Cinco preguntas que debes hacerte para elegir una carrera

Cinco preguntas que debes hacerte para elegir una carrera


Muchas personas están terminando sus estudios y quieren dar un cambio de rumbo a su vida, y entrar en la universidad es una de las opciones que se plantea. Éste puede ser un punto de inflexión en tu vida, pero debes tener claro que únicamente se trata del inicio de algo más grande, por lo que lo más importante es estar tranquilo.

Y es que elegir carrera universitaria puede marcar tu futuro profesional, pero no debe definirte por completo. Tus acciones y cómo sigas avanzando personal y profesionalmente serán lo que marque la línea por la que se desarrollará tu vida.

1. ¿Qué querías ser cuando eras pequeño?

Puede parecer una tontería, pero seguro que tenías una profesión preferida cuando eras niño. ¿Astronauta? ¿Bombero? ¿Veterinario? Sea cual fuere, no significa que ésta sea la carrera que vayas a elegir, pero sí un buen punto de partida. Piensa por qué te gustaba tanto, qué queda de ti en esas sensaciones y cómo puedes acercarte a ellas hoy en día.

2. ¿Qué te apasiona? ¿Dónde crees que destacas?

De la mano de la pregunta anterior, debes preguntarte qué es lo que más te gusta actualmente. Por muy alejado que te parezca, seguro que hay un camino para llegar hasta allí. Y también debes tener en cuenta qué es lo que se te da realmente bien, pues significa que tienes unas habilidades ya avanzadas para cualquier profesión que te plantees.

3. ¿A quién admiras?

Otra forma interesante de encontrar una carrera universitaria que estudiar es ver quiénes son tus referentes. Ya sean actuales o pasado, por su estilo de vida o por sus cualidades, por su personalidad o por un discurso inspirador; todo vale. Piensa por qué es tan importante para ti, e intenta descubrir (si puedes hablar con él, mucho mejor) cómo llegó hasta ahí, qué decisiones tomó y cómo se decidió para ejercer la profesión que sea.

4. ¿Te llama la atención alguna carrera con una amplia salida laboral?

Un punto que no debemos dejar de lado es lo que ocurrirá cuando termines tu etapa universitaria. Una carrera no es más que la puerta al mundo laboral por lo que, si te gusta algo que tenga altas expectativas de empleo en un periodo de unos cinco años, estás de suerte. Pero que el éxito o el dinero no sea tu principal objetivo.

5. ¿Qué ocurre si no me gusta la carrera o la profesión que elijo?

Por último, estoy seguro de que te habrás hecho esta pregunta o te la harás cuando vayas a matricularte. Puede que hayas imaginado algo que no era, o que la televisión te haya hecho ver una profesión de una manera distinta. No te preocupes, muchas personas cambian su rumbo profesional y, a pesar del esfuerzo económico, puedes decidir con libertad qué hacer en el futuro.

Además de estas preguntas, seguro que te pueden asaltar muchas más. No dudes en consultar en tu centro educativo con profesores y orientadores, o contacta con una universidad cercana u online para recabar algo de información. ¡Cuanta más tengas, más fácil será tomar tu decisión!


Compartir