Arellano reitera su compromiso con las universidades a través de transferencias directas del presupuesto


El consejero de economía y conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano compareció en la mañana de ayer miércoles 16 de noviembre ante la Comisión de Economía y Conocimiento en el Parlamento andaluz para responder varias cuestiones relativas a la financiación de las Universidades Públicas de Andalucía, a la Mesa de Negociación de las universidades en Andalucía y diversas cuestiones concretas sobre acciones de la Consejería.

En su comparecencia, Ramírez de Arellano destacó la apuesta de la Consejería por las transferencias directas a las universidades andaluzas, con la intención de agilizar  y dar autonomía a las instituciones académicas. En este sentido, el consejero señaló como desde la Junta se han aumentado hasta un 9% este tipo de transferencias dirigidas a investigación y a la financiación operativa de las universidades. El paquete económico, de 1.757 millones de euros, presentado por Arellano se divide en tres grandes bloques, el primero está destinado a los gastos de personal y funcionamiento de las universidades, que se lleva el grosso monetario con 1.167,4 millones de euros, lo que supone un aumento del 1.57%. El segundo bloque corresponde a la financiación de inversiones para atender el desarrollo y dotación de infraestructuras, que cuenta con un presupuesto de 46,8 millones de euros. Finalmente, el tercer bloque lo componen los planes específicos de financiación de la investigación, que suponen la movilización de hasta 71,5 millones de euros, de los cuales 61,5 van destinados a contratos para jóvenes investigadores y 10 millones a los grupos de investigación. Estos datos ya habían sido presentados con anterioridad por el consejero, con la preocupada respuesta de los rectores de las universidades públicas andaluzas, quienes solicitaron en un comunicado que “los próximos presupuestos se desarrollen en el marco de un nuevo modelo de financiación que garantice la corrección de los desequilibrios generados por el anterior”.

Siguiendo el interés de la Consejería de Economía y Conocimiento en materia de investigación, Ramírez de Arellano ha manifestado que “lo realmente novedoso es que el próximo año esos 70 millones  de euros llegarán con toda certeza a las universidades“. En la línea de las preocupaciones de los rectores, Arellano ha subrayado que:

“el gobierno andaluz debe garantizar a las universidades un entorno de certidumbre para que puedan planificar sus actividades académicas y científicas, lo cual se traduce en más autonomía, flexibilidad y menor burocracia, claves por las que se apuestan en el nuevo modelo de financiación”

Sobre la Mesa de Negociación de las Universidades Públicas Andaluzas, el consejero ha señalado que se “se abordará la recuperación de los derechos y condiciones laborales de los trabajadores de las universidades, tanto en relación al PDI como al PAS”., exponiendo que estos aspectos se añadieran al nuevo modelo de financiación que debe debatirse con rectores y representantes sindicales. Con todo ello, Arellano busca devolver la certidumbre a los universitarios, la cual “solos e genera con el diálogo y un proyecto serio”.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *