Arellano hace balance positivo del modelo de financiación universitaria ante el Parlamento


La financiación universitaria en Andalucía ha vuelto a estar presente en el Parlamento con la intervención del consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, quien presentó los datos de 2007 a 2015 destinados a sufragar los gastos de la Educación Superior. En la presentación destacó la cifra de 13.150 euros para financiar las universidades, lo que muestra un balance positivo sobre el modelo presupuestario de la Junta.

El balance del modelo de financiación universitaria presentado por Ramírez de Arellano ha sido tildado como positivo, cumpliendo el objetivo de la Junta de incrementar el presupuesto destinado en el periodo hasta 2011, alcanzando el propósito del 1,05% del PIB. Los datos presentados señalan como esta meta se consiguió con éxito entre los años 2008 y 2014, llegando a superar las expectativas hasta el un 9% en el año 2009. Por otro lado, los años 2007, 2015 y 2016 han sido periodos menos productivos en el balance financiero, aunque la Junta señala que el saldo sí se presenta positivo.

El modelo de financiación que se ha tratado en el Parlamento corresponde al desarrollado para los años 2007 y 2011, que se lleva prorrogando hasta la actualidad, incidencia que lleva a las universidades a exigir la creación de un nuevo modelo, que la junta se comprometió a tener listo para el próximo año. Este modelo proponía que el montante global de la financiación alcanzara el 1,5% del PIB regional al final del período, correspondiendo a la Junta de Andalucía el 70% de esta cantidad y el 30% a las universidades. Ante estas cifras, la Junta ha señalado que las instituciones académicas no han podido cumplir sus objetivos por no haber podido obtener los recursos públicos y privados iguales al 0,45% del PIB con los que contaban, provenientes entre otros de los precios públicos y otras fuentes de financiación como patentes, contratos con empresas, convocatorias competitivas, etc. Finalmente, las universidades solo han conseguido un nivel de cumplimiento del 73,4%, casi 1.500 millones de euros menos de lo previsto en el modelo.

Sobre la necesidad de aportar más recursos a las universidades, Arellano ha subrayado que

“en Andalucía, tanto el Gobierno como las universidades renunciamos a aportar más fondos al sistema a costa de las familias, como ha ocurrido en otras comunidades, aquí los precios de matrícula continúan al mínimo”

Como balance global, las universidades públicas andaluzas han recibido hasta 2015 ingresos que rozan los 15.795,3 millones. En el reparto, en torno al 74% de los fondos proceden de la Junta de Andalucía y el 26% de financiación captada desde otras fuentes. Esto hace que el consejero de Economía y Conocimiento haya podido manifestar que “el Gobierno andaluz ha sostenido el sistema universitario por encima de los valores acordados en el modelo de financiación”. Finalmente, Arellano ha mantenido que:

“Nuestro interés está ahora en fijar las formas para que las universidades puedan hacer uso de ellos, pues la Ley de Estabilidad Presupuestaria impide a las administraciones públicas afectadas gastar más de lo que se ingresa”.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *