Bibliotecas ’24 horas’ en la Universidad de Málaga para la época de exámenes




Las bibliotecas de la Universidad de Málaga han comenzado ya su horario especial con motivo de la época de exámenes. Así, con el objetivo de facilitar a los alumnos la preparación de las pruebas finales, desde este mismo lunes, 23 de mayo, la Biblioteca General permanecerá abierta casi 24 horas. Además, también las bibliotecas de las Facultades de Ciencias y Medicina (en el campus de Teatinos), y la de Ciencias Económicas y Empresariales, en El Ejido, amplían su apertura, al igual que el Aulario Gerald Brenan.

En concreto, tanto la Biblioteca General como las de Ciencias y Económicas mantendrán su horario especial hasta el próximo 30 de junio. Así, la General abrirá todos los días, incluidos los fines de semana y festivos, prácticamente las 24 horas del día, ya que, únicamente cerrará una hora para llevar a cabo las labores de limpieza necesarias. De esta manera, abrirá sus puertas a las 08:00 h., y cerrará a las 07:00 h. del día siguiente.

Junto a ella, en el campus Teatinos, los estudiantes también podrán ir a preparar sus exámenes de junio a la biblioteca de la Facultad de Ciencias, que estará abierta todos los días, incluidos fines de semana y festivos, desde su horario habitual de apertura, hasta las 03:00 horas del día siguiente. También la Facultad de Medicina se suma al horario especial, con la apertura de su biblioteca los fines de semana de 09:00 a 21:00 horas.

Por su parte, la biblioteca de Ciencias Económicas y Empresariales, en el campus de El Ejido, abrirá todos los días, incluyendo fines de semana y festivos, manteniendo su horario habitual de apertura y fijando el cierre para las 03:00 horas del día siguiente.

Todas estas estarán abiertas desde ahora hasta final del mes de junio. A partir de entonces, durante la primera semana de julio (del 1 al 7), los estudiantes de la UMA únicamente tendrán a su disposición las instalaciones de la Biblioteca General, que seguirá abriendo todos los días, fines de semana y festivos incluidos, hasta las 07:00 horas de la jornada siguiente.

Horarios de las bibliotecas de la UMA en agosto y septiembre

Después de las vacaciones de verano, la Universidad de Málaga volverá a abrir algunas de estas bibliotecas para aquellos alumnos que comiencen a estudiar para los exámenes de recuperación de septiembre. Así, entre el 22 de agosto y el 21 de septiembre, la General estará abierta todos los días, festivos y fines de semana también, también prácticamente las 24 horas al día, mientras que la de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, estará disponible también todos los días, pero hasta las 03:00 horas. Sala de estudio de la Biblioteca de la Universidad de Málaga.

Es importante destacar que en el caso de la biblioteca de Económicas, durante el periodo de exámenes, en agosto, en el horario nocturno y los fines de semana, el acceso a las instalaciones será por la Secretaría de la antigua Escuela de Estudios Empresariales, frente al Pabellón de Gobierno (entrada por el parking del Pabellón de Gobierno). Además de esto, hay que subrayar que el aulario Gerald Brenan, también en Teatinos, tendrá el mismo horario de apertura que la Biblioteca General en todos los periodos antes señalados.

Por último, cabe insistir que la hora de apertura será la habitual de cada biblioteca, excepto los fines de semana y festivos que será desde las 9:00 horas hasta el momento indicado de cierre. También hay que tener en cuenta que, como viene siendo habitual en estos casos, el horario de atención al público se reduce 10 minutos respecto a la hora de cierre de la biblioteca.

Las peticiones del CEUMA

Desde el Consejo de Estudiantes (CEUMA) consideran que este horario especial es “aceptable”, señalando que es similar al llevado a cabo en el último curso, “bastante mejor que el que se quiso plantear hace un par de cursos” y que provocó, tal y como recuerda el presidente del máximo órgano de representación estudiantil en la UMA, Maximiliano Gámez, se realizaron distintas movilizaciones y encierros. No obstante, Gámez matiza que el CEUMA realizó algunas propuestas de mejora, centradas en tres aspectos fundamentales, que no fueron atendidas por el Servicio de Bibliotecas de la UMA.

En primer lugar, un punto a tratar sería la antelación a los exámenes con la que comienza el horario especial, ya que, a juicio del CEUMA, este no debe desarrollarse solo durante el periodo de exámenes, sino que “debe permitir la preparación previa que suponen los mismos, respondiendo al aumento de carga de estudios que sufrimos los estudiantes en estas fechas”. Además, según agrega Gámez, esta situación “se ve agravada por coincidir en estos días muchos exámenes parciales y entregas de prácticas que concluyen la parte de las asignaturas correspondientes a la evaluación continua”.

Por otro lado, en cuento a la fecha de finalización del horario especial, el CEUMA explica que cada centro de la Universidad tiene su propio calendario y que hay algunos, como la Facultad de Ciencias o la ETSI Telecomunicaciones, que terminan “especialmente tarde”. “En la convocatoria de julio el horario se ajusta al último día de exámenes de estos centros, pero en la de septiembre no”, señala Gámez, lamentando que no exista oferta de puestos de estudios para en horario especial la noche del 22 al 23 de septiembre, fecha en la que se programan los últimos exámenes en ETSI Industrial.

Al respecto, el presidente del CEUMA asegura que el Servicio de Bibliotecas de la UMA “presiona” con los índices de ocupación. “Uno se siente responsable si pide que abran algo y luego está vacío, con la inversión que eso supone”, comenta Gámez, quien insiste: “entendemos que estos días no se prevé una gran fluencia de estudiantes en las bibliotecas, pero sí creemos que debe haber disponibilidad de algún espacio donde estudiar”. El presidente del CEUMA, Maximiliano Gámez (en el centro)

Así, Gámez recuerda que el curso pasado los estudiantes se encontraron con una propuesta por parte de este Servicio que suponía el cierre de las bibliotecas en horario especial “más de una semana antes de finalizar el calendario de exámenes”, pero que gracias a la presión ejercida por el CEUMA y a la colaboración del Vicerrectorado de Estudiantes, se pudo ampliar.

Por último, el Consejo de Estudiantes solicitó una mayor disponibilidad de espacios en las horas punta, puesto que, según expone Gámez, aunque a comienzos y finales del horario especial los niveles de ocupación descienden, las semanas centrales registran un gran nivel de afluencia de estudiantes en las bibliotecas. Esto sucede, en especial, de 21.00 a 23.00 horas de lunes a viernes, y durante todo el día los fines de semana, momentos en los que, tal y como subraya el presidente del CEUMA, “se alcanza el cien por cien de ocupación en los puestos de estudio”. “Esto supone que, pese a guardarse largas colas, muchos compañeros no encuentran un solo puesto y se tienen que volver a casa”, critica.

Además, sobre el nivel de ocupación, los representantes de alumnos consideran que “no es necesario alcanzar un cien por cien, dado que por encima de un 85% se vuelve incómodo el estudio por falta de espacio, afectando al nivel de concentración”. Por esta razón, el CEUMA reclamó que se sumasen nuevas bibliotecas a los espacios ofertados, como la de la Facultad de Filosofía y Letras, petición que a la que el Servicio de Bibliotecas tampoco accedió.

A esto, una de las soluciones que lleva ofreciendo la UMA en los últimos años es la apertura del aulario Gerald Brenan, lo que, en principio, arrastra “menos complicaciones” que abrir una bibiloteca. “Aunque supone un alivio en horas puntas y se llega a ocupar completamente, no es la misma concentración ni comodidad la que se logra en una biblioteca que en las banquetas de una clase“, incide Gámez.

Mayor coordinación con las bibliotecas municipales y provinciales

Para intentar subsanar todo lo anterior, el CEUMA también señala que sería “deseable” tener una mayor coordinación con las bibliotecas del Ayuntamiento de Málaga y de la Diputación Provincial, cuyos horarios, a juicio del Consejo de Estudiantes, “podrían adecuarse mejor al periodo de exámenes y más en los meses en los que coincide con las pruebas de acceso a la universidad o con diversas convocatorias de oposiciones”. Edificio de la Biblioteca General de la UMA

Por último, al margen de la negociación en la ampliación de plazas y fechas del horario especial, desde el CEUMA se ha trabajado en el Informe de Infraestructuras y Equipamientos, en el cual este órgano ha pedido al Vicerrectorado de Smart Campus algunas mejoras, muchas de ellas referentes a bibliotecas.

Por ejemplo, la reparación del techo y la cubierta de la Biblioteca General, “que ha llegado a suponer una reducción de plazas disponibles”, o la ampliación de número de tomas de corriente y de potencia disponible en estas instalaciones, son algunas de las propuestas sobre las cuales se han actuado.

Los miembros del CEUMA ya están trabajando en una segunda edición de este Informe. Otra reivindicación importante es la apertura de una zona de estudio abierta las 24 horas, durante todo el curso, los siete días de la semana, “como otras muchas universidades tienen”.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *