Ocho candidatos andaluces que el 20D aspiran a “dar el salto” de las aulas universitarias al Parlamento


Las elecciones generales del próximo domingo 20 de diciembre ofrecerán un nuevo panorama político al país. Las universidades también juegan un papel fundamental en las mismas, no solo por la formación que ejercen en los ciudadanos votantes, sino añadiendo a las listas personal de su comunidad. Tal y como expresan muchos de los candidatos entrevistados, la disposición de un título no es un requisito obligatorio para formar parte de la la política, aunque sí otorga unos conocimientos necesarios para desarrollar muchas de las tareas a las que se enfrentaran una vez sean elegidos.

Desde las listas andaluzas son varios los universitarios, tanto miembros del PAS, PDI o alumnado, que llevan las siglas de su partido al Congreso o Senado, añadiendo una perspectiva y trayectoria académica a la política estatal. De diferentes partidos y provincias todos los entrevistados por Aula Magna tienen en común su interés por defender la Educación en sus futuros puestos, representando no solo a los ciudadanos de su territorio sino al conjunto social español, con una perspectiva académica y crítica.

Mayte Otero, la cara más joven del Senado por el PP

Mayte Otero (28 años) pertenece a la Universidad de Málaga, en la actualidad esta desarrollando su doctorando en el área de Derecho Mercantil. Tal y como nos ha expuesto Aula Magna, el trabajo en el Senado, donde en estos momento ejerce como representante por el grupo popular, junto al propio desarrollo de su tesis, le deja poco espacio para el resto de actividades académicas, sin que ello repercuta en su interés y trabajo por la Universidad. Mayte Otero es conocida por ser la senadora más joven de España, pues con tan solo 28 años entró a formar parte de la Cámara Alta bajo las siglas del Partido Popular. Mayte Otero, candidata al Congreso por Málaga con el Partido Popular

El próximo día 20 diciembre se presenta en la lista del PP para el Congreso, en el puesto nueve por Málaga. Sobre sus motivos para entrar en política destaca su largo recorrido, pues con tan solo 18 años entró a formar parte del partido. “Siempre me ha gustado la política y me he mostrada interesada en ella. Fue desde las asociaciones universitarias cuando empecé a entrar en todo el movimiento político y cuando tuve edad me afilié al Partido Popular”.

La trayectoria académica de Mayte Otero añade una amplia formación en materia de representación estudiantil, de esta manera ha subrayado que, en el momento en el que llegue al congreso, esto “puede influir en la defensa que haga de la universidad, pues al conocerla por dentro comprendo sus reclamaciones y necesidades. Trabajaría como nexo de unión y transmisión partido-universidad”. Ante la legislación sobre Educación expone la necesidad de llegar a un Pacto de Estado:

“No se puede hacer leyes constantemente, ele efecto que tiene una ley necesita tiempo para aplicarse. Habría que sentarse todos juntos para aunar ideas y ubicar a las universidades españolas entre las mejores puestos de referencia internacional, así como dar una mejor formación”.

La formación académica se sitúa en esta joven candidata como algo fundamental a la hora de ostentar un cargo político. De esta forma, la relación política-universidad entra en el momento en el que se vislumbra cómo la política está en todos los ámbitos de la vida. “Hay gente más activa, pero todos los ciudadanos somos políticos. La universidad es un buen espacio para el fomento de la política”.  Pese a su juventud, Mayte Otero subraya que “Hay que mirar sin prejuicios, la gente tiene que ver la gestión. somos un equipo muy grande y no se deben guiar por las modas. Hay que poner en la balanza la gestión y el bagaje del PP” de la misma forma que incita al voto joven señalando que estos deben “analizar los avances que hemos llevado a cabo”.

Antonio Suárez, granadino candidato al Senado por Ciudadanos

Antonio Suárez es catedrático en Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad de Granada, con una trayectoria profesional de 25 años dentro del mundo de la docencia y la investigación; dedicación a la que ahora ha sumado su trayectoria política al presentarse como primer representante en la lista para el Senado por Ciudadanos. Antonio Suárez, candidato al Senado por Granada con Ciudadanos.

El catedrático de la UGR Suárez jamás había tenido contacto con la política ni relación con ningún partido concreto, algo prácticamente habitual en el común de los ciudadanos el mantenerse al margen; pero “a raíz de los múltiples casos de corrupción y del despilfarro de fondos, me ha impulsado a dar el paso y acercarme al ciudadano como una opción sensata para intentar regenerar esto con valores éticos, como vivimos en la universidad”, asegura.

Por este motivo, a pesar de ver mermada su labor académica e investigadora en caso de ser elegido para el Senado, algo para lo que “buscaría momentos para continuar con mi investigación en horarios de fines de semana”; Antonio Suárez quiere, al igual que en la universidad, promover los valores humanos y éticos, la responsabilidad, la generación de riqueza y el reparto de la misma. Ideología que coincide con la de su actual partido, Ciudadanos, razón por la que ha dado este paso para “intentar devolverle la ética a las instituciones y la higiene moral y económica”.

Por su parte, como miembro de la comunidad universitaria, considera que es fundamental una formación académica para ejercer algún cargo político, “es un plus que se debe tener”; pero a pesar de ello también reconoce que “se pueden considerar excepciones con personas de relevancia profesional que también quieran dar el paso en la política”. Una actividad de la que él mismo percibía que había perdido la ética, algo que posiblemente comparta con gran parte de la población, universitaria o no, pues a día de hoy es “una profesión con muy mala prensa”; pero al mismo tiempo es algo “esencial para poder cambiar las cosas y poder cambiar nuestra sociedad y mejorarla”, afirma Antonio Suárez.

Para acabar, al hablar con él sobre la última ley de Educación, la LOMCE, no se posiciona a favor ni en contra de la misma, pero reivindica la necesidad de una ley educativa “que nazca del consenso de las fuerzas políticas mayoritarias porque tiene que ser estable, estar bien construida y contar con el profesorado a la hora de construirse”, un trabajo necesario para volver a darle motivación e impulso a la actividad docente, algo “fundamental para nuestra sociedad porque de ello depende la educación en valores y en actividades de nuestros hijos”.

“Tiene que haber una ley consensuada y que dure muchos años, y eso no se puede construir a base de enfrentamiento continuo entre dos bloques cerrados”

un enfrentamiento que ha creado siete leyes de educación desde el comienzo de la democracia, algo que hace insostenible un sistema educativo en el que no hay continuidad. Por ello, tanto él como desde Ciudadanos opinan que es necesario “repensar de nuevo el modelo educativo de la Constitución y darle una estabilidad y consistencia”, trabajo que debe realizarse mediante el consenso.

 

Francisco Guzmán, cabeza de lista malagueño de IU para el Congreso 

En las aulas está también el cabeza de lista de IU por la provincia de Málaga, Francisco Guzmán (49 años) que es técnico Especialista en Imagen y Sonido y Técnico Intermedio en Prevención de Riesgos Profesionales y que, actualmente, está cursando asignaturas de segundo y tercer curso del Grado de Gestión y Administración Pública de la UMA. Además, trabaja como miembro del PAS en la Universidad Laboral de Málaga. Francisco Guzmán, cabeza de lista de IU Málaga para el Congreso.

Guzmán es militante de base de IU desde hace 24 años, pero hasta ahora no había participado activamente en política en ningún cargo público ni del partido. Es miembro de la Hermandad Obrera de Acción Cristiana desde 1990 y también del sindicato Comisiones Obreras. Desde julio de este año es coordinador de IU en la capital malagueña, y fue elegido como número uno de esta formación por Málaga en un proceso de primarias abiertas en el que participaron más de 2.000 personas.

“He tenido siempre bastante vinculación con la educación, por mi cercanía al sistema educativo desde distintos puntos de vista”, afirma al explicar que además de ser estudiante universitario y PAS, también ha participado como presidente en las Asociaciones de Madres y Padres de los colegios de sus cuatro hijos, y que su pareja es profesora de la UMA y actualmente vicedecana de la Facultad de la Facultad de Estudios Sociales y del Trabajo. “Puedo aportar una visión muy global de toda la comunidad educativa”, señala.

Explica que es su “inquietud personal por la educación” lo que le ha llevado a matricularse en la Universidad y subraya la estrecha relación entre los estudios de Gestión y Administración Pública, y el ejercicio de la política.

“Soy de los que piensan que es necesario estar formándose y aprendiendo permanentemente”, dice, aunque considera que para ser político “no es una necesidad imperiosa” tener una titulación universitaria. “La titulación académica es importante pero no excluyente”, opina, agregando que lo que se necesita son “personas preparadas pero con una conciencia en lo colectivo”.

Sobre la legislación educativa en España, Guzmán lamenta que esta materia “siempre” se ha tratado, tanto por parte del PP como del PSOE, “de una forma muy partidista”  y “sin respaldo de la comunidad educativa”. “La LOMCE y Bolonia, por ejemplo, han sido eso: procesos que no han tenido el respaldo de nadie, ni de sindicatos, ni de profesores ni de alumnos”, expone.

Para el cabeza de lista de IU por Málaga es importante que se alcance un pacto “amplio con vista a muchos años, para ir dando los pasos necesarios para mejorar el sistema, y no seguir haciendo chapuzas”. En este sentido, entre otras medidas, su partido defiende que hay que “constitucionalizar las exigencias de financiación para la educación”, y dedicar a la educación en torno al 7% del PIB.

Santiago Gutiérrez, defensor del medioambiente por IU

Desde Cádiz, también en las listas de Izquierda Unida, se presenta a la cabeza el profesor Universidad gaditana Santiago Gutiérrez. Licenciado y doctorado en Tecnologías del Medioambiente, Santiago Gutiérrez es el autor de múltiples publicaciones relacionadas con el medioambiente y de la propia Bahía de Cádiz. En la actualidad es profesor invitado en el Máster de Gestión Integral del agua de la Universidad gaditana.

Sus motivos para entrar en política vienen por la “necesidad de aportar conocimiento a la política para hacer de este un país mejor”, así subrayó que cree que “las personas que estamos en el mundo del conocimiento, podemos dar un punto de vista intelectual, así como devolver lo que la Universidad y la función pública nos ha dado, pues es una responsabilidad que tenemos de devolver lo que se nos ha ofrecido”.

La trayectoria académica de Guitérrez está íntimamente relacionada con el medioambiente, siendo este

“Un área multidisciplinar, y la multidisciplinariedad es fundamental para la gestión. El ámbito medioambiental aborda la realidad desde muchas y diferentes perspectivas, la ecología, el medioambiente, la geografía… y la política necesita esa visión multidisciplinar para gestionar y tener en cuenta las diferentes particularidades de cada realidad”.

Santiago Gutiérrez, candidato al Congreso por Izquierda Unida en Cádiz.

Así, el programa de IU desarrolla la estrategia medioambiental de forma profunda “el ámbito medioambiental es fundamental en la política, es el centro de nuestras vidas y se debe tener en cuenta en medidas a medio y largo plazo. Desde Izquierda Unida queremos recuperar el papel que el medioambiente se merece en la política, situándolo al centro de la misma.” El medioambiente es parte fundamental del programa de este candidato, llevando consigo las líneas de su partido basadas en el ámbito social y la defensa de los servicios públicos. Con esta y con otras medidas similares IU busca renovación en la política y el cambio. ante la pregunta de si es necesaria una formación académica para entrar en política, el candidato de Izquierda Unida sostiene que “Hace falta conciencia y formación, académica o personal. Un título académico por si solo no otorga conocimiento, hay personas que lo tienen sin haber pasado por la universidad, por su propia trayectoria personal”, aunque expone que es importante la formación, pues esta da la posibilidad de hacer una mejorar política con conocimiento profundo de los temas.

En materia Educativa, al igual que el resto de candidatos subraya la necesidad de un Pacto de Estado de todas las organizaciones implicadas, derrogando la ley actual y ofreciendo una nueva basada en el consenso.

Antonio Morales Lázaro, desde el Consejo Social al Senado por el PSOE

De la Universidad de Málaga se presenta en la lista como número uno al Senado el presidente del Consejo Social universitario malagueño, Antonio Morales Lázaro. Durante varios años ha sido profesor asociado del Departamento de Derecho Constitucional de la UMA. En su trayectoria profesional ha ejercido asimismo como juez de menores y magistrado de Trabajo. a su trayectoria universitaria añade la presidencia de la Unión Progresista de Fiscales entre los años 2001 y 2003, así como el Ateneo de Málaga y la Cruz Roja de la provincia. Antonio Morales, presidente del Consejo Social de la UMA y candidato al Senado por el PSOE.

Su entrada en política deriva de su interés en trabajar para las personas y sus necesidades, señalando que “no hemos venido al mundo a mirar el cielo, hemos venido a aportar todo lo que se tenga, yo quiero ayudar y aportar algo más a la sociedad”. Del mismo modo señala que la trayectoria académica le beneficia en su postulado al senado, señalando que “la vida son las experiencia de cada uno. La trayectoria que traemos enriquece mucho y aporta a la cultura y la educación, y sin ellas no hay identidad, belleza, conocimiento ni excelencia”. La Universidad forma parte de este candidato, el cual expone que, aunque no es necesario tener una titulación para desarrollar un puesto político “sí se necesita el conocimiento del área”, subrayando que todas las profesiones son útiles y su conocimiento no tiene porqué haber adquirido con una titulación.

Ante las medidas en materia de Educación señala que:

“desde mi partido llevamos bastantes propuestas en Educación, pues para ganar el futuro es necesario el conocimiento. De igual manera se necesita un pacto por la ciencia y la tecnología, que es el sustrato de las universidades. Entre las propuestas del PSOE destaca la educación pública y gratuita universal desde los 0 a los 18 años, así como establecer segundas oportunidades a las personas que, por razones adversas, han tenido que abandonar los estudios”.

Su candidatura al Senado, frente a las críticas que este recibe, la defiende por ser el órganos donde “reside soberanía popular, no puede ser menospreciado” así como ofrece la posibilidad de convertirla en una cámara defensora del sistema territorial, de las autonomías.

como presidente del consejo Social destaca la relación empresa-universidad, donde debe existir una “relación de ida y vuelta en la que la empresa incorpore a la universidad y se enriquezca”. En palabras de Morales, el entorno empresarial significa “emprendimiento y creación”, y el universitario “conocimiento”, por lo que se complementan para hacer de este un “mundo competitivo”.

Manuel Torres, vicerrector y candidato a diputado por el PSOE

Manuel Torres Aguilar (Córdoba, 1963), vicerrector de Estudiantes y Comunicación de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) desde septiembre del pasado año, y profesor con una más que amplia trayectoria docente y de gestión en la Universidad de Córdoba (UCO) -donde fue decano de la Facultad de Derecho en 1998, vicerrector desde 2002 y candidato a Rector en las elecciones celebradas en la UCO en mayo de 2014-; es el ‘número 4’ de la lista del PSOE al Congreso de los Diputados por Córdoba. Unas listas en las que aparece por primera vez, aunque su vinculación con el partido socialista data de marzo de 1996, cuando, justo el día después de la derrota electoral del entonces presidente Felipe González, se afilió a este partido, formando parte de la Agrupación del barrio cordobés de Ciudad Jardín, como él mismo recuerda. Manuel Torres (a la dcha. en la imagen) en un acto de campaña celebrado este miércoles a las puertas de una de las facultades de la UCO.

Catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones de la UCO y actual director de la Cátedra UNESCO de Resolución de Conflictos de la universidad cordobesa, afirma, a sus 52 años de edad “y con una carrera profesional ya consolidada”, haber dado este paso por el “momento político difícil y apasionante, con cambios importantes” por los que España atraviesa en estos momentos, y ante la idea de que “los que tenemos una formación y compromiso público podemos aportar algo, devolviendo también así a la sociedad parte de lo que ella nos ha dado”.

A nivel interno, y de resultar elegido, Manuel Torres señala que no tiene muy claro cómo influirá su trayectoria académica en su posible labor dentro del grupo socialista en el Congreso, “ya que no sé los criterios que manejará el PSOE a la hora de repartir las distintas labores y funciones”. Sin embargo, Manuel Torres huye de elitismos y considera que la formación a nivel universitario no es una condición ‘sine qua non’ para poder dedicarse a la política, para lo que sí considera que hay que tener cierto nivel de formación y de desarrollo profesional, “y mucha sensibilidad, junto a un mínimo de capacidad de comunicación y de saber escuchar”.

Centrándonos ya en el programa político del PSOE, y en los aspectos más relacionados con la educación, Torres se muestra tajante: “en el PSOE lo hemos dejado bien claro, derogaremos la LOMCE”, la última ley educativa aprobada por el Gobierno del PP, “pero no para imponer el programa del PSOE, sino para iniciar un proceso de diálogo con todos los agentes implicados que nos lleve a una nueva ley consensuada por todos”.

Ya en el ámbito universitario, y sobre los últimos decretos que ha aprobado el Gobierno de Rajoy (de acreditación del profesorado, de creación de nuevos centros y el conocido y polémico ‘3+2’), el también vicerrector de la UNIA señala, en relación al nuevo sistema de acreditación, que, cuando menos, “hay que racionalizar los trámites burocráticos, y realizar una valoración del modelo”. Mucho más crítico se muestra con los otros dos decretos, ya que el PP ha rebajado tanto los requisitos que “cualquiera puede montar una ‘mini universidad’. Y respecto al ‘3+2’, de entrada, paralizarlo, y realizar una “reflexión en profundidad”.

Por encima de que resulte o no elegido como diputado, este profesor de la UCO sí tiene claro lo positivo que le ha aportado esta campaña electoral en la que ha participado en primera línea, muy distinta de la campaña que vivió como candidato en 2014 para las elecciones a Rector de la UCO, ya que, a su juicio, “ambas campañas no tienen nada que ver”. Quizá sí en cuanto al tiempo que le viene dedicando, pero no en cuanto al discurso y a los colectivos a los que se ha dirigido, mucho más amplios y de toda clase y nivel social. Una campaña que, le lleve o no a Madrid, reconoce haberle servido “para darme cuenta de que a veces en la universidad vivimos en una burbuja”.

Alberto Montero, cabeza de lista de Podemos por Málaga

El candidato de Podemos por la provincia de Málaga para el Congreso, Alberto Montero (45 años) es Doctor en Economía y profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga, institución académica a la que se incorporó en 1997 aproximadamente.

Ha sido presidente de la Fundación CEPS y ha desarrollado tareas de asesoramiento internacional para diversas instituciones públicas latinoamericanas. Así, su trayectoria profesional es fundamentalmente académica, habiéndose mantenido al margen de la política activa. Lo que le ha llevado a dar el paso ha sido, según afirma, su “compromiso social y la ilusión de un proyecto nuevo como Podemos, que recogía esos compromisos”. Alberto Montero, candidato al Congreso por Podemos Málaga.

Por eso, ha apoyado a este partido desde su nacimiento, y forma parte del Consejo Estatal Ciudadano de Podemos, el máximo órgano de dirección de la formación morada a nivel nacional, creado en noviembre de 2014.

Considera que la formación académica es “necesaria” para poder desarrollar la actividad política “en las mejores condiciones”. No obstante, Montero opina que no es imprescindible poseer titulación universitaria para el ejercicio de un cargo político. “Hay que tener buenos asesores y técnicos, el político al final toma decisiones políticas”, señala, aunque agrega que “si se tiene una formación más amplio tu abanico también será más abierto”.

En referencia al ámbito educativo, el candidato de Podemos considera que la LOMCE es “un paso adelante para la privatización”, y expresa su “convicción, a todos los niveles, con una educación “pública, universal y gratuita”.

Por otro lado, se muestra partidario de alcanzar un pacto de Estado por la educación, pero insiste en que este no solo debe englobar a los partidos políticos, sino que se debe hacer integrando a toda la comunidad educativa y a todos los colectivos. Esto, junto con su intención de “revertir todos los recortes” es uno de los puntos que, según precisa, Podemos incluye en su programa en materia educativa.

David Martínez López, candidato jiennense al Congreso por Podemos 

El director del Departamento de Antropología Geografía e Historia de la Universidad de Jaén, David Martínez López, se presenta como candidato al Congreso de los Diputados por Jaén a través de Podemos, y explica que su proceso de politización fue muy temprano. “En el seno de mi familia, desde mi infancia, en el tardofranquismo, la política y la memoria histórica siempre estuvieron presentes. Mi padre participó en la organización del PSOE de Granada durante la transición y mi tío paterno, Ramón López, fue comunista y murió fusilado en 1937 en las tapias del Cementerio de Granada. Su hermano José, también tío mío, siempre militó en el PCE y en CCOO, y participó en la lucha antifranquista en Granada, murió hace unos años luchando por recuperar los restos y la dignidad de su hermano Ramón. A todos les unían dos empeños: la lucha por la democracia y la ambición de construir una sociedad justa”. En este sentido, el candidato señala que desde su punto de vista los requisitos esenciales para desempeñar un cargo político son dos: “integridad y compromiso”. David Martínez López, candidato de Podemos por Jaén.

En materia de educación, David Martínez subraya que en la actualidad el principal problema es la desigualdad de oportunidades en el acceso al sistema educativo, y recalca que “la erosión del sistema de educación pública provocado por el ajuste austericida consensuado por el PSOE y el PP, a partir de la reforma del artículo 135 de la Constitución, ha deteriorado la calidad de la educación”. Sobre la LOMCE el profesor de la UJA aclara que “ha sido una reforma nefasta, más preocupada por defender las posiciones de la Iglesia católica y la enseñanza concertada, que por articular un sistema de calidad al servicio de una sociedad cohesionada”. Igualmente, asegura que se trata de una reforma más interesada en formar consumidores, productores y empresarios que en formar ciudadanas y ciudadanos libres y responsables, y subraya que “la configuración de pruebas selectivas externas que trocean las distintas etapas de la enseñanza obligatoria y el bachillerato, es una apuesta decisiva por convertir el sistema educativo en un aparato de selección social y, por ende, en una terrible maquinaria de desigualdad”.

De cara al funcionamiento de las universidades públicas, Martínez detalla que en su opinión “los principales problemas de la universidad provienen de dos males: la falta de financiación y la falta de democracia”, y matiza que “como sociedad deberíamos exigir un marco de financiación estable para la enseñanza superior, homologable a la del conjunto de países de la UE, y democracia universitaria”.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *