Las universidades españolas hacen balance del curso 2020

Las universidades españolas hacen balance del curso 2020


La cercanía del fin de año y todo lo vivido en los últimos meses lleva a la reflexión y balance. En la jornada de ayer, el presidente de la CRUE Universidades Españolas, José Carlos Gómez Villamandos, junto al ministro de Universidades, Manuel Castells, así como varios rectores y rectoras españolas se han reunido por videoconferencia para exponer los avances y necesidades de los últimos meses en un balance del curso 2020.

El acto, que ha coincidido con la celebración del Día internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, ha  comenzado con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de esta lacra.

En líneas generales, los rectores y rectoras y representantes universitarios han coincidido en la “seguridad de los campus frente a la propagación de la COVID19”. Gracias a la importante labor llevada a cabo en la adaptación de las instalaciones así como los protocolos desarrollados en cada institución, el curso académico ha podido proseguir. En este punto ha destacado el papel de la docencia bimodal, por la que se ha podido compaginar las clases presenciales y virtuales.

Castells y Gómez Villamandos han subrayado que desde el pasado 1  de octubre, según la información disponible por CRUE Universidades Españolas de la semana  pasada, con datos de 46 universidades, los casos detectados suponen un 0,2% respecto a la  población total de las universidades analizadas. Son 239 casos por cada 100.000, una  cifra muy inferior a la media del país, que se situaba hace unos días cerca de los 500 casos. 

Las universidades españolas hacen balance del curso 2020

El presidente de la CRUE Universidades Españolas, José Carlos Gómez Villamandos

Apoyo conjunto entre instituciones

En el balance del curso 2020, el ministro ha recalcado la importancia que está teniendo la colaboración entre las diferentes  administraciones e instituciones universitarias en la tarea de convertir las aulas en espacios  seguros para la enseñanza. Apoyándose en el trabajo que se ha realizado este pasado verano  en el diseño de los diferentes protocolos de actuación y partiendo de las recomendaciones  hechas por el Ministerio de Universidades junto con el de Sanidad de cara al inicio de curso  2020/2021, el titular de Universidades ha subrayado que se ha podido contener la pandemia  en los espacios universitarios.

Gómez Villamandos ha destacado que las universidades, en cuanto que espacios abiertos en  las ciudades y con gran movilidad entre provincias y comunidades autónomas, son un reflejo  de lo que está pasando en el resto de la sociedad y que las medidas previstas al inicio del  curso están funcionando. “La disminución de la presencialidad en las clases cuando se  detectan casos en las universidades está frenando la propagación de la enfermedad”, ha  asegurado el presidente de CRUE, que ha insistido en la importancia de utilizar todos  los sistemas de detección para conseguir que la tendencia mejore aún más.

En lo que tiene que ver con la docencia, Gómez Villamandos ha explicado que las clases han  continuado su curso, a pesar del agravamiento de la pandemia durante este otoño. Así, en el balance del curso 2020 destaca la  operativa que plantean los diferentes protocolos de actuación para pasar a las diferentes  modalidades de docencia (híbrida o solo en remoto), junto con el refuerzo hecho en términos  de equipos tecnológicos y digitalización, están haciendo posible la continuidad del  curso. Según ha explicado, el sistema universitario español ha actuado en consonancia con  el resto de los países europeos para que el curso académico no se detenga.

Responsabilidad de la comunidad universitaria y eficacia de los sistemas de rastreo

Para el presidente de CRUE y el ministro, el haber sido capaces de garantizar la continuidad de  la docencia en los momentos más difíciles ha sido posible gracias a la responsabilidad con la  que ha actuado en general toda la comunidad universitaria y a la eficacia de sistemas de  rastreo que han permitido detectar y contener los brotes en los campus.

Tanto la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda Ramírez, como el rector de la  Universidad Politécnica de Valencia, Francisco Mora, han podido informar de las diferentes  medidas de actuación que han tomado en sus centros por los casos de COVID-19 que han  tenido su origen fuera de los campus. “En la Universidad de Granada no ha habido un solo  caso dentro de las instalaciones, lo que ratifica que las universidades son seguras y que las  decisiones por parte de las autoridades sanitarias se adoptan teniendo en cuenta el cómputo  de la situación global de la provincia”, ha explicado la rectora Pilar Aranda sobre la suspensión  de la docencia presencial en la institución que dirige, que espera que pueda desarrollarse con  normalidad en el segundo cuatrimestre. Por su parte, Francisco Mora ha subrayado que los campus son seguros y están preparados ante las incidencias, gracias a la coordinación de los  diferentes servicios y departamentos de las universidades.

Otro de los asuntos que también han preocupado a la comunidad universitaria en estos  primeros compases del curso ha sido la realización de las prácticas de carácter presencial. En  ese sentido el presidente de CRUE ha recordado que la gran mayoría de universidades han priorizado las prácticas sociosanitarias, de Medicina, ingenierías, ciencias y Educación, atendiendo en todo caso a las recomendaciones de las autoridades  sanitarias. Gómez Villamandos ha aclarado también que el nivel de exigencia por parte de las  universidades sigue siendo el mismo y la calidad de la docencia está garantizada. Además, ha  subrayado que la evaluación continua ya es una realidad.


Compartir