Bastón y mochila en mano para el Camino de Santiago


La vida universitaria no se reduce solo a asistir a clase, estudiar, hacer los exámenes y sacarse un título, es mucho más que libros y notas; y eso es algo que el Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Deportes de la UAL sabe muy bien. Por eso trabajan a conciencia para promover el deporte y su práctica activa entre toda la comunidad universitaria a través de sus múltiples acciones.

Como muestra de su trabajo, a través de la Unidad de Deportes y su programa de actividades físico-deportivas ideada para este curso, una de sus apuestas estrella es la realización del Camino de Santiago en el mes de marzo, lo que permitirá a los estudiantes visitar Compostela como peregrinos. Concretamente, entre el viernes 18 y el jueves 24, periodo que coincide este año en el calendario con la Semana Santa, una época perfecta ya que no hay clases.

Una actividad, según la vicerrectora María del Mar Ruiz, “novedosa en este curso académico del Servicio de Deportes que ha hecho un enorme esfuerzo para que sea atrayente para los estudiantes universitarios”. Por lo que Pedro Núñez, director del Secretariado de Deportes, añadía durante su presentación que

“Intentamos siempre dar la oportunidad de realizar actividades físicas en la etapa universitaria de la forma más accesible y factible posible tanto económica como materialmente”.

Así, esta novedosa propuesta pensada para un total de 25 personas, ampliable a 30 en función de la demanda, y cuyo precio oscila entre los 495 euros para los alumnos que sean socios deportivos y los 650 para los acompañantes no socios (en caso de quedar plazas libres), ofrece a los peregrinos el alojamiento en albergues y cenas, tres guías, una furgoneta de apoyo y transporte del equipaje, el pasaporte y la documentación del Camino y un seguro, por si fuese necesario.

Seis pasos hasta la meta

El camino, aunque no sea directamente desde Almería, es largo y requiere que los peregrinos descansen, por este motivo, el Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Deportes de la UAL, a través de la Unidad de Deportes, y con la colaboración de la empresa Prodesur; ha desarrollado un itinerario a seguir con el fin de llegar hasta la meta de la mejor manera posible.

De este modo, con la salida programada para las 23 horas del día 18 desde el Auditorio Maestro Padilla, el primer día consistiría en llegar hasta Sarria (Lugo) por la mañana, recibir una explicación y recomendaciones del camino y descansar para el día siguiente.

El segundo día arrancaría, tras el desayuno, con la etapa Sarria-Portomarín, unos 22Kms con una dificultad baja y un tiempo estimado de 5h 30’ hasta el destino. Un recorrido emblemático de gran belleza paisajística donde se encontrarán con típicas aldeas, numerosos cursos de agua y algunas de sus famosas ‘corredoiras’ y masas de castaños y robles. Una etapa que no entraña dificultad sobre terreno suave y ondulado donde, al final, muestra Portomarín al pié del Embalse de Belesar, formado por el Río Miño. Jornada donde admirar, entre otros monumentos, la iglesia románica de Barbadelos, iglesia románica de Ferreiros, Embalse de Belesar y la iglesia-fortaleza de San Nicolás, levantada por los caballeros de la orden de San Juan para protección de los peregrinos en Portomarín, donde se llegaría al alojamiento.

El siguiente día, el tercero, la ruta sería Portomarín-Palas de Rei, otros 25Kms de caminata de baja dificultad a recorrer en 6h 15’. La marcha comienza atravesando el embalse por una pasarela; con un ligero ascenso que concluye en las proximidades de Ligonde. Una etapa que, en gran parte, discurre por andaderos próximos a la carretera; o en algunos casos por zonas asfaltadas. Camino donde se encuentran múltiples signos indicativos de zona de peregrinación, como los famosos ‘cruceiros’. Donde destacan el Cruceiro de Lameiros y el Monasterio de San Salvador de Vilar de Donas de camino a Palas de Rei. La meta: Santiago de Compostela

El cuarto día de viaje, con casi 30Kms a recorrer y una dificultad media, llevaría a los peregrinos desde Palas de Rei a Arzúa en 7h 30’ aproximadamente. Una etapa en la que ya entrarían en la provincia de La Coruña y donde verán grandes pinares y numerosos puentes medievales, como los de Leboreiro y Furelos. Todo esto sumado a uno de los emplazamientos idílicos del Camino, en Ribadiso do Baixo, a las puertas de Arzúa, que da lugar a la denominación de origen de sus afamados quesos. Sin olvidar, para los amantes del buen comer, Melide, famosa por su pulpo y de parada obligatoria para el peregrino. Ruta en la que disfrutar también de lugares como la iglesia de Santa María de Leboreiro, iglesia de Santa María de Melide, el puente de Ribadiso do Baixo o la iglesia de Santiago en Arzúa, donde la etapa llega a su fin.

El penúltimo día, la quinta etapa, discurriría entre Arzúa-Pedrouzo, con una caminata de 19Kms de baja dificultad a recorrer en algo menos de 5 horas. Una travesía sobre un terreno agradable y fácil de andar, entre masas de árboles y con suaves vaivenes, alternados con zonas próximas a la carretera, que habrá que atravesar en ocasiones, para concluir en Pedrouzo. Un paisaje donde destacaría la iglesia de Santiago, en Boente, que cuenta con una bonita talla de Santiago Peregrino.

Y por fin, el sexto y último día con 20Kms que separan Pedrouzo de la meta, Santiago de Compostela. Cinco horas de caminata amena en la que, probablemente, tengan esa doble sensación de querer llegar al final ansiado del Camino y, por el contrario, de “esto se acaba”, que a todo peregrino le asalta. Etapa ansiada y llena de alegría donde la distancia no importa pues “ya está ahí”, que pasa por el Monte do Gozo y baja a Santiago de Compostela. Un largo viaje con vuelta nocturna en el autobús.

Una experiencia única

De este modo, “la idea es hacer los 100 últimos kilómetros, que son con los que se consigue la ‘compostelana’ o diploma del Camino de Santiago” comentaba Eduardo Bueso, director técnico de Prodesur; que finalizaba su intervención animando a que los estudiantes se apunten a esta actividad porque

“Se interactúa mucho con la gente que está haciendo el camino y es una experiencia única que el Servicio de Deportes pone a muy buen precio”.

Por tanto, si se está interesado en realizar el Camino de Santiago a través de la propuesta del Servicio de Deportes de la UAL; el plazo de inscripción permanecerá abierto hasta las 13:00 horas del 11 de marzo (o hasta completar aforo). Por su parte, los inscritos únicamente deberán llevar ropa deportiva y chubasquero, mochila pequeña de un día, saco de dormir y comida para desayunos y almuerzos tipo picnic, además de calzado adecuado.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *