Blog y twitter: la combinación perfecta


Hasta ahora, solo insignificantes herramientas habían explotado sus cualidades para impulsar el contenido publicado en un blog. Lo creabas, le dedicabas todo el amor del mundo, todo tu tiempo y tu conocimiento… pero quedaba ahí, paralizado, esperando a que alguien, por casualidad, topara con él a través de cualquier buscador.

El variopinto mundo de los blogs está ganando cada vez más adeptos, bien sea para compartir contenido en la red, formarse o contactar con nuevos blogueros, nuevos profesionales del mismo círculo profesional con quienes intercambiar impresiones. Como puede observarse, las posibilidades de estos portales pueden llegar a ser muy amplias. Por suerte, los bloggers y, sobre todo, las empresas que utilizan este canal como medio de comunicación con el cliente, están de enhorabuena. Nos llegó a este periódico una pregunta de uno de nuestros lectores. Decía así: “tengo un blog pero no sé cómo darle más difusión”. Nosotros no somos expertos en la materia, pero la experiencia y lo que se ha podido extraer de los gurús de las nuevas tecnologías, hace pensar que pocas redes sociales han combinado tan bien como lo ha hecho el matrimonio Twitter-Blogs. Como dice el refrán, Dios los cría y ellos se juntan.

Estos son los 5 beneficios que reporta un tweet aprovechando este cóctel digital:

  1. El blog llega al lector, sirviéndoselo en bandeja. No será al contrario. Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma.
  2. El cliente conoce de inmediato la nueva publicación en tiempo real, sin necesidad de haberse sucrito por e-mail.
  3. Un retweet multiplica la audiencia de un post.
  4. Las valoraciones, comentarios y opiniones no se canalizan solo por la vía directa del blog, sino que Twitter es otro escaparate.
  5. La red social del pajarito azul actúa de nexo de conexión con otras redes, entre las que hay más lectores potenciales.

Hasta no hace mucho, se vaticinó que los blogs iban a desaparecer, que pasarían a ser cosa del pasado y que su rentabilidad era ya limitada. Sin embargo, aunque sus orígenes ya se remontan a aquellos cuadernos de bitácoras que utilizaba todo marinero, nadie auguró que estos portales, de contenido básicamente estático y de escasa difusión, iban a encontrar la solución en un trampolín que los diera a conocer. Twitter llamó a la puerta y se quedó.

Quien sabe utilizarlos podrá asegurar que es la combinación perfecta. El éxito radica en la retroalimentación. Mientras que en Twitter puedes aportar contenido inédito, sorprendente, y lo más importante, contenido novedoso creado por ti, el blog, a su vez, verá multiplicadas sus visitas, una de las claves de su supervivencia. El poder de vincular es la base.

@vistadpajaro


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *