Con Twitter no se juega


Twitter ya es una realidad aceptada. Una tarea más de nuestro quehacer diario. La mayoría de los móviles cuentan con agenda de contactos, calculadora, reloj, correo electrónico, whatsapp… y, cada vez más, con Twitter como aplicación innegociable. El icono del pajarito azul sobrevuela los eventos comerciales con más reputación en el mundo, los medios de comunicación forman a su personal para que se dediquen exclusivamente a gestionar esta red social y, las noticias más relevantes empiezan a conceder sus exclusivas, en primer lugar, a través de este canal.

Quien quiera negarlo estará malgastando su tiempo, porque Twitter, queramos o no, está cambiando el mundo o, al menos, nuestro estilo de comunicación. Ya no se trata solo de un servicio a merced de los más jóvenes, ni a determinados grupos sociales. Las empresas se aferran y apuestan por ella para que forme parte de una de sus principales formas de publicidad. Puede ser percibido desde diferentes puntos de vista. Algunos autores, irónicamente, piensan que debido a la crisis, esta también llegó a la escritura y, en un intento de economizar, los mensajes de esta aplicación se limitaron a tan solo 140 caracteres.

Otros, en cambio, podemos interpretarlo como aquella forma rápida de informarse o de interactuar muy acorde al estresante nivel de vida. Como quiera que sea, todos sus usuarios utilizan, necesariamente, abreviaturas o emoticonos que no siempre conocemos a la perfección, lo que puede provocar que su uso inadecuado desprestigie la imagen de una sociedad o, a nivel particular, se convierta en el punto de inflexión para no considerarte el mejor candidato en un proceso de selección de personal.

Mostremos a continuación algunas apreciaciones sobre hashtags que habitualmente se utilizan erróneamente, o lo hacen en un contexto que no es el más adecuado:

  • #FA: se utiliza para recomendar a alguien, invitar al resto de tus seguidores a que lo sigan. Constituye la abreviatura de “Follow always”.
  • #FF: es una de las abreviaturas que pocas veces se utiliza bien. Corresponde a “Follow Friday” y, en consecuencia, solo puede ser utilizado para apoyar a un tuitero o, igualmente, para recomendarlo, pero solo y exclusivamente los viernes, y no otro día.
  • #HT: se ha extendido su interpretación como sinónimo o abreviatura de #hashtag, sin embargo, su significado real es el de “vía”,  “realizado por” o “hecho por”.
  • #JK: su desconocimiento ha hecho que caiga en desuso. Simboliza que “se está bromeando”. Lo habitual es que se sustituya por el símbolo “;-)”.
  • #NSFW: viene a representar “Not Safe For Work”. Supone más bien un aviso, o una llamada de emergencia para aconsejar que el contenido de ese tuit, normalmente un vídeo, no sería recomendable abrirlo en lugares de trabajo, bibliotecas, salas de cine… sobre todo para evitar molestar con el sonido asociado que podría llevar aparejado.

También podemos encontrar otros hashtags de usos o modales que evidencian formas de comportamiento. Por ejemplo, #PLS (please, por favor) o #THX (Thanks, gracias).

No podemos olvidar que al escribir un tuit… será leído por cientos, miles o millones de personas, por lo que utilizar Twitter no es un juego, sino una responsabilidad.

@vistadpajaro

José Antonio León Llorente


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *