Billete de ida al CERN para los alumnos de la US


El Rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, y Frédérick Bordry, Director de Aceleradores y Tecnología del Consejo Europeo de Investigación Nuclear, conocido como el CERN, por sus siglas en francés, han firmado este viernes en la ciudad suiza de Ginebra un convenio de colaboración entre ambas instituciones. El acuerdo permitirá una relación directa y consolidada mediante el intercambio de estudiantes, profesores y graduados. Se pretende así abrir una opción de empleabilidad a los egresados de la institución académica, contribuir a proyectos de relevancia mundial y reconocer internacionalmente las capacidades de la Universidad Hispalense.

El convenio servirá para incrementar la colaboración entre ambas instituciones. Entre los puntos recogidos en el documento, se establece que los egresados de la Universidad de Sevilla puedan continuar su formación en las instalaciones del CERN. Asimismo, la institución sevillana contribuirá mediante la experiencia de su personal docente e investigador a la actividad del Consejo Europeo de Investigación Nuclear. Fruto de todo lo anterior, se podrán desarrollar proyectos de investigación de interés para ambas entidades.

El convenio permitirá a un número significativo de egresados de la Universidad de Sevilla trabajar en el CERN con unas condiciones ventajosas por un periodo de tres años. Se podrán acoger a estos programas titulados de muy diversas áreas relacionadas con las labores que se llevan acabo en el centro, tales como Ingeniería, Física o Informática. También se recogen otras parcelas con relación menos directa, como Economía o Medio Ambiente.

Ya existían colaboraciones científicas intensas entre la US y el CERN a través del Departamento de Física Atómica, Molecular y Nuclear de la US y el CNA. Como consecuencia de estas relaciones, egresados de la Universidad de Sevilla han pasado ya por las instalaciones del CERN.

Los físicos e ingenieros del CERN trabajan en demostrar la estructura fundamental del universo. Para ello, usan los más grandes y complejos instrumentos científicos para estudiar los componentes básicos de la materia, las partículas fundamentales. Estas partículas son sometidas a un proceso para hacerlas colisionar con una rapidez cercana a la velocidad de la luz. Esta experiencia da a los científicos información sobre la interacción de las partículas y proporciona nuevos conocimientos sobre las leyes fundamentales de la Física.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *