18.9 C
Málaga
12 abril, 2024
Nacional

Ellas son las caras de la Ciencia en la URJC

Ellos astronautas o pilotos de carrera. Ellas profesoras o enfermeras. Si preguntáramos a los padres, sin ánimo de ofender a las profesionales anteriores, sobre qué quieren ser sus hijas de mayores se escandalizarían con estas respuestas y te dirían “no, esto ya no es como antes, mi hija ahora también quiere diseñar un avión, crear un robot, también quiere cambiar el mundo”.

Y no podríamos estar más de acuerdo. Las cosas han cambiado sí, ahora las niñas “ya no quieren ser princesas”. Cambian la varita por la calculadora, la corona por el escalpelo, las probetas o los microscopios, pero, ¿les estamos poniendo las cosas fáciles? A tenor de las datos, no.

Luchar contra las cifras desde el ámbito universitario

Las cifras en la Universidad dejan muy claro que aunque se están empezando a cambiar algunas cosas, el ritmo es aún demasiado lento y es evidente todavía el sesgo por cuestiones de sexo.
En España, de las cincuenta universidades públicas que tenemos actualmente, solo tres están gestionadas por mujeres: Pilar Aranda es rectora en la Universidad de Granada, Nekane Balluerka lo es en la del País Vasco y Margarita Arboix en la Autónoma de Barcelona.
Estas cifras contrastan con la realidad en las aulas. Aunque hay más mujeres que empiezan un grado universitario (el 54 % frente al 46% de alumnos masculinos) y hay más graduadas en Masters (un 58% frente a un 42% de graduados varones), sólo un 25% son actualmente catedráticas de universidad y profesoras de investigación del CSIC.

Ellas mismas confirman que “cuando se llega a determinados puestos de responsabilidad, la balanza se invierte y se ocupan principalmente por hombres”. Son palabras de Natalia González, investigadora del Grupo de Biorremediación de la URJC, pero que lamentablemente también es la realidad de sus compañeras investigadoras.

científicas
Científicas de la URJC

Durante estos días, en la URJC, se han podido ver imágenes de todas ellas en su ámbito de trabajo gracias a una exposición con motivo del 11 de febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, declarado por la Unesco en 2015. Imágenes que pretenden “naturalizar” una realidad científica demasiado en la sombra y lograr así reinvertir las estadísticas. Actualmente los niños y niñas de este país tienen una imagen de los científicos prioritariamente masculina y sólo un 7% de las chicas creen que tendrán una profesión relacionada con la ciencia, de ahí la importancia de acciones como ésta, tal y como señala Mónica Segovia, doctora en Sociología e investigadora del Proyecto de Investigación UNSCR 1325 Reload, financiado por la OTAN: “es muy importante mostrar a las mujeres en entornos profesionales distintos a los roles tradicionales porque se demuestra que la ciencia y la investigación puede ser un camino profesional prometedor, divertido y, por supuesto, de mujeres”.

Sin embargo, para lograr invertir esta tendencia todavía queda mucho trabajo por delante. Gema Medina-Gómez, directora del Laboratorio para el estudio de fenotipado metabólico de animales de experimentación (LAFEMEX) de la URJC, nos confiesa cuál es uno de los principales escollos: “la conciliación del trabajo”. “Faltan ayudas institucionales y mucha inversión en educación para que las mujeres no tengan que elegir entre su carrera profesional y su vida familiar”, añade Belén Arredondo, investigadora del Grupo DELFO de la URJC.

Es aquí donde la universidad juega un papel clave tal y cómo señala Mónica Segovia: la universidad tiene un papel fundamental como agente socializador en la elección de itinerarios formativos y profesionales de las mujeres. Es aquí donde se puede informar, orientar, fomentar, enseñar y aportar las herramientas necesarias para la consecución con éxito de las carreras científicas de las mujeres”.

Es el deseo de Mónica y el de muchas mujeres que pelean por defender su trabajo y su talento. Y quizás algún día, cuando a esas niñas que ya no quieren ser princesas les preguntemos por los grandes científicos de este país, reciten sin dudarlo, los nombres y apellidos de todas de las investigadoras que cada día luchan como el que más en estos laboratorios para dejar su huella en la ciencia.


Compartir

Otras noticias de interés

‘Think Big’, una experiencia emprendedora para inaugurar el Curriculum Vitae

Aula Magna

Un 58% de nuestros votantes considera ofensivo el término ‘nini’

Aula Magna

Lo más leído en Aula Magna en el curso 2018/2019

Alexis Ojeda

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies