25.4 C
Málaga
19 julio, 2024
AndalucíaNacional

¿Qué ha ocurrido tras el aumento de precio de las tasas universitarias?

aumento tasas universitarias

En 2012, el gobierno de Rajoy aprobó un decreto-ley por el que se racionalizaba el gasto público en la educación. En las universidades se tradujo en un aumento del precio de las tasas universitarias y los créditos. Cada Universidad decidió cómo gestionar la subida de tasas y muchas optaron por incrementar el precio de las segundas y terceras matrículas, que además quedaban fuera de los créditos cubiertos por las becas del Ministerio de Educación.

Ahora la FEDEA, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada ha realizado un informe en el que se concluye que el incremento de las tasas universitarias ha conseguido que los universitarios se apliquen más a la hora de estudiar para poder aprobar las asignaturas a la primera. No es lo único que puede interpretarse de la investigación llevada a cabo, aunque sí es en la que más se ha hecho hincapié.

El principal objetivo de la investigación era conocer si el aumento escalonado en el precio de las matrículas había repercutido en el número de veces que el estudiante se matricula para superar una asignatura, la probabilidad de aprobar los créditos a la primera y las calificaciones obtenidas por parte de los estudiantes.

Cuanto más caro, menos convocatorias necesarias

El estudio no puede considerarse representativo de la población universitaria estatal ya que los datos con los que se ha trabajado son de estudiantes de Economía. ADE y Medicina de la Universidad de Valencia, la cuarta universidad española en número de estudiantes. Antes de la subida de tasas, un estudiante de Economía, matriculado de un curso completo y sin repetir asignaturas pagaba una matrícula de aproximadamente 780 euros, tras la subida la misma matrícula pasó a costar 1.045 euros. Teniendo en cuenta que los casos estudiados son alumnos que no reciben ningún tipo de beca o ayuda al estudio por su rendimiento académico, la hipótesis de que intentarán aprobar las asignaturas a la primera parece obvia. En el caso de los estudiantes de medicina pasaron de pagar una matrícula de 1.108 euros a 1.478 por una matrícula de 60 créditos. :

A pesar del esfuerzo económico extra que supuso pasar del curso académico 2011/2012 al 2012/2013, el estudio no contempla la posibilidad de que los jóvenes analizados abandonasen sus estudios. “Se asume que un estudiante que entra en la universidad acabará obteniendo su titulación (ya sea aprobando en primera matrícula o posteriores). No se han considerado el abandono de los estudios universitarios”, se refleja en el estudio.

En el caso de los estudiantes de Economía y ADE de la UV la posibilidad de superar una asignatura en la primera convocatoria ha aumentado en un 10% desde la subida de las tasas. Con los estudiantes de medicina, los porcentajes cambian. Sólo en el curso 2012/2013 fue significativo el “aumento del esfuerzo de los estudiantes” —como se define en el estudio— a la hora de aprobar las asignaturas a la primera y aun así el porcentaje es cercano al 5%.

Se estudia más y se trabaja menos

De los datos utilizados en el estudio resulta interesante destacar la situación económica de los estudiantes examinados antes y después de la subida de las tasas. Antes de 2012 el 23,8% de los estudiantes de ADE y económicas compaginaba los estudios con algún tipo de empleo pero tras la subida el porcentaje cae en tres puntos hasta los 20,8%. Con los alumnos de medicina ocurre lo mismo, aunque la bajada es solo de dos puntos. Sube el número de aprobados y mejoran las notas de los alumnos porque se convierten en estudiantes a tiempo completo.

El problema llega cuando a la suma del aumento de precio de las matrículas y la pérdida de trabajo de los alumnos para poder hacer frente a los costes se une el aumento del paro en las familias de los estudiantes, como se refleja en los datos recopilados por los investigadores y que explican en la investigación.

Teniendo en cuenta el entorno familiar del estudiante es comprensible que dedique más horas de estudio, no sólo para aprobar a la primera sino para intentar conseguir una matrícula de honor. Con la obtención de esta calificación en una asignatura de seis créditos un alumno de económicas podría ahorrar 80 euros el siguiente curso, mientras que en Medicina el ahorro sería de cerca de 100 euros.

Efectos en la composición de las aulas

Otro de los puntos en los que incide el estudio es si ha afectado la subida de las tasas a la composición de los alumnos que estudian estas carreras en Valencia. Esto se hace para explicar si la subida de las notas y la posibilidades de aprobar a la primera no tiene que ver con un mayor esfuerzo de los alumnos sino que son estudiantes “más cualificados”. Sin embargo, la hipótesis fue descartada ya que en estos años no ha habido diferencias significativas en la formación previa del alumnado y su nota de selectividad para entrar en la carrera.

La segunda de las formas de comprobar esta teoría es, ahora sí, atendiendo al número de alumnos que ha abandonado los estudios tras la subida de las tasas. Para FEDEA que el 5% y el 3% de los estudiantes de económicas y medicina respectivamente hayan tenido que abandonar sus estudios tras el aumento en los precios de las matrículas.


Compartir

Otras noticias de interés

¿Monarquía o República? la consulta llega a las universidades andaluzas

Aula Magna

Bicampeones de España universitarios

Alexis Ojeda

La UAL recibe a sus estudiantes de Medicina con una charla de Álvaro Pascual-Leone

Gonzalo Gálvez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies