25 años de Internacionalización en la UJA

25 años de Internacionalización en la UJA


El pasado día 17 de septiembre, dentro de los eventos de conmemoración del 25 aniversario en la Universidad de Jaén celebramos también que la UJA ha ido creciendo en su faceta de Internacionalización. Bajo los auspicios de la Universidad de Granada primero, y de manera independiente después, varias generaciones de mujeres y hombres de nuestra universidad nos reunimos para recordar los comienzos y la evolución de nuestra institución en la faceta de internacionalización.

Como en casi todos los casos en los que comienza una nueva andadura, los inicios fueron difíciles, estuvieron llenos de obstáculos y muy escasos de recursos. Es por eso por lo que un homenaje a todas estas generaciones es más pertinente ahora que nunca. Todos los responsables de la Internacionalización en la UJA en estos 25 años hemos convenido en una opinión;

en la dificultad de conseguir nuestros objetivos pero también en la grandeza del reto

Grandeza en toda la amplitud de la expresión; porque se trata de un reto muy ambicioso -de sobra sabemos que internacionalizar dentro de una ciudad y provincia relativamente desconocidas a nivel nacional e internacional es una tarea exigente- pero también porque se trata de un empeño ilusionante y realmente apasionante, en el que un grupo de personas vinculadas a esta institución hemos invertido gran parte de nuestra experiencia vital.

El fruto de este trabajo continuado durante estos 25 años ha permitido tener unos campus con una fuerte presencia internacional. No sólo porque compartimos nuestra docencia y nuestra investigación con estudiantes y profesorado de 84 países, sino también porque, virtud de toda la comunidad UJA, hemos conseguido integrar el matiz internacional en prácticamente todas las áreas de la actividad universitaria; desde la docencia reglada de grado o postgrado hasta la internacionalización en casa, aspecto este que incluye la internacionalización progresiva de nuestra plantilla y grupos de investigación y también de nuestras actividades deportivas y culturales.

Queda mucho por hacer aún y los desafíos son múltiples, pero nuestra universidad está preparada para enfrentarse, con garantía de éxito y sin solución de continuidad, al empeño inspirador de la Internacionalización universitaria.

Por Sebastián Bruque
Vicerrector de Internacionalización de la UJA


Compartir