ”grande” que garantiza la consecución de los objetivos que se plantea el centro. La secretaria también ha querido mencionar el número de egresados del último año que se eleva a un total de 423, el número de estudiantes internacionales que han optado por la institución para satisfacer parte de sus estudios, que aumenta a 153, y finalmente los 10 proyectos de excelencia y los 19 proyectos de I+D+I en los que ha participado el centro. Datos que manifiestan que la facultad está preocupada por “la movilidad, la investigación y la profesionalización de su estudiantado”, algo por lo que quizá se situó en 2015 en la quinta posición de toda España en la clasificación internacional de universidades Quacquarelli Symonds, que elabora anualmente Gran Bretaña. Javier Villoria, decano de la Facultad de Ciencias de la Educación toma la palabra durante el acto, junto a él, José Antonio Naranjo Rodríguez, vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad de la UGR, e Inmaculada Montero García, secretaria de la Facultad de Ciencias de la Educación.

Por su parte, el actual decano de la facultad, ha querido hacer referencia al origen de la facultad, que en un primer momento era la Escuela de Ciencias de Formación del Profesorado hasta que se convirtió oficialmente en facultad cuando en 1992 un decreto de la Junta de Andalucía ubicó en la escuela los estudios de pedagogía, que hasta ese momento habían pertenecido a Filosofía y Letras. Desde aquel entonces, Villoria ha señalado que “Vamos creciendo en edad y en madurez académica, investigadora y transferencia. Las transformaciones han sido constantes y continuas, en sintonía con la transformación social que ha tenido este país. Además, a nivel de infraestructura la facultad ha cambiado completamente. Tenemos un nuevo edificio que es la biblioteca, una de las mejores de las que tiene la Universidad de Granada actualmente”, expresaba. Todo ello mediante la “innovación, el trabajo y la seriedad en la defensa de los derechos de nuestra comunidad universitaria”, añadía.

Una buena labor educativa, que ha querido felicitar en nombre del equipo de Gobierno de la UGR, el vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad, hablando de la facultad como “un ejemplo para el resto” al ser “una facultad moderna y asentada con vocación de servicio a la sociedad”, cuya fusión producida en 1992 ha resultado “un beneficio mutuo para todos”. No obstante, el vicerrector se ha mostrado consciente de los retos que la facultad y en general la universidad debe cumplir durante los próximos años, “titulaciones 4+1, nuevos títulos, gestión de presupuestos que les permitan avanzar, el equilibrio de los máster universitarios, etc.”, enumeraba. Fernando Justicia, profesor de Psicología Evolutiva y de la Educación en la UGR durante su ponencia.

La jornada ha contado además con una brillante lección inaugural titulada ‘Prevención del comportamiento antisocial’, que ha estado a cargo de Fernando Justicia,  profesor de Psicología Evolutiva y de la Educación de la facultad, y que tenía como fin “concienciar a los profesionales que desde la infancia ya se puede predecir si un niño puede ser en un futuro un delincuente si conocemos los factores de riesgo, por lo que hay que comenzar a trabajar desde esa etapa. Le corresponde a la familia y a los educadores dar soluciones al problema. Un 85 % de casos con los que se trabaja acaban en éxito, pero un 15% acaba en delincuencia y comportamientos antisociales, lo que supone un coste altísimo para la sociedad”, explicaba.  Además, el docente que trabaja en este tema desde su grupo de investigación ha querido contar la experiencia del equipo y presentar el programa ‘Aprende a convivir’, que fomenta el desarrollo de la competencia social en los niños de 3, 4 y 5 años para que puedan resolver sus problemas de forma positiva y no de forma violenta.

Durante la mañana, también se han otorgado los Premios Extraordinarios de Fin de Carrera del curso 2015/2016 a varios alumnos de las distintas titulaciones del centro, se ha realizado reconocimiento a los nuevos doctores y doctoras del curso, y finalmente se ha realizado una mención honorífica a varios miembros de la facultad que se jubilaron durante el pasado curso. Además, antiguos miembros de equipos directivos de la facultad han intervenido para recordar los 25 años de vida del centro, “Fueron años difíciles porque no teníamos ningún modelo de referencia, pero la ilusión que ponían los compañeros allanó el terreno para convertirnos en una facultad. Fuimos un modelo a seguir para muchas de las universidades que surgieron en España después”, expresaba Víctor Luís López, primer decano de la facultad, cargo que ocupó desde 1993 hasta 1996. Durante la jornada se han entregado premios a los alumnos más destacados del curso anterior y también se ha realizado un reconocimiento a miembros jubilados.

 

Esta conmemoración y celebración de los 25 años de la facultad continuará a lo largo del año con “actividades programadas para toda la sociedad granadina para que sea partícipe de lo que ha sido y es la educación, y por tanto de lo que implica en la transformación de la sociedad”, concluía el actual decano de esta facultad, que además es famosa por organizar una gran cantidad de actividades como mesas redondas, conferencias, congresos, o talleres con el objetivo de llevar la educación a cada uno de nosotros.

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *