Apoyo a 16 proyectos empresariales universitarios con ‘De idea a producto’

Apoyo a 16 proyectos empresariales universitarios con ‘De idea a producto’



A través de la iniciativa ‘De idea a producto’, un total de 16 proyectos empresariales universitarios han recibido el apoyo de la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y Telefónica. Casi una veintena de proyectos de base tecnológica e innovadora que se han visto así beneficiados por esta propuesta conjunta destinada a promover la cultura emprendedora en el ámbito universitario.

Una primera convocatoria de este programa, a la que se presentaron más de 200 solicitudes provenientes de las diez universidades públicas andaluzas, que finalizará con el desarrollo de una ‘Demo Day’, un evento de presentación en el que se darán a conocer con detalle las ideas emprendedoras.

Apoyo al emprendimiento

‘De idea a producto’ es una de las medidas recogidas en el Plan General de Emprendimiento de Andalucía que viene desarrollando la Junta de Andalucía y su objetivo es identificar ideas de negocio de estudiantes de la comunidad universitaria en la región y apoyar su lanzamiento en el mercado como productos y servicios. Durante su ejecución, las universidades públicas han jugado un papel clave como espacios de detección y generación de oportunidades, actuando como lanzaderas de esas 16 iniciativas emprendedoras seleccionadas, proyectos empresariales universitarios de los que once ya han recibido financiación de este programa.

Así este programa, que se ha llevado a cabo en doce meses, arrancó con un período formativo impartido por expertos en tecnologías habilitadoras como Blockchain, Inteligencia Artificial o Big Data. Iniciativa con la que el alumnado también ha recibido sesiones especializadas en el ámbito empresarial sobre temas jurídicos, legales y financiero y cómo se desarrollan ideas de negocio a través de estudios de mercado y segmentación, comunicación o marketing.

Por su parte, los promotores de los proyectos empresariales universitarios finalistas, que fueron seleccionados por la viabilidad de sus propuestas, han recibido una mentorización personalizada y financiación de hasta 5.000 euros para la creación del producto mínimo viable. Cada proyecto ha contado con 20 horas de mentorización en las que han podido profundizar en el sector tecnológico de la solución propuesta; analizar el mercado al que se dirige, y encontrar el valor diferencial con respecto a otras soluciones ya lanzadas por la competencia. Con los mentores que han participado, los finalistas han trabajado en la presentación de su proyecto en un ‘elevator pitch’.

Emprender a través de 16 proyectos empresariales universitarios

Por parte de la Universidad de Almería han participado en el programa dos ideas empresariales. En primer lugar, Erotic Mind app, que plantea la creación de una aplicación móvil para la exploración y conocimiento erótico en su versión general y como herramienta estratégica para profesionales de la salud sexual como apoyo terapéutico en una versión de pago. En segundo lugar, Mabluue, que es una web con apartado de tienda online y blog que persigue concienciar a los amantes de la moda a comprar de forma sostenible.

Desde la Universidad de Cádiz, se incluyen dos proyectos: Foruni, un espacio web para estudiantes en el que compartir procesos de aprendizaje de manera cooperativa; y Torofood, plataforma sostenible específicamente dirigida a repartidores para facilitar la toma de decisiones y mayor flexibilidad en el trabajo.

Asimismo, ‘Olívate’, de la Universidad de Córdoba, propone una infusión ecológica que tiene como base hojas de olivo.

ECOntador, de la Universidad de Huelva, es una solución para la optimización del consumo eléctrico a través de un dispositivo con pantalla que muestra previsión del gasto, cuantifica la generación propia de corriente y ofrece un balance entre consumo y previsión. De igual modo, Hecho en café España propone una valorización de los posos de café a través de un proceso químico que permite construir material que tiene distintas salidas comerciales (hacer figuras artesanales, pellet de café, tableros Tablex THC para usos industriales).

INTILUZ, idea de la Universidad de Jaén, desarrolla mediante parámetros meteorológicos y de geolocalización el dimensionado de instalaciones fotovoltaicas de auto consumo en zonas urbanas, rurales o agrarias. También de esta institución académica, Demolivoltaicos propone integrar la tecnología fotovoltaica para la generación energética en el ámbito de la agricultura.

Glymu, de la Universidad de Granada, propone una red social que conecta con el exterior desbloqueando las barreras que impiden el acceso y pleno desarrollo de las personas en los deportes de aventura. Por su parte, Pescadissimo, también de la misma institución académica, es una app que cumple las funciones de SaaS. Tiene como objetivo ser proveedores de tecnología en la comercialización del pescado y marisco desde la producción hasta su consumo, para así poder coordinar logística (propia o externa).

Navigator, de la Universidad de Málaga, es un software basado en Inteligencia Artificial para la navegación autónoma de robots, con un diseño genérico y escalable para su aplicación en diferentes propósitos: vehículos de reparto, transporte de personas, robots en entornos industriales o drones. Desde Málaga también ha sido apoyada Cybercrin, un software de automatización de auditoría para pymes en normativa de ciberseguridad y protección de datos y diagnóstico de sistemas de tecnologías de la información.

Smart Chair, de la Universidad de Sevilla, propone una silla de ruedas eléctrica comercial con seguimiento inteligente con un sistema basado en Inteligencia Artificial y de mecanismos de navegación semi-autónomos suficientes para garantizar navegación segura y dirigida, sin contacto, por el acompañante. La propuesta puede igualmente acoplarse a una silla de ruedas manual mediante adaptación.

BiodAlverse, también de la Universidad de Sevilla, ha desarrollado un sistema inteligente de bajo coste y consumo para la monitorización y gestión de biodiversidad. Proponen una cámara-trampa inteligente capaz de registrar audio, así como de discernir automáticamente la presencia o no de un animal en el campo de visión.

Rapivac, de la Universidad Pablo de Olavide, propone un dispositivo que permite usar tecnología de ARN mensajero, utilizada en algunas de las vacunas del COVID-19, para ofrecer una solución al desabastecimiento de terapias basadas en esta tecnología y, a la falta de personalización de dichos tratamientos.


Compartir