De la Calle deja paso a Manuel López, rector de UZ, al frente de la CRUE


Manuel López, rector de la UZ, se ha convertido esta mañana en presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), tal y como estaba previsto que sucediera. En su equipo, José Antonio Ramírez de Arellano, rector de la US, sustituye a de la Calle como andaluz.

Esta mañana ha tenido lugar la Asamblea General de la CRUE en la que se ha elegido al nuevo equipo de gobierno de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas. Un equipo que como contamos en Aula Magna, se torna continuista de su anterior etapa. Manuel José López, rector de la Universidad de Zaragoza, ha sido elegido presidente de la CRUE en la votación que ha tenido lugar en la Universidad de Málaga, con 53 votos a favor sobre un total de 57 emitidos.

El mandato del nuevo presidente de la CRUE se prolongará hasta el año 2015. Junto a él se ha elegido al Comité Permanente, que no ha cambiado del que había hasta este momento, salvo las sustituciones necesarias. Está formado por dos vicepresidentes Francesc Xavier Grau i Vidal, rector de la Universitat Rovira i Virgili y Marcos Sacristán Represa, rector de la Universidad de Valladolid; y los vocales Esteban Morcillo Sánchez, rector de la Universitat de València; Antonio Ramírez de Arellano López, rector de la Universidad de Sevilla; José María Sanz Martínez, rector de la Universidad Autónoma de Madrid y Iosu Zabala Iturralde, rector de la Mondragón Unibertsitatea.

El presidente ha agradecido y reconocido a la presidenta saliente de la CRUE, Adelaida de la Calle, su labor realizada al frente de la institución “por su entrega y calidad de gestión durante su mandato”. En relación al proyecto que va a liderar al frente de la CRUE, ha destacado que, “la candidatura surge de la continuidad del Comité Permanente anterior y es de consenso”. “He decidido presentarme con el aval de mi experiencia de más de cinco años como rector de la Universidad de Zaragoza y de mi conocimiento de la situación que atraviesa el sistema universitario español”, circunstancias que “podrán ser útiles y provechosas para ejercer mi cargo como presidente”, ha dicho López.

El presidente ha indicado que asume este periodo “con voluntad de compromiso y con la convicción de defender al Sistema Universitario Español”, con el convencimiento de que el diálogo “es la única forma de encontrar soluciones y de afrontar las adversidades”.

Por su parte, la presidenta saliente se ha mostrado muy satisfecha con la experiencia vivida. “El balance es muy positivo, si bien ha sido una época muy dura económicamente hablando”, ha indicado la rectora de la UMA, que ha asegurado que ha aprendido mucho de otros sistemas universitarios internacionales, una experiencia que le permitirá aplicar en la Universidad de Málaga.


Compartir
Comentarios

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *