Cinco sancionados por la UCO por incumplir las normas sanitarias en la Residencia Lucano

Cinco sancionados por la UCO por incumplir las normas sanitarias en la Residencia Lucano


Cinco estudiantes han sido sancionados por la UCO recientemente por incumplir las normas sanitarias. En concreto, la Universidad de Córdoba ha acordado la incoación de un expediente disciplinario a cinco residentes de la Residencia Lucano de la institución cordobesa por la celebración de una fiesta que contravenía la “normativa Covid-19 Viviendas” aprobada por la UCO.

Dicha fiesta, por la que estos residentes han sido sancionados por la UCO, se celebró en la madrugada del 17 de enero en el interior de una casa residencia con la asistencia de unos diez residentes. Del grupo han sido identificados cinco de ellos, a los que la Universidad les ha abierto expediente.

Ante esta situación, la Universidad de Córdoba apela a la responsabilidad del estudiantado en cumplimiento de la normativa, que no tiene otro objetivo que proteger la propia salud de toda la comunidad universitaria. Asimismo, la institución advierte que actuará en todo momento con la mayor determinación ante cualquier comportamiento que suponga un peligro para la salud pública, aunque también agradece el generalizado alto grado de responsabilidad mostrado tanto por el personal como por el estudiantado.

Nuevos sancionados por la UCO

Estos residentes sancionados por la UCO se suman a la lista de ‘infractores’ identificados por la Universidad de Córdoba tras obviar las restricciones y medidas sanitarias establecidas para evitar los contagios ante la pandemia por Covid-19. Una lista que a mediados de octubre de 2020 ‘se estrenaba’ con la expulsión de una veintena de estudiantes por no cumplir las normas sanitarias.

En concreto, en aquella ocasión la UCO abrió expedientes disciplinarios y procedió a la expulsión cautelar de cuatro estudiantes alojados en el Colegio Mayor Nuestra Señora de la Asunción “por reuniones no autorizadas que suponen el incumplimiento de las normas de prevención y protección sanitarias frente a la Covid-19”. A ellos se sumaron otros dos casos por “no respetar las medidas sanitarias en el comedor”, y siete más por “realizar reuniones con bebidas sin mascarilla en el entorno UCO, cercano al Colegio Mayor”, según señalaba la Universidad.

Un grupo de sancionados por la UCO que, a su vez, también contó entre sus filas con otros nueve estudiantes de la Residencia Lucano, la misma donde se han producido esta vez los hechos; a quienes también propuso expulsar la Universidad “por la celebración de una fiesta no autorizada”.


Compartir