Del papel a la realidad a golpe de ‘click’


La empresa Moyupi, dirigida por Juan Ángel Medina, titulado de la UJA, utiliza las nuevas tecnologías de impresión en 3D para dar ‘vida’ a la imaginación de los niños, y lo hace a través sus propios dibujos, utilizándolos para elaborar diseños que puedan imprimirse en tres dimensiones y convertirse, por lo tanto, en muñecos nacidos de la inventiva de los más pequeños. Se trata en definitiva de ofrecer a los niños y niñas la oportunidad de dibujar sus propios juguetes.

Esta startup jiennense se ha convertido en todo un referente para el emprendimiento de la Universidad de Jaén, traspasando fronteras en la venta de ‘moyupis’ a través de su página web. El máximo propulsor de la iniciativa explica que la idea surgió en 2014, cuando estuvo viviendo en Alemania con una familia que tenía muchos niños a los que les gustaba dibujar todo tipo de monstruos. En aquel momento Juan A. Medina trabajaba como diseñador 3D y estaba muy en contacto con el mundo de la impresión tridimensional, y decidió convertir aquellos monstruos en muñecos de verdad para sorprender a los niños. En una entrevista concedida para la revista 3Dnatives (publicación referente en el ámbito de impresión en 3D) Medina revela que el nombre ‘moyupi’ nace de la combinación de las palabras ‘monstruos’ y ‘yupi’ (expresión infantil de alegría).

El titulado de la UJA subraya, en este sentido, que el principal propósito con cada ‘moyupi’ es que el resultado sea exactamente igual al dibujo original, y explica que para ello los diseñadores que participan en este proyecto empresarial tienen que interpretar el dibujo y darle volumen creando un modelo digital en 3D. Este archivo se envía a una impresora 3D para crear la pieza, que puede ser de 10, 14 o 18 centímetros de alto o ancho. Después, la pieza pasa por un post-procesado que consiste en retirar los soportes, lijar y suavizar químicamente la superficie, para que finalmente se imprima, se pinte y se barnice a mano.

Un enfoque social

Este proyecto, que estuvo alojado en el vivero empresarial ubicado en la Antigua Escuela de Magisterio de la Universidad de Jaén, fue reconocido con el VII Premio al Emprendimiento de la UJA, así como con en la II edición de los Premios de Emprendimiento de las Universidades Públicas Andaluzas 2015. Recientemente, Moyupi ha recibido el ‘Premio más humano’ al emprendimiento social concedido por El Corte Inglés, por su iniciativa con los niños ingresados en el Hospital de Jaén, quienes han transformado sus dibujos, realizados durante su ingreso, en muñecos de verdad. El objetivo de esta actividad es hacer felices a estos niños aportando desarrollo artístico y refuerzo de autoestima durante su estancia en el hospital. El premio fue entregado por Ester Uriol Álvarez, responsable de Comunicación Corporativa de El Corte Inglés, y ha consistido en 2.000 euros de capital.

Respecto al resto de iniciativas premiadas, el ‘Premio más humano’ de Catenon a la mejor solución para la captación y gestión de talento global fue para ‘Alumne’, creadores de una plataforma que combina la formación gratuita para candidatos que quieran acceder a procesos de selección; ‘CerQana’ ganó el ‘Premio más humano’ para la integración de personas con capacidades diferentes de BANKINTER, con la creación de una app móvil de ayuda y localización de personas mayores y dependientes que su comunicación y adaptar la tecnología a sus capacidades concretas; suelos inteligentes para oficinas de Plactherm, fue el ganador del ‘Premio Más Humano’ en la categoría de mejora de entornos laborales y nuevas formas de trabajo. Así, estos galardones demuestran que el emprendimiento empresarial no está exento de una perspectiva social y solidaria que mejore el mundo en el que vivimos.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *