Arranca una huelga indefinida en la UGR por parte de los trabajadores del CAU

Arranca una huelga indefinida en la UGR por parte de los trabajadores del CAU


Esta misma mañana ha comenzado una huelga indefinida en la UGR por parte de los trabajadores del Centro de Atención al Usuario (CAU); personal que diariamente se encarga de la atención telefónica y resolución de averías e incidencias del servicio informático de la Universidad de Granada. Acción a modo de protesta y medio de presión que arranca hoy, y de la que se desconoce aún su fin, que colapsará todo este servicio específico de la institución granadina de manera indefinida hasta que, previsiblemente, el equipo de gobierno y los trabajadores lleguen a un acuerdo.

En este sentido, la huelga indefinida en la UGR se debe a “las infructuosas gestiones realizadas por la sección sindical del Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras (SAT) en Bios Technology Solutions SL ante la gerencia y el rectorado de la Universidad, las cuales no han respondido a las justas demandas de los trabajadores y que consisten en el mantenimiento de sus puestos de trabajo; que algunos desempeñan con hasta 11 años de antigüedad”, apuntan en un comunicado. Y es que desde la UGR, comentan las mismas fuentes, se ha procedido a licitar una nueva contratación del servicio del CAU (conocido entre la comunidad universitaria por el número del popular teléfono 36000) que “ha entregado el servicio de manera muy irregular a la empresa GPIC, propiedad de Ignacio Soto, e ignorando a los trabajadores que lo desempeñan y que van a ser despedidos”.

Mantienen que habrá huelga indefinida en la UGR

Para el SAT, la responsabilidad del director del Centro de Servicios de Informática y Redes de Comunicaciones de la Universidad de Granada (CIRC), Francisco Cano, es evidente. En todas las irregularidades, subrayan, como la cesión “absolutamente favorable” para el empresario Ignacio Soto y la consecuencia del despido de todos los trabajadores del CAU. Gestión que consideran una “arbitraria decisión de este individuo” que “debe ser rectificada por las autoridades superiores de la institución universitaria”.

Por todo ello, coincidiendo con la primera jornada de Huelga Indefinida en la UGR convocada por el personal del CAU, los trabajadores se han concentrado hoy ante las puertas del Hospital Real para hacer partícipes a la comunidad universitaria, a los medios de comunicación y a la opinión pública en general, de todo este proceso. Un proceso que “puede terminar con un despido colectivo de los empleados de un servicio que ha demostrado su excelencia durante años”, apuntan.


Compartir