Científicos de la UGR se trasladan a la isla de La Palma para monitorizar la erupción del volcán

Científicos de la UGR se trasladan a la isla de La Palma para monitorizar la erupción del volcán


Un equipo de científicos del Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos, de la Universidad de Granada, se ha desplazado a la isla de La Palma (Canarias) con el objetivo de instalar un equipo sísmico para el seguimiento de la erupción del volcán de Cumbre Vieja. Los investigadores, que ya se encuentran en la isla, cuentan con una amplísima experiencia en el estudio de la sismología volcánica, y han sido los responsables de la monitorización y gestión de riesgo sismo-volcánico de la isla Decepción o en la Antártida, durante las distintas campañas organizadas por el Gobierno de España, así como en las Islas Azores, el volcán Etna, Islandia, Japón, Argentina, México…

El equipo granadino instalará en el entorno del volcán de Cumbre Vieja su instrumentación, un array sísmico, específicamente diseñado por su personal científico y técnico para el estudio de las señales características de los entornos volcánicos. La directora del Instituto Andaluz de Geofísica, Inmaculada Serrano, recuerda que “una de las líneas de investigación del IAGPDS es la sismología volcánica, cuyos investigadores están especializado en el seguimiento y análisis de los terremotos asociados a la dinámica de los procesos volcánicos”.


El objetivo de la expedición granadina es, en este sentido, detectar la posición y extensión de los conductos volcánicos activos. Según explica el investigador de la UGR y responsable científico de la expedición, Francisco Javier Almendros, “el análisis de la actividad sísmica nos puede indicar los movimientos del magma en el interior de las fracturas y determinar el tamaño y la geometría de los conductos volcánicos, esta instrumentación se integrará con la ya instalada por la comunidad científica para el control y monitoreo de los procesos que están ocurriendo en el entorno de Cumbre Vieja”. La expedición de la UGR, formada por cuatro investigadores, cuenta con el apoyo de los científicos que están ya sobre el terreno de La Palma. Desde esta mañana trabajan en la instalación del array sísmico en el entorno de Cumbre Vieja, que esperan completar antes de este sábado para comenzar a obtener los primeros datos.


Compartir