Divulgación en tiempos de pandemia

Divulgación en tiempos de pandemia


En marzo del 2020 en el Servicio de Publicaciones de Divulgación Científica interrumpimos, como toda la Universidad de Málaga, todo el país y gran parte del planeta, una forma de trabajo basada en la presencialidad. Hasta ese día nuestro equipo, ocho personas, nos encontrábamos diariamente en las oficinas destinadas a nuestro trabajo: la gestión de la editorial de la universidad (UMA Editorial) y la gestión del Plan de Divulgación. Las preguntas que ese día nos surgían eran ¿Y ahora qué? ¿Hasta cuándo? Pero, sobre todo: ¿Cómo? ¿Cómo vamos a trabajar? ¿Cómo vamos hacer las tertulias científicas? ¿Cómo hacer talleres de divulgación? ¿Cómo vamos a celebrar la Noche Europea de los investigadores? ¿Cómo vamos a seguir publicando?

Los cómo fueron tomando forma y en apenas dos semanas una nueva forma de trabajar era cotidiana: el teletrabajo. El Servicio Central de Informática de la Universidad de Málaga nos facilitó el acceso desde nuestras casas a través de un VPN a los escritorios de nuestros ordenadores y el encontrarnos virtualmente utilizando la plataforma Team.  Paramos por un tiempo (para luego retomar) la venta de libros, pero continuamos con los proyectos editoriales. Las actividades de divulgación giraron hacia la virtualidad. Y así las tertulias que hacíamos en la cervecería Molly Mallone se celebraron a través de la plataforma Zoom. El cambio fue rápido gracias al acuerdo que hicimos con Aula Magna. Esas fueron las actuaciones inmediatas, pero hasta cuándo: ¿planificábamos para la presencialidad o para la virtualidad? No había un escenario claro en esta primavera de 2020: todo era posible, no había certezas.

En el horizonte inmediato teníamos la preparación de la gran cita de la divulgación: La Noche Europea de los Investigadores prevista para el último viernes de septiembre en más de 350 ciudades europeas. La Comisión Europea trasladó la celebración del encuentro del 27 de septiembre al 27 de noviembre. En el año 2019 la habíamos celebrado en Paseo del Parque, el Rectorado y en el Ayuntamiento de Málaga con una asistencia de más de 10.000 personas. Apostamos por una planificación de trabajo en la que el formato digital fue el eje vertebrador, sin prescindir de actividades presenciales o semipresenciales. El lema de trabajo había sido en ediciones anteriores: tomar las calles y las plazas para la ciencia. Ahora nuestro lema, era tomar los medios y, sobre todo, tomar internet para hacer llegar al público el rostro y el discurso de la ciencia. Y así, para cada actividad presencial se diseñó un formato virtual. Para los talleres científicos, hicimos programas de TV con la colaboración de 101 TV; para las conferencias y tertulias, la transmisión a través de Zoom con Aula Magna. Y para dar a conocer el rostro de los investigadores, monólogos y la danza, el Centro de Tecnología de la Imagen de la UMA nos grabó entrevistas y espectáculos.

La Noche no fue parada por la pandemia y consiguió un gran impacto en los medios.

En 2021 esperamos que las investigadoras y los investigadores de toda Europa y de Málaga tomen de nuevo las calles y las plazas. Necesitamos el contacto directo; pero los nuevos programas virtuales han llegado para quedarse. Cientificando, Entrevistas UMA y ConCiencia de Mujer se seguirán emitiendo por el sitio web de la Universidad de Málaga, de la Fundación Descubre y de las televisiones locales, a la vez que nos encontramos en el Paseo del Parque, el Rectorado y el Ayuntamiento.

Por Rosario Moreno Torres
Directora del Servicio de Publicaciones y Divulgación Científica de la Universidad de Málaga


Compartir