Ayudas Predoctorales de la UAL y AECC para investigar sobre el cáncer

Ayudas Predoctorales de la UAL y AECC para investigar sobre el cáncer


Hasta ayer mismo, jueves 20 de octubre, estuvo abierto el plazo para solicitar una de las Ayudas Predoctorales que la Asociación Española Contra el Cáncer ha lanzado este año con la finalidad de promover la formación de investigadores a través de la realización de una Tesis Doctoral en cáncer. Ayudas que se pusieron en marcha en la sede provincial de la AECC en Almería el año pasado, resultando ganadora Alba Simón, quien comenzará en breve su investigación sobre los beneficios del ejercicio físico personalizado en pacientes con cáncer o que hayan superado la enfermedad.

Lo hará bajo la tutoría del profesor de la UAL, Alberto Soriano, quien dirigirá su proyecto; con una dotación de 88.000 euros y una duración de máximo 4 años. Y es que, como apuntan las bases de esta convocatoria, el desarrollo de estas ayudas predoctorales debe hacerse en un centro de investigación (centro receptor) y con el soporte de un grupo de investigación (grupo receptor) con acreditada trayectoria científica.

En este sentido, el rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez, ha destacado que “cada beca que se pueda incorporar al elenco de investigadores de una universidad, y particular de esta, es positiva. Además, la investigación en el área de la salud para mí es de la más importantes porque redundada en el bienestar de la ciudadanía, que es uno de los objetivos de la investigación, de la innovación y de la transferencia de conocimiento, y más aún si esa investigación está relacionada con uno de los de los grandes problemas que tenemos en la sociedad actual que es esa lucha contra el cáncer”. Una beca que, como ha añadido el rector, “la tenemos gracias a la nueva presidencia y Junta directiva de la Asociación”, a quienes ha agradecido una vez más esta convocatoria de ayudas predoctorales señalando también que, además, este año con la llegada de Medicina “se refuerza todavía más el área de la salud de nuestra universidad y lógicamente esta beca en investigación contra el cáncer es un privilegio para esta universidad”.

Ayudas predoctorales, un apoyo fundamental para la investigación

La investigación es el pilar de la misión de la AECC y estas ayudas predoctorals responden a su objetivo de dar respuesta a las necesidades de investigadores para que puedan realizar su labor en España y de los pacientes y familiares ante el cáncer. Así, la sede de la AECC de Almería tiene como objetivo visibilizar el compromiso por la investigación en la provincia.

Magdalena Cantero, presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer en Almería, ha dado las gracias “al rector de la UAL, por el apoyo en todas las iniciativas que le planteamos, en un binomio AECC-Universidad beneficioso para la sociedad almeriense”. Palabras con las que Cantero explica que “este año el Día Internacional Contra el Cáncer de Mama lo hemos centrado en la investigación, con una mesa redonda en la Facultad de Ciencias de la Salud y la presentación de la ganadora de la primera Ayuda Predoctoral”.

Asimismo, la presidenta de la AECC en Almería afirma que la gran esperanza de los pacientes es la investigación, que es la que ha permitido, por ejemplo, que hoy en día el cáncer de mama tenga casi un 90% de supervivencia a los 5 años. “Por eso hace 50 años se puso en marcha la Fundación de Investigación Contra el Cáncer, dentro de la estructura de la AECC. Queríamos que Almería estuviera dentro del mapa de la investigación y hoy presentamos a la ganadora de la primera beca, con una ayuda económica de 88.000 euros en cuatro años, y hasta el día 20 está abierto el plazo de la segunda ayuda predoctoral, dotada de 102.000 euros en cuatro años”.

El deporte contra el cáncer

Alberto Soriano ha explicado los retos que, a su juicio, tiene la investigación contra el cáncer. “Uno sería incrementar la probabilidad de supervivencia. Un segundo reto podría ser que los tratamientos mejorasen para ser menos devastadores, que fuesen menos problemáticos para el paciente porque actualmente es verdad que dejan grandes secuelas físicas y psicológicas en todos los pacientes. El tercer reto que tiene la investigación es mejorar la calidad de vida de aquellas personas que ya han sufrido un cáncer de mama y que se tienen que recuperar de la mejor forma posible”. En este punto ha explicado que muchas personas pierden una gran cantidad de masa muscular y, por lo tanto, “su calidad de vida disminuye hasta el punto de que en ocasiones llegan a ser dependientes y en ese contexto es en el que llega este proyecto de investigación”.

Una línea nueva y novedosa para luchar contra el cáncer de mama es el deporte. Así, Alba Esteban ha señalado que es un proyecto que está dedicado a mejorar la vida de las personas a través del ejercicio. “Está orientado en la mejora de la prescripción del entrenamiento para conseguir que el beneficio que puedan obtener las personas sea el máximo posible. Tradicionalmente la medida que se ha usado para para prescribir el ejercicio es una medida que conlleva bastante esfuerzo y, por tanto, una gran fatiga que sabemos que puede llegar a ser perjudicial en las personas que han tenido cáncer. Nuestro objetivo es desarrollar una herramienta que permita prescribir este entrenamiento sin alcanzar esos niveles de fatiga. De este modo, todas las personas se podrían beneficiar del entrenamiento más óptimo posible en base a las capacidades personales y, por otro lado, cualquier profesional del ejercicio podría llegar a utilizar esta herramienta para darle a sus clientes o a sus pacientes los mejores beneficios posibles”.

Día Internacional contra el Cáncer de Mama

Señalar que la presentación de estas ayudas predoctorales no ha sido la única actividad realizada este miércoles por la Asociación Española Contra el Cáncer en el campus de la institución almeriense. Y es que, con motivo del Día Internacional contra el Cáncer de Mama, que se conmemoró el miércoles 19 de octubre, se organizó junto con la Facultad de Ciencias de la Salud la mesa redonda ‘Investigando para curar’.

En ella participaron, además de Alberto Soriano y Alba Esteban, Sofía Hernández Arranz, perteneciente a la Fundación Científica de la AECC, quien ha mostrado la misión de la fundación apoyando la investigación en cáncer e involucrando a la sociedad. Además, ha comentado las líneas estratégicas de la Fundación: apoyo al talento, fomentar la investigación en el territorio, involucrar a los clínicos, innovación y globalización.

La mesa redonda también contó con la presencia de Fara Brasó Maristany, investigadora del grupo de Genómica Traslacional y Terapias Dirigidas en Tumores Sólidos dirigido por el profesor Aleix Prat en el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi y Sunyer (IDIBAPS) de Barcelona. Actualmente es beneficiaria de una ayuda Investigador AECC. Su trabajo se centra en la identificación y validación de dianas terapéuticas para superar la resistencia a determinados tratamientos en cáncer de mama metastásico, en concreto, receptor hormonal-positivo y HER2-negativo.


Compartir