Conoce en profundidad los detalles del virus Zika


Sin duda alguna, una de las enfermedades que más preocupa actualmente a la sociedad es el virus Zika. Un virus emergente miembro de la familia Flaviviridae, que también incluye el virus del dengue, el virus West Nile o el chikungunya, que se identificó por primera vez en Uganda, en 1947, y hasta hace pocos años había permanecido oculto y remoto, causando reducidos casos, probablemente en África. Después el virus se ha ido extendiendo a otros países del mundo poco a poco hasta llegar a América.

Así lo explica la profesora de Virología de la Universidad Francisco de Vitoria, Susana Álvarez Losada, que asegura que el principal modo de transmisión es a través de la picadura de mosquitos infectados del género Aedes, fundamentalmente Aedes aegypti en las regiones tropicales. Aunque cuantitativamente, hoy la inmensa mayoría de los casos se debe a la picadura del mosquito, no se descartan otras vías de contagio, como la transmisión sexual, perinatal y sanguínea. Por ahora se descarta que se transmita por la lactancia materna”. Además, la profesora da a conocer algunas de las preguntas más demandadas por la sociedad sobre este virus, entre las que se encuentran:

¿Es realmente peligroso?

No. Afortunadamente la tasa de mortalidad es baja. Los casos del Zika, desde el punto de vista de la enfermedad son casos muy leves, y no hay apenas ninguna complicación asociada, salvo los casos de embarazadas infectadas.

¿Cuáles son los síntomas del afectado?

Se estima que la infección sólo producirá síntomas en el 20% de los pacientes. El periodo de incubación (tiempo transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas) de la enfermedad no está claro, pero probablemente sea de pocos días. Los síntomas, que suelen durar entre 3-7 días, consisten en fiebre, conjuntivitis, malestar y cefaleas, dolores musculares y articulares fundamentalmente en manos y pies, y una erupción cutánea que comienza en la cara, distribuyéndose por el tronco acompañada de picor en algunas ocasiones.

¿Cuáles son las posibles complicaciones del virus Zika?

En 2015, las autoridades sanitarias locales de Brasil observaron un aumento en el número de recién nacidos con microcefalia coincidiendo con un brote de la enfermedad por el virus Zika. Las autoridades y organismos sanitarios investigan la posible conexión entre la microcefalia y el virus además de otras causas posibles. Lo cierto es que a día de hoy, no sabemos en qué porcentaje la mujer puede transmitir la infección al feto, ni cuántos de ellos van a desarrollar microcefalia.

Además, varios países afectados por el virus Zika han informado de un aumento anormal del número de casos del síndrome de Guillain–Barré, enfermedad autoinmune en la que el organismo ataca a una parte del sistema nervioso periférico. No se conoce exactamente el desencadenante del síndrome. 

¿Deberían preocuparse por el virus de Zika las embarazadas?

Mientras no se tenga más información, las mujeres embarazadas o que tengan previsto quedarse embarazadas deberían extremar las precauciones para protegerse de las picaduras. En Estados Unidos, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades recomienda que las mujeres embarazadas no viajen a 14 países de América Latina; entre ellos, Brasil, Puerto Rico, Venezuela o Colombia.

¿Existe algún tratamiento para la infección?

La enfermedad por el virus de Zika suele ser relativamente leve y no necesita tratamiento específico. Los pacientes deben estar en reposo, beber mucha agua y tomar analgésicos comunes para el dolor y la fiebre. En la actualidad no hay vacunas.

¿Qué puedo hacer para protegerme?

Para evitar las picaduras conviene utilizar repelentes de insectos, ponerse ropa (preferiblemente de colores claros) que cubra al máximo el cuerpo, utilizar barreras físicas (pantallas protectoras, puertas y ventanas cerradas), y dormir con mosquiteras. Es también importante vaciar, limpiar o cubrir los contenedores que puedan acumular agua, como cubos, macetas o neumáticos, para eliminar los posibles criaderos de los mosquitos.

¿Hay riesgo de epidemia en España?

A día de hoy se han confirmado varios casos, todos importados (personas procedentes de los países afectados). El principal riesgo de introducción en nuestro país estaría asociado con la llegada de viajeros infectados procedentes de zonas endémicas en aquellas comunidades autónomas donde hay presencia de personas originarias de esos países. El análisis de riesgo realizado tanto por el Ministerio de Sanidad como por el Centro Europeo de Control de Enfermedades concluye que “El riesgo de que haya muchos casos de contagios por el virus del Zika en Europa y en España es extremadamente bajo”.

En el litoral Mediterráneo, así como en el País Vasco, se ha detectado la presencia de Aedesalbopictus (el llamado mosquito tigre que es un ‘primo hermano’ del Aedes Aegypti), lo que plantea un escenario favorable a la transmisión del virus en España. Teóricamente, el mosquito tigre sí podría contagiar la enfermedad, pero todavía no está bien demostrado si sería un buen vector. No hay que olvidar, sin embargo, que la posibilidad teórica existe.

 

“Gripe, MERS, Ébola, Zika ¿Estamos preparados contra la próxima pandemia?” de García-Sartre

Por su parte, Adolfo García-Sartre, expuso la ponencia “Gripe, MERS, Ébola, Zika ¿Estamos preparados contra la próxima pandemia?” el pasado jueves en la facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo. García-Sartre es profesor en los Departamentos de Microbiología y Medicina y director tanto del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes en la Escuela de Medicina Icahn Mount Sinai en New York como del Centro de Investigación de la Patogénesis de la Gripe, financiado por los Institutos Nacionales de Salud de EEUU  .

Entre sus principales logros destaca la reconstitución y caracterización del virus de la gripe de 1918, uno de los virus más patogénicos de la historia de la humanidad, también denominada gripe española. Su investigación ha contribuido a un mejor conocimiento de la biología molecular, ciclo de replicación, la inmunogenicidad y virulencia tanto de los virus de la gripe como de otros virus importantes en salud humana, tales como el Ébola, el dengue y el HIV.

Además, sus estudios han provisto las bases para la identificación de nuevos antivirales y vacunas para el tratamiento y la prevención de infecciones víricas. Durante el acto, el director declaró que “necesitamos nuevos antivirales de amplio espectro, acelerar la producción de vacunas y entrenar a futuros investigadores para evitar nuevas pandemias como el Zika”.

García-Sastre comentó que el Zika no es un virus nuevo, pero ha producido “un brote epidémico sin precedentes en América Latina”, y destacó que el auténtico problema de este virus “no son sus síntomas, sino sus secuelas” ya que provoca microcefalia en niños recién nacidos y el síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad muscular poco común que afecta al sistema nervioso.

El investigador también profundizó en la propagación de pandemias causadas por otros virus como SARS, MERS, Ébola y Gripe, durante su ponencia, y recordó que las pandemias surgen cuando los virus que atacan a los animales experimentan una mutación y desarrollan cepas que se adaptan a los humanos.

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *