Smith Ágreda, primer rector electo de la UMA, rememora los primeros años de la universidad


El salón de actos del rectorado acogió ayer la celebración del Día del Profesor Jubilado de la Universidad de Málaga, un acto organizado por la Asociación de Profesores Jubilados de la UMA (ASPROJUMA). Lo hizo de la mano de cinco de sus miembros: José María Smith Agreda, primer rector electo; Adelaida de la Calle, actual rectora; Fernando Marín, primer decano de la Facultad de Ciencias; Guillermina Martín, alumna de la segunda promoción de Económicas, y Consuelo Gámez, antigua profesora y actual presidenta de ASPROJUMA.

Todos contaron, con bastante emoción, determinados recuerdos de su paso por la universidad y de la amistad que les unía precisamente por formar parte de esa comunidad. De este modo siguieron el título de las jornadas, ‘Vivencias de los comienzos de la UMA’.

Adelaida de la Calle fue la que presidió el acto y, por tanto, la que hizo su apertura, su cierre y la presentación del resto de conferenciantes. Dio la palabra en primer lugar a Fernando Marín, que fue breve en su discurso: “Mi gloria es tener los discípulos que tengo, que son hijos para mí”. Se refirió con esto al resto de compañeros que ese día estaban en la sala, haciendo mención a la propia Adelaida de la Calle, con quien tiene una estrecha relación desde hace muchos años: “Yo siempre cuento, como anécdota, que cuando se supo que Franco había muerto, Adelaida estaba en mi casa”.

Por su parte, Guillermina Martín fue alumna de la segunda promoción de la Facultad de Económicas y comentó que, en esa época, el centro se trasladó al campus de El Ejido. Recordó muchos momentos de su vida como universitaria y, sobre todo, destacó datos clave: “En aquella época, el 30% de estudiantes era de Málaga, el 40% del resto de Andalucía y, el porcentaje restante, venía de otras partes España. De todos, solo un 11% éramos mujeres”.

Adelaida de la Calle: “La Universidad de Málaga tiene mucho camino que recorrer, pero lo hará con éxito porque tiene grandes maestros”

Trajo al recuerdo de los presentes imágenes muy vívidas, como la del edificio de económicas agrietándose y el “mal rato” que se llevó el decano. En cuanto a la actualidad, reconoció que hay cosas parecidas, como los incesantes cambios en el sistema de estudios: “¡Otra vez vamos a ver un cambio con el 3+2! Gracias a Dios que me he librado esta vez”. En su discurso habló de otra de las presentes, Consuelo Gámez, de la que dijo que “había revolucionado la clase”, pues fue la primera profesora en económicas. Smith Agreda reviviendo momentos bajo la mirada de Adelaida de la Calle

Gámez, por su parte, se centró en la asociación ASPROJUMA y destacó la importancia de las personas que, habiendo estudiado y trabajado en la universidad, formaban un pilar fundamental dentro de la sociedad.

Smith Agreda es, precisamente, uno de estos pilares que puso su granito de arena en la UMA. Siendo el primer rector electo, se emocionó hablando de los momentos vividos y de lo que significaron. En tono cómico, destacó los convulsos años 70, reconociendo que se había enfrentado a encierros y huelgas.

Para terminar con el encuentro, Adelaida de la Calle admitió haber disfrutado especialmente con aquel acto, ya que había podido escuchar a su mentor y a sus compañeras y amigas. Insistió también en la importancia de que los miembros de la comunidad universitaria que se habían jubilado no se alejaran de la UMA, ya que sería una gran pérdida. “La Universidad de Málaga tiene mucho camino que recorrer, pero lo hará con éxito porque tiene grandes maestros”, dijo la rectora. “Gracias por vuestro trabajo y por habernos enseñado a caminar por una buena senda”.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *