ARAI, el nuevo sistema de conexión remota con las aulas de informática de la UAL

ARAI, el nuevo sistema de conexión remota con las aulas de informática de la UAL


Muy pronto la comunidad universitaria podrá conectarse de manera remota a las aulas de informática de la UAL, lo que facilitará la docencia online. Todo ello es fruto del Vicerrectorado de Transformación Digital de la Universidad de Almería, desde donde siguen adelante con su aportación a todos sus usuarios para mantener, en la medida de lo posible, la máxima ‘normalidad’ mientras dure la pandemia por la Covid-19. En este sentido, durante los últimos meses la comunidad UAL ha podido acceder a una amplia gama de herramientas, variadas para cada sector universitario (PAS, PDI y Estudiantes), gracias al Servicio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, integrado en dicho Vicerrectorado. Aplicaciones a las que, una vez preparado el arranque del nuevo curso 2020/2021, se ha sumado ARAI, el sistema de Acceso Remoto a Aulas de Informática, que estará disponible para profesores y para estudiantes.

Concretamente, este novedoso servicio “les permitirá conectar con los equipos de las aulas de informática de la UAL desde cualquier lugar con acceso a Internet, por ejemplo, desde casa”, señalan desde la institución almeriense. Una herramienta que viene de la mano de las necesidades que surgen del nuevo modo de abordar el funcionamiento de la Universidad, toda vez que continúan activas todas las medidas de seguridad pertinentes y que el equipo de Gobierno de la UAL se mantiene alerta para salvaguardar la salud de todos los miembros de la comunidad universitaria.

Conexión directa con las aulas de informática de la UAL

Con esta nueva herramienta puesta en marcha por la Universidad de Almería, el acceso remoto a las aulas de informática de la UAL se realizará a través de Campus Virtual o directamente desde el portal web de ARAI; donde están las normas de uso disponibles online en las que se especifica que se dispone de dos grupos de recursos (PCs).

El primero es ARAI24H, que supone acceso 24 horas a 96 equipos de las aulas de informática de la UAL, todos los días de la semana en horario ininterrumpido, con la excepción de la franja de 7:00h a 8:00h por mantenimiento. El segundo es el formado por 16 aulas de informática, a las que se va a poder acceder de lunes a sábado en horario no docente, desde las 22:00h a 7:00h, y los domingos todo el día, excepto también de 7:00h a 8:00h por mantenimiento.

De este modo, dirigido por José Antonio Martínez, el Vicerrectorado de Transformación Digital ha dado así otra respuesta más a la situación actual ya que “este servicio viene a dar apoyo a la enseñanza no presencial a través de las nuevas tecnologías y garantiza el acceso a todo el software licenciado de la UAL, de un modo muy sencillo, sin necesidad de instalaciones previas, e incluso desde dispositivos poco potentes”. Y es que, señala, la primera norma es básica y hace hincapié en que “tú, como estudiante, durante el tiempo de conexión, te comprometes a hacer un uso responsable del servicio”. A partir de esa máxima, ARAI despliega toda su potencialidad bajo unas directrices a las que hay que atender con respeto a los demás usuarios.

Asimismo, desde la UAL se facilita todo lo necesario para su cumplimiento y, tal y como especifica textualmente la web, “es necesario utilizar los servicios de almacenamiento en la nube para recuperar y guardar archivos”, a la par que aclara que “la UAL pone a disposición de sus estudiantes un espacio de almacenamiento ilimitado en Google Drive a través del Servicio UALCloud. Por tanto, una vez comenzada la sesión en las aulas de informática de la UAL de forma remota, se entrará en un entorno de escritorio virtual flotante con varios parámetros de funcionamiento: tiempo máximo de apropiación (durante 3 horas de forma continuada), si bien se enviará alerta al usuario 5 minutos antes de que se agote el tiempo para que guarde sus documentos; tiempo máximo de inactividad, fijado en media hora, con aviso previo igualmente.

Así pues, quién utilice el servicio ARAI debe saber que ningún documento guardado en el entorno del escritorio virtual permanece cuando finaliza la sesión, así como la posibilidad de que mientras está trabajando con su sesión salga un mensaje que le indique que otro usuario quiere acceder al escritorio remoto que está utilizando; en cuyo caso, para seguir conectado debe cancelar la petición de dicho usuario. En cuanto a recuperar y guardar los documentos, al tratarse de una conexión web mediante HTML5, insisten en lo dicho anteriormente sobre que “es necesario utilizar los servicios de almacenamiento en la nube para recuperarlos y guardarlos”.


Compartir