El comunicador que no comunicaba


Las elecciones en la Universidad de Huelva han dejado múltiples anécdotas y nuevas caras que buscarán ser recordadas en el próximo equipo de Gobierno que dirija la institución. Rumores y acusaciones que han acompañado a unas elecciones configurando una guerra sucia de cartelería y mensajes distantes de lo que debería ser el espíritu universitario. Resolución de la JUnta electoral de la UHU respecto a los pasquines contra la candidatura de Francisco Ruiz.

El candidato Francisco Ruiz, quien viene de ocupar el cargo de rector en la anterior legislatura, ha sido el principal afectado con pasquines contra sus propuestas y diferentes cuentas en redes sociales que buscaban atacar a su persona y mostraban la falta de principios democráticos y transparencia que se exigía desde las mismas.

Las campañas de comunicación oficial de los candidatos han intentado alejarse de estas actitudes, pero no han podido evitar acabar siendo manchadas por las mismas. Así, en el caso de la candidatura de María Antonia Peña, su jefe de campaña, Alejandro García, ha mantenido siempre que realizaba el trabajo “de forma gratuita” respondiendo a que “soy ex alumno y amigo de María Antonia Peña”. Un equipo de comunicación que ha trabajado en todo momento, según lo afirmado por ellos mismos, sin esperar retribución alguna. A través de unos vídeos publicados por una cuenta sin propietario reconocido, se señala la vinculación, directa de Alejandro García con la empresa de comunicación Creando Conciencia y la campaña de María Antonia Peña, que se puede confirmar por ser él quien firma las notas de prensa.

Vídeos publicados en redes sociales

 

 

La realidad hace dudar a la comunidad universitaria de las afirmaciones del ex delegado del CARUH Alejandro García, pues según una de las campañas anexas se señalaba la relación del propio Alejandro, así como de otros miembros de la campaña de María Antonia Peña, con la empresa de comunicación Creando Conciencia. En la web de la misma, se puede observar como Alejandro García a parece como  “socio fundador y vicepresidente de Creando Conciencia”. En la web, la empresa se presenta como una consultoría de comunicación, cuyas competencias abarcan temas como la creación de campañas políticas  e institucionales o auditorias. Respecto a las campañas de comunicación, la web de la empresa expone que: “Desarrollamos campañas de comunicación institucional, corporativa y política desde la idea semilla, hasta la inserción de la campaña en la planificación estratégica de su organización, así como su puesta en marcha a través de un plan de acción”. Resolución de la Junta electoral de la UHU respecto a pa petición de ampliar presupuestos de María Antonia Peña.

Si bien es cierto que el propio Alejandro García ha manifestado en varias ocasiones que su trabajo al frente de la campaña de Peña nada tiene que ver con su empresa, preguntado por Aula Magna no ha querido dar declaraciones al respecto. La presentación de los hechos lleva a la duda de si, siendo los miembros de la campaña de Peña fundadores y socios de una empresa especializada en campañas de comunicación política ¿por qué no aparece la misma como la encargada de la propia campaña? Si es cierto que la empresa Creando Conciencia es la que está detrás de la campaña esta debería estar presente en las cuentas de gastos de María Antonia Peña, cuentas que en el primer debate ambos candidatos afirmaron que harían públicas. Se suma a estas cuentas que el pasado 13 de junio, María Antonia Peña solicitó a la Junta Electoral la ampliación de los presupuestos para la campaña, unos presupuestos que alcanzan los 4.000 euros, el doble que en los anteriores comicios. La Junta Electoral, ante la petición del requerimiento de la nueva financiación dispuso no otorgarla.

La comunicación, ya sea por parte de los medios o desde un gabinete interno señala que la estrategia de no comunicar ni dar declaraciones ante los hechos responde a algún tipo de interés concreto. Un trabajo no remunerado, más cuando se emplaza como portavoz (ante los medios) de una campaña oficial crea incertidumbre respecto a cuáles son los motivos reales que llevan a una empresa, casi al completo, a estar detrás de toda una campaña en la que se dicen especialistas. Desde Aula Magna seguimos  a la espera de declaraciones y datos que confirmen o desmientan los hechos manifestados por los vídeos de la campaña de redes anexa a las elecciones. Tal y como señalaba Peter Drucker “lo más importante en la comunicación es escuchar lo que no se dice”.

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *