Educar contra las ‘Fakes News’ a través de un videojuego

Educar contra las ‘Fakes News’ a través de un videojuego


La Fundación Cotec para la innovación y la Universidad de Extremadura (UEx) presentaron ayer en Cáceres ‘Forge of Destiny’ (FoD), el primer videojuego de aventuras multiplataforma diseñado para enseñar a los jóvenes a combatir los bulos y las noticias falsas (o ‘Fakes News’). Se trata de un proyecto de Cotec desarrollado junto al grupo de investigación Nodo Educativo, de la UEx, que ha dado como resultado un videojuego que está ya disponible de forma gratuita en la plataforma Steam.

El acto de presentación, que se desarrolló en la Facultad de Formación del Profesorado, contó con la asistencia del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el alcalde de Cáceres, Luis Salaya Julián; el rector de la institución extremeña, Antonio Hidalgo; y la presidenta de Cotec, Cristina Garmendia. Acto al que acudieron además un centenar de invitados.

Del mismo modo, tras la presentación, medio centenar de escolares de 6º de primaria, procedentes del CEIP Dulce Chacón de Cáceres, estrenaron el juego en primicia y participaron en diferentes talleres, diseñados para conocer el proceso de creación del juego (de la mano del ilustrador y los compositores de la banda sonora), participaron en actividades para detectar ‘Fakes News’, crearon sus propios avatares y se adentraron con una experiencia inmersiva en los escenarios del videojuego.

Combatir contra las ‘Fakes News’ dentro y fuera del juego

Forge of Destiny es el resultado de más de tres años de trabajo de Cotec y Nodo Educativo. El proyecto fue seleccionado en la Convocatoria PIA 2019 de Cotec y su objetivo inicial era buscar una herramienta innovadora para ayudar a los colectivos más vulnerables ante los bulos (baby boomers, Generación X, inmigrantes digitales…), educándoles para protegerse de las llamadas ‘Fake News’ y los ciberdelitos.

El resultado final es un videojuego que enriquece al arsenal didáctico disponible para la alfabetización contra la desinformación y que está al alcance de toda la sociedad. Además, sus creadores señalan que FoD “es un recurso educativo, lúdico e interactivo apto para trabajar en las escuelas”.

Por su parte, el periodista especializado en videojuegos y expertos de Los 100 de Cotec, Santiago Bustamante, charló en la presentación con los principales responsables del proyecto: Jesús Valverde-Berrocoso, coordinador del Grupo de Investigación Nodo Educativo; y Alberto González Fernández, coordinador del proyecto Forge of Destiny.

El videojuego como recurso educativo

Alberto González, coordinador de este proyecto contra las ‘Fakes News’, habló sobre cómo el uso de los videojuegos como recurso educativo para adquirir competencias ha crecido en pocos años de manera exponencial. “Existe una tendencia creciente en el ámbito educativo de explotar las posibilidades de los videojuegos comerciales, en los que no hay un objetivo de aprendizaje explícito. Eso es justamente lo que se buscaba con FoD”, matizó.

De este modo, Forge of Destiny (FoD) es el primer videojuego diseñado en RPG Marker en español para combatir la desinformación. La narrativa arranca en al año 2044. La actividad humana ha destruido el mundo y los supervivientes viven encerrados en ciudades-cúpula de gran envergadura. Dentro de ellas impera la desinformación y la generación de noticias falsas para mantener controlada a la población. En este contexto, los jugadores tienen que superar una serie de misiones.

Todo este universo ha sido ilustrado por el artista Francisco Kobo Molina y cuenta asimismo con una banda sonora propia, creada por los músicos cacereños Nacho Márquez y Víctor Rodríguez.

Igualmente, Jesús Valverde-Berrocoso explicó la base académica del proyecto, recogida en el artículo ‘Desinformación y multialfabetización: una revisión sistemática de la literatura’, publicado el año pasado en la revista Comunicar, una de las publicaciones científicas de referencia en el ámbito de la educación y la comunicación. Y es que “la desinformación, en sus múltiples manifestaciones, supone un grave peligro para las democracias y es un importante reto para los sistemas educativos. El entorno digital exige que la ciudadanía desarrolle nuevas competencias para la selección, búsqueda, consumo y producción de información”, concluyó Valverde-Berrocoso.


Compartir