Pedro Pérez, portavoz del equipo de campaña de Fco. Ruiz: “Espero que para esta segunda vuelta haya una mayor capacidad para debatir entre las dos candidaturas”


Pedro J. Pérez, catedrático del Área de Química Inorgánica y vicerrector en funciones de Investigación y Política Científica en la Universidad de Huelva es el encargado de la portavocía del equipo de campaña del candidato a rector Francisco Ruiz, durante la segunda vuelta de las elecciones*.

Pedro nos recibe en su despacho, en el edificio Robert H. Grubbs. Es un espacio amplio y luminoso, fiel a la arquitectura que define al edificio. Sobre su escritorio se amontonan algunas notas de prensa más recientes sobre su candidato. Algunos cuadros con la familia decoran la pared sobre el propio escritorio y, en una esquina, junto a la mesa de reuniones donde que tomo asiento, se levanta una pequeña pizarra con algunas fórmulas químicas. Pérez viste camisa blanca y pantalones marrones, y aunque el ritmo de estás últimas semanas se hace presente en sus rasgos, en todo momento se muestra  afable y cordial.

¿Cómo se organiza el equipo de campaña de Francisco Ruiz?

Pues mire, lo primero que debe saber es que el hecho de que yo sea el portavoz del equipo es sólo porque necesitamos una cabeza visible. No tenemos una estructura de mando piramidal , sino que todos estamos en el mismo plano. Todos aportamos ideas, las debatimos, las consensuamos y pulimos desde la igualdad. De hecho, mi rol como portavoz surgió a raíz de un hilo de correo entre todos los miembros del equipo, en el que llegamos a la conclusión de que teníamos que darle un pequeño cambio. Alguien propuso mi nombre y todos los demás estuvieron de acuerdo. Pedro J. Pérez, portavoz del equipo de campaña de Francisco Ruiz

Usted no había sido antes portavoz del equipo de campaña de un candidato al rectorado. Dígame, ¿qué otras experiencias posee en este ámbito? ¿Cuál ha sido su trayectoria en el mundo de la universidad antes de llevar la campaña?

La verdad es que experiencia en este tipo de lides no tengo mucha. Esta es casi la primera vez que hago esto. Yo llevo ya 25 años en esta universidad y nunca había dado este salto de responsabilidad en un equipo de gobierno, pero Paco me propuso hacer una serie de cambios en investigación, que creo que se han hecho y la comunidad universitaria está bastante contenta con eso, y aquí estoy. Si no hubiera visto que Paco es una persona que puede hacer muchos cambios en esta universidad, a mejor no hubiera dado ese salto. Es cierto que me implicado en otras elecciones anteriores: a lo largo de los años, de alguna manera, siempre me he prestado a echar una mano a alguno de los candidatos que se presentaban. Creo que es sano e importante que, cuando tienes claro quién quieres que sea la persona que gobierne la universidad durante cuatro años, hagas un poco de campaña. Por tanto, sí, es la primera vez que hago una campaña tan directa, pero no me resulta en absoluto extraño estar implicado apoyando a algún candidato, ya que he estado en todas las campañas electorales aunque haya sido de manera indirecta, como un apoyo externo.

¿Cómo valora la campaña hasta el momento?

Personalmente creo que la campaña para nosotros ha sido muy positiva, teniendo en cuenta que había tres candidatos y que las tres candidaturas han intentado reunirse con todos los sectores de la comunidad universitaria. Una de las primeras cosas que hay que decir es que los tres candidatos han trabajado muchísimo. Evidentemente, las personas que apoyamos a las candidaturas también hemos invertido gran parte de tiempo y de esfuerzo. Al final, lo que veo en los resultados es que aquellos que daban un poco por muerto al candidato con el que estoy relacionado, se equivocaban.

¿Y en términos más generales?

Ha sido una campaña que podría haber sido más enriquecedora. Como sabrás, por parte de algún sector anónimo que no ha dado la cara, se han emitido una serie de informaciones en la celebre página de “10 razones para no votar a Paco Ruíz”. Yo soy muy partidario de la libertad de expresión. Estuve viviendo dos años en Estados Unidos y allí tienen un concepto de la libertad de expresión extraordinario, cada uno puede decir lo que quiera. Pero eso sí, con nombres y apellidos. Tú puedes ponerte en una esquina y vociferar contra el mismísimo presidente si quieres y nadie va a llevarte a la cárcel, pero tú estás allí dando la cara.

 ¿Cómo gestiona el equipo estas informaciones?

Para desmentir a alguien tienes que dirigirte alguien. En este sentido, recordarás la controversia que surgió en torno a los debates. Nuestro deseo era que, con independencia de los debates que hubiera fuera de la universidad, se organizara otro abierto dentro de la misma, precisamente para hablar de esos temas delante de quienes nos van a votar. Pero no se quiso hacer. Se hizo uno con los alumnos, que era un debate solo para ellos porque prácticamente sólo asistió el pleno del CARUH. Estaba muy bien desde el punto de vista de los estudiantes, pero no era realmente un debate abierto a toda la comunidad, lo cual habría sido un buen foro para desmentir esas afirmaciones una por una, porque todas eran desmontables. Pedro J. Pérez es catedrático de Química Inorgánica

Desde su punto de vista, ¿cómo valoró el impacto mediático que produjo la no asistencia de Ruiz al debate convocado en la FOE? ¿Cree que le benefició o le perjudicó?

Opino que no le resultó perjudicial, aunque tampoco creo que le beneficiara. Fue algo neutro. Creo que muchos entendieron, porque así nos lo hicieron llegar muchos compañeros, que lo que querían era un debate en la universidad. Las elecciones al rectorado en Huelva están teniendo una enorme trascendencia, lo cual indica el peso que tiene la universidad en nuestra sociedad, pero por otro lado no podemos olvidar que estamos hablando de elegir al rector o rectora de la Universidad de Huelva y que lo importante es lo que pasa en la Universidad de Huelva. Aquellos que votan son los miembros de la comunidad universitaria y no se les puede sustraer un debate.

Durante toda la campaña hemos podido comprobar cómo el mundo universitario ha estado plagado de publicidad y alusiones al proceso electoral: cartelería, folletos, boca a boca, redes sociales, etc. De todos estos elementos, ¿cuál diría, según su opinión, que está beneficiando más a su candidato?

Desde mi punto de vista personal, creo que llega un momento en el que la cartelería se vuelve poco útil. Es cierto que habrá gente que no conozca visualmente a los tres candidatos, pero llega un punto, cuando ya has visto un cartel en el mismo sitio durante cinco días, en el que vale poco. Lo que me resulta más preocupante es que hagamos espacios webs y programas y aun así te encuentres con mucha gente que cuando le hablas de los programas te dice “los programas no se los lee nadie”. Ahí es donde se da uno cuenta de que quizá no está sabiendo hacer llegar bien las cosas. Comparado con el boca-oído, con el cara a cara, con las reuniones, me da la sensación de que todo eso sirve para bien poco. Es decir, todo lo que son objetos promocionales, desde mi punto de vista, queda relegado a un segundo plano comparado con la discusión personal y con los debates. Espero que para esta segunda vuelta haya una mayor capacidad para debatir entre las dos candidaturas y que la comunidad universitaria asista a esos debates abiertos.

¿Cómo han financiado su campaña?

Todo eso se financia con el dinero que ha dado la universidad, que son 4000 euros para cada candidatura. La web no nos ha costado nada, la echo un simpatizante del equipo de gobierno, y todo lo demás se financia con cargo a esa ayuda que da la universidad. Con eso hemos hecho la cartelería, que cuesta bien poco, y las pulseras USB, que también han salido muy baratas.

¿Cómo se plantea la campaña esta segunda vuelta?

Se plantea con muchas reuniones, las cuales tendrán que ser más selectivas porque hay menos tiempo, la perspectiva sigue siendo la misma. Reunirnos con los estudiantes será una cuestión complicada, teniendo en cuenta que empezamos la campaña cuando el periodo de clases ya ha finalizado. El objetivo principal de la campaña es explicar al votante qué cosas buenas se han hecho y qué cosas buenas quedan por hacer. Y sobre todo, lo que nos gustaría es que emplearan un poco de su tiempo en comparar los programas. Entiendo que cuando uno tiene por delante sesenta, setenta u ochenta páginas se le puede hacer un mundo, pero uno se llevaría muchísimas sorpresas comparando los programas.

Hablemos de los distintos sectores de la comunidad universitaria. ¿Cómo se articula la comunicación en función de los distintos sectores, PDI, PAS y alumnado? ¿Cuál es su estrategia para llegar a ellos de forma efectiva?

Lo principal son los estudiantes. El candidato Paco Ruíz envió un correo electrónico a los estudiantes el día siguiente de las elecciones reconociendo que no había acertado a la hora de comunicar a los estudiantes cuáles habían sido los principales logros de su legislatura, por lo que se está haciendo especial hincapié en llegar a eso. En este sentido una de las acciones que van incluidas en el programa de Paco Ruíz es la solicitud a la Junta de Andalucía de la primera matrícula gratuita del alumnado. Bueno, pues precisamente ayer, El País publicó que la Junta de Andalucía va a proponer precisamente la matrícula gratuita de los alumnos que aprueben, donde solamente habrá que pagar un año y el resto será gratis. Esto viene dado por una propuesta del que viene gobernando la Universidad de Huelva desde hace cuatro años, y al que llamaron loco cuando lo propuso hace cuatro años con el resto de rectores. Estas son las cosas en las que no hemos acertado a la hora de comunicárselas a los alumnos.

En segundo lugar, el PAS, con más de un 60% de apoyo a Paco Ruíz, evidentemente ha entendido los esfuerzos que se han hecho en la universidad durante estos últimos cuatro años. Pero aún así tenemos que convencer a este respecto al 40% restante. Y en ese sentido se van a organizar en esta segunda vuelta las reuniones pertinentes.

Y finalmente, y no por ello menos importante, está el profesorado. En este sector tenemos que incidir más aún de lo que lo hemos hecho hasta ahora. No podemos olvidar que el candidato Machado obtuvo un 25% de los votos de los miembros del PDI, y esos votos ahora no sólo son importantes, son decisivos. Tenemos que convencerles de que el proyecto de Paco Ruíz ha sido lo suficiente mente bueno estos cuatro años y será mucho mejor en los siguientes cuatro.

“Para nosotros, el principal valor de Paco Ruíz es Paco Ruíz”

¿Qué diferencias hay, por ejemplo, en la comunicación que se establece entre los alumnos y los miembros de PDI? ¿Y entre PDI y PAS?

La estrategia es muy simple: lo principal es detectar qué problemas tiene cada sector. Eso, después de cuatro años de gestión, es algo que se conoce y se reconoce. En el sector del alumnado, por ejemplo, el otro día estaba paseando por el campus charlando con unos alumnos y nos comunicaron una cosa tan simple como que en algunos edificios había muchos enchufes que no funcionaban. Alguien puede pensar que para una universidad esto no es un problema, pero este tipo de cuestiones también hay que solventarlas. Nosotros abordamos cada colectivo de manera individualizada, les comunicamos los problemas que hemos resuelto y los que están en vías de resolverse. En cuanto a la estrategia de comunicación, tengo que decir que no hay ninguna claramente establecida. Paco es una persona muy llana, muy campechana. Llega fácilmente a las personas con un discurso desde el corazón. No hace ninguna diferencia al hablar con un profesor, con un miembro del PAS o con un estudiante desde el punto de vista estratégico. Él habla desde la sinceridad, no tiene ninguna pose y nosotros nos fiamos mucho de cómo es él. Creo que es una de las principales virtudes que tiene Paco.

En Mad Men, una de las series más premiadas de la televisión de la última década sobre el mundo de la publicidad, uno de sus protagonistas decía: “¿Publicidad? Este negocio suele reducirse a “no me gusta ese tipo”. ¿Cuáles son las claves para conseguir que a la comunidad universitaria le guste Paco Ruiz?

Para mí una de las claves de Paco son estas reuniones personales de las que hemos hablado, donde la gente lo escucha, lo oye y lo cree. El marketing tiene dos caras: desde un punto de vista lejano siempre se ve todo muy bonito y muy perfecto, pero luego cuando te acercas y rascas se te cae la pintura de la pared. Luego está el marketing del boca-oído y nosotros estamos apostando más por este segundo, porque entre otras cosas el candidato tiene un bagaje de cuatro años de trabajo que han sido muy duros, y a pesar de eso la comunidad universitaria le ha dado una mayoría de votos en la primera vuelta. Para nosotros, el principal valor de Paco Ruíz es Paco Ruíz: la cercanía, el discurso y la credibilidad que tiene después de haber sacado a la Universidad de un periodo absolutamente difícil.

¿Qué tal es su relación con los medios de comunicación de la provincia onubense?

En la primera vuelta ese tema lo abordaron varios compañeros como Óscar Lozano y Paco Aguado. Lo que hicimos fundamentalmente fue emitir notas de prensa sobre las actuaciones, reuniones, o desmentir alguna información. Las notas de prensa las discutimos entre las siete u ocho personas que conformamos el equipo de campaña y las enviamos a una lista que tenemos de medios de comunicación. Lo que hacemos es dar todos nuestra opinión y entre todos le damos un pulido y lo enviamos a los medios.

¿Cree que la cobertura de los medios de comunicación es suficiente, pertinente, o equitativa?

Suficiente por supuesto. Justo la semana pasada vino un profesor de Valencia que estuvo haciendo investigación aquí hace algunos años y se sorprendió con la enorme repercusión mediática que tenían las elecciones. Eso es muy positivo, da buena cuenta de la vinculación que existe entre la universidad y el entorno social. En cuanto a lo de equitativo, como en todos los oficios, yo le presupongo a los profesionales del periodismo que quieren hacer su trabajo lo mejor posible. Ciertamente, no tengo ninguna queja de los medios de comunicación de Huelva sobre las elecciones, creo que aquí todos estamos remando en el mismo sentido y que lo que queremos es que la universidad salga reforzada de este proceso.

En rasgos generales, dígame, ¿cómo es un día en la vida de Pedro Pérez como encargado de comunicación de Francisco Ruiz?

Fundamentalmente, a lo que más hay que hacer frente es a una cantidad ingente de correo electrónico entre todos los miembros de la campaña. Como te decía, esto no tiene una estructura piramidal, sino transversal, donde todas las ideas y todos los proyectos se llevan acabo con la participación de todos. Todos los miembros del equipo de campaña están implicados en todas y cada una de las decisiones que se toman. En esta segunda vuelta yo estaré encargado de atender a los medios de comunicación. Mi día a día son ideas, reuniones con el candidato varias veces a la semana, hablar tanto con él como con los colegas varias veces al día, y por supuesto todo ello sin dejar de lado nuestras responsabilidades en el equipo de dirección y de gobierno.

 

* El presente artículo se ha elaborado después de que el equipo de campaña de María Antonia Peña declinara participar en el mismo, argumentando no estar de acuerdo con el contenido.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *