De Aguilera entrega su candidatura a rector para conseguir la “transparencia absoluta de las plantillas y fundaciones de la Universidad”


El candidato a rector Miguel de Aguilera ha entregado su candidatura esta mañana en el registro del Aulario Severo Ochoa, donde horas antes también lo hacía el rector en funciones, Miguel Ángel Narváez. El tercer candidato, Ernesto Pimentel, ha anunciado que hará su entrega mañana miércoles en el las dependencias de el Rectorado. La canditaura ha sido presentada ante los organismos oficiales junto a la presencia de la mayor parte del equipo que acompaña a De Aguilera.

Después de rellenar los documentos que le permiten optar a la candidatura de rector, el aspirante a cabeza de la UMA ha compadecido ante los medios, con los que ha repasado las propuestas de su campaña. De Aguilera ha señalado que el tiempo que el gobierno de la Universidad ha estipulado para celebrar el debate y la campaña electoral es muy limitado, pues solo cuenta con cinco días hábiles. Durante este proceso se dan a conocer las propuestas, para poder discutirlas con los implicados y darles difusión. Esta limitación en la campaña electoral es el motivo por el cual el rectorable ha hecho una pre-campaña, pudiéndo así comentar con los colectivos de la Universidad de cada centro cada punto del programa y reformarlo atendiendo todas las propeustas recibidas. Gracias a estas reuniones previas, De Aguilera ha manifestado su orgullo al poder presentar proyecto que ha sido formado por todos los estamentos de la Universidad, en el que se han escuchado todas propuestas para adecuarlo.

Respecto a las propuestas concretas, De Aguilera tiene como primer objetivo la modernización de la Universidad de Málaga, para equipararla a todas las demás universidades españolas. Así, propone “hacer de la UMA un escenario de debate intelectual de primera nivel”, trayendo a personalidades de todo el mundo para crear ese espacio de debate. Otro de los puntos en el que incide el candidato es el de trabajar el carácter creativo de la Universidad, fijando como objetivo emular otros centros de reconocido prestigio como las universidades de Reino Unido. En definitiva: “una universidad publica, eficaz, eficiente, transparente y responsable, en la que vuelvan a estar limitados los mandatos de los cargos electos.”

Respecto a la gobernanza, Miguel De Aguilera busca la transparencia económica, ya que ha incidido en “la transparencia absoluta de las plantillas, tanto de la Universidad como de las fundaciones y otras entidades directamente vinculadas”, donde se incluiría la Fundación General de la UMA.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *