¿Cómo son las nuevas Erasmus+ y en qué situación se encuentran estas becas?


¿Qué son las becas Erasmus+? ¿En qué han cambiado? Te contamos en este reportaje los puntos clave del nuevo programa y la visión del Ministerio de Educación.

Lo que popularmente se ha conocido con el nombre de Erasmus, son las becas de movilidad europea de estudiantes para estudiar en países europeos, para prácticas en empresa en Europa o también para profesores y personal para formación. Un tipo de beca que en España consiste en una dotación económica proveniente de la Unión Europea y otra del Gobierno español, en algunas comunidades autónomas, como el caso de Andalucía, también se otorga una partida económica de apoyo a los estudiantes Erasmus andaluces.

Económicamente, el Parlamento Europeo aprobó recientemente la inversión para los años 2014-2020 en las Erasmus por 14.700 millones de euros. Una aportación que supone un 58% más que en el periodo anterior. En España, la cuentía destinada irá de 51,2 millones en 2013 a 53,4 en 2014, un 4,3% más que el curso anterior.

Erasmus+ es la suma de los distintos programas de movilidad y cooperación internacional en Europa. Incluye el Programa de Aprendizaje Permanente, así como Mundus, Tempus o ALFA.

Ahora, estas becas Erasmus sufrirán algunos cambios, unos más significativos que otros, pero lo más importante es que se unen en Erasmus+. Esto quiere decir que los distintos programas existentes en el Programa de Aprendizaje Permanente, así como otros programas de educación superior como Mundus, Tempus, ALFA, Edulink y el Programa de Juventud en Acción, entre otros, se integran en lo que ahora llamaremos Erasmus+.

Ante los cambios que la Unión Europea establece en las becas Erasmus+, el Organismo Autónomo para Programas Educativos Europeos (OAPEE), del Ministerio de Eduación de España, ha elaborado un informe en el que se agrupan las consecuencias de estos cambios para nuestro país, así como algunas posibles soluciones.


Cambios en las nuevas Erasmus+: cuantías mínimas y máximas.

Según la Comisión Europea, el importe de las becas deberá ir en función de la calidad de vida existente en los países de envío y de destino, estableciendo así unas cuantías mínimas y máximas que se otorgarán a los estudiantes. Habría así tres grupos de países de envío de becarios y tres grupos de países de recepción para los que se asignan.

“La estrategia de que la concesión de una determinada cuantía atendiendo a las condiciones de vida del país de destino no es la primera vez que se plantea. La Junta de Andalucía de acuerdo con las universidades andaluzas ya viene planteando este tipo de cuestiones”, ha dicho el rector de la Universidad de Sevilla y vocal del Consejo Permanente de la CRUE, Antonio Ramírez de Arellano, en declaraciones a Aula Magna. José Manuel Roldán, rector de la UCO y todavía presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía ha manifestado que espera esto no suponga “una disminución de fondos, parece que tras las manifestaciones del ministro de Educación, Europa dijo que no las disminuía, sino que las aumentaba”.

De esta forma, los estudiantes con menos nivel de vida de origen, pero con más nivel en destino tendrán una ayuda de 250 a 500 euros al mes (promedio más alto), y los de más nivel de vida de origen y menos de destino recibirán una cantidad de 150 a 400 euros al mes (promedio más bajo), dependiendo de cada caso. Para España, según dicho informe, supondría una reducción del 45% de estudiantes Erasmus debido a que la beca media del curso académico 2010/2011 fue de 120 euros al mes.

El rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Carlos Conde, ha asegurado que le parece “adecuado” ya que “no es lo mismo ir a vivir a un país que te va a costar la residencia 6 euros que donde te va a costar dos, en ese caso me parece bien”. Adelaida de la Calle, rectora de la UMA, coincidía con el rector de la US en que “esto es algo que ya se estaba haciendo en el sistema universitario andaluz, el tener valorado el criterio del país adonde se iba y mientras sea aumentar yo soy una defensora del Erasmus total”.

La Comisión Europea quiere tener en cuenta la calidad de vida del país de destino, los estudiantes con menos recursos y el caso de las regiones ultraperiféricas.

Uno de los problemas de esta media tan baja española es que el presupuesto se basa “en 75% en el número total de estudiantes matriculados en educación superior en cada país y en un 25% en el número total de estudiantes Erasmus de cada país”, según destaca el informe. Aún así, la relación entre el número total de estudiantes matriculados y el de Erasmus es la tercera más alta de todos los países participantes (1,94%), más del doble que la media europea (0,96%), algo a lo que hizo referencia Monserrat Gomendio, secretaria de Estado de Educación, en una reunión con la comisaria de Educación, Androula Vassiliou. Por otra parte, según el OAPEE tampoco se tiene en cuenta que los españoles promedian unos ocho meses de estancia en el extranjero, cuando la media europea está en los seis meses de intercambio.


Incluye una serie de ayudas adicionales

Otro de los cambios de la Comisión es otorgar una ayuda adicional a los estudiantes con menos recursos, una ayuda que se materializaría entre los 100 y 200 euros mensuales añadidos, al igual que para los estudiantes que realicen prácticas, con el mismo promedio en la dotación.

Por último, establece una ayuda a los estudiantes de regiones ultraperiféricas igual a la que se asignaría a los estudiantes internacionales. Estarían divididas en tres grupos: 750 euros si está en el primero, 700€ en el segundo y 650€ en el tercero. En el caso español, serían los estudiantes de Canarias los que se encontrarían en esta situación.

Así, en general, el presupuesto total disponible para estudiantes Erasmus de España teniendo en cuenta todas estas ayudas y cambios disminuiría y supondría una reducción total del 69% de becados.


La visión del Ministerio de Educación

El OAPEE propone modificar el sistema de distribución de fondos entre los países participantes, de forma que los países más activos como España no se vean en una situación desfavorable, “como se ha venido produciendo en el Programa de Aprendizaje Permanente”, según reza el informe. La distribución de fondos debería basarse exclusiva o mayoritariamente en el número total de estudiantes que envía cada país, “lo que permitiría establecer becas más uniformes en todos los países participantes”.

Para el Ministerio de Educación, lo mejor sería distribuir los fondos según el número total de estudiantes de Erasmus que envía cada país, donde España saldría muy beneficiada.

Por otro lado, considera que se debería asignar el 5% del presupuesto no asignado en la propuesta de Reglamento para el Programa Erasmus+ a paliar situaciones como en la que se encontraría España. También se debería asignar separadamente el gasto que requiere la aplicación de las ayudas específicas a los estudiantes de regiones ultraperiféricas. La ayuda a los estudiantes con menos recursos considera que es “inasumible por el coste que representa” y por la imposibilidad de crear un criterio único para toda Europa.


Asignación presupuestaria de España y de los países europeos

Según las previsiones de la OAPEE, para los Erasmus españoles se asignaría una dotación de 115 euros al mes por parte de los Fondos de la UE. El Ministerio de Educación, tras las reducciones en el presupuesto a distribuir en Erasmus, tiene que repartir 15.292.000 millones de euros (36 millones en 2012/13 y 62 en 2011/12).

En Europa, Reino Unido es la que más aporta con hasta 500 euros/mes, mientras Bulgaria es la menos con 30-60 euros/mes.

La pretensión de Educación es repartir la ayuda entre los estudiantes con menos recursos (becados con una beca MECD General), así sería de 233 euros al mes, mientras que el año pasado era de 100 euros para todos los Erasmus, y 85€ de ayuda extra a los que disponían de menos recursos. Según el informe, al repartir los 15 millones de euros entre todos sería para dar de 40 a 45€ a todos los Erasmus, y sin presupuesto para la ayuda adicional. Por ahora, según lo publicado por el BOE, los Erasmus españoles becados generales por el Ministerio cobrarán 233 euros al mes, aunque el propio Gobierno presentará una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para que se incluya una ayuda a todos los Erasmus españoles aumentando la partida económica hasta los 19 millones de euros.

En el resto de Europa, destacamos los casos de Reino Unido que aporta 500 euros al mes, más tasas, para sus becarios de movilidad; Portugal, con 275-300 euros/mes; Bélgica, con 300-370 euros/mes; o Francia con 160-450 euros/mes, la que tiene el promedio más ancho. Bulgaria es uno de los países que menos dotación destina con 30-60 euros/mes para cada estudiante.


Más datos: Becarios de Erasmus por comunidades

En cuanto al número de becados y ayuda de las distintas comunidades autónomas, encontramos que Andalucía es la que más estudiantes envía con 9.859 en el presente curso, y 8.705, en el curso pasado, según estimaciones del OAPEE, seguida por Madrid (8.362), Cataluña (6.016) y Comunidad Valenciana (5.147). Entre las que menos, La Rioja, Baleares o Cantabria, sin superar los 400 estudiantes.

El número total de Erasmus para estudios es de 38.112 (previsión), 3.000 más que el curso pasado, y en total (sumando el número de estudiantes para prácticas) unos 44.722 estudiantes.


Hablan los rectores de las universidades españolas

El rector de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, Vicente Guzmán, ha declarado sobre los cambios en las Erasmus que estos “nuevos indicadores se compensan, no es un solo indicador (en referencia al número de habitantes de un país). Si se atiende a todos los indicadores yo creo que España no va a salir desfavorecida, pese a lo que diga el ministro Ignacio Wert”. Por otra parte, el vocal de la CRUE, Ramírez de Arellano añadía que se trata “más que de los detalles, de que exista un número suficiente de becas y que verdaderamente la igualdad de oportunidades en el acceso al programa Erasmus”.

El presidente de la CRUE y rector de Zaragoza, Manuel López, nos dio su versión sobre estos cambios en las Erasmus en unas declaraciones a este medio, en las que aseguraba que “todo lo que sean más Erasmus es el camino por el que tenemos que ir”, en referencia al incremento en la financiación. José María Sanz, rector de la Autónoma de Madrid, ha manifestado que se trata de “un proyecto fundamental para un país como el nuestro, el programa europeo tiene que ser complementado con subvenciones o con financiación del resto de los agentes”, además, ha añadido que “invitaremos a la Comunidad de Madrid a que participe”.

El rector de la Complutense de Madrid, José Carrillo, se ha referido a la intención del ministro de Educación de dar prioridad a los Erasmus becados generales del MECD. “Hay que priorizar a los estudiantes con más necesidad, pero se deben abrir a más recursos para que más estudiantes puedan disfrutar de estas becas.

La mayoría de los rectores de las universidades públicas españolas coinciden es que el programa supone una ventaja para la internacionalización de las universidades y para complementar la formación de sus alumnos. Además, también están de acuerdo en que todo lo que sea mejorar el programa, será bienvenido.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *