El 3+2, la tasa de reposición y el PTS principales preocupaciones de la UGR


Continúan los actos de precampaña en la UGR, y es que los candidatos, Indalecio Sánchez y Pilar Aranda prosiguen con las reuniones con los diferentes miembros de la comunidad universitaria, ahora ya sí, para exponer sus respectivos programas y escuchar las demandas de los asistentes.

En lo que llevamos de semana, los candidatos a rector o rectora, se han reunido con algunos departamentos de las facultades granadinas, con miembros del personal de administración y servicios, con componentes del personal docente e investigador, con representantes de estudiantes e incluso con la Confederación de Empresarios de Granada, como es el caso de Indalecio Sánchez.


En el caso de la candidata Pilar Aranda, durante estos días ha mantenido reuniones en la Facultad de Ciencias de la Educación, en la de Comunicación y Documentación y en el Centro de Magisterio La Inmaculada, se ha reunido con el personal docente e investigador de las titulaciones de Química, Biología y Matemáticas; con los Vicedecanos de estudiantes y con las Asociaciones de estudiantes de la Facultad de Farmacia. Pilar Aranda reunida con los representantes de estudiantes de Farmacia

Las demandas por parte del profesorado suelen ser comunes en los distintos centros; la, posible e inminente, implantación del decreto 3+2 “¿qué opina la candidata al respecto? ¿a favor o en contra?”, pues en este sentido Aranda afirma que se trata de un plan que “hay que estudiar minuciosamente” y que no se encuentra “totalmente en contra, a no ser que, implique un gasto mayor para los estudiantes”. En relación a los problemas del PDI con la tasa de reposición y los problemas de promoción interna, la Catedrática de Fisiología afirma que “hay que hacer una RPT nueva, en el que las listas sean completamente transparentes y modificar la tasa de reposición”.

En relación al tema de las infraestructuras, Aranda afirma ser partidaria de invertir en educación e investigación, y considera que la Universidad de Granada cuenta con unas infraestructuras adaptadas a las necesidades, aunque con carencias, pero que su mayor prioridad “es el estudiantado y las mejoras en educación e investigación”. Otro de las preocupaciones tanto del PAS como del PDI es el pago de la deuda por parte de la Junta de Andalucía, pago que, en el caso de ganar las elecciones del próximo 27 de mayo, Aranda reclamará.

Y por parte de los estudiantes, la candidata ofrece un cambio en los planes de estudios, llevando en su programa la gratuidad del B1 en idiomas; así como un remodelación con asignaturas en inglés. En el tema de las becas, Pilar Aranda afirma que intentará, en lo que concierne a la Universidad, agilizar el sistema de becas, así como una descentralización coordinada, es decir, la posibilidad de acceder desde los determinados centros a la información básica y competente, que ahora mismo encuentra su sede en el Complejo Administrativo Triunfo.

En la oposición de esta candidatura, Indalecio Sánchez, ha decidido reunirse esta semana no sólo con miembros del PDI y del PAS de centros como Ciencias del Deporte y Odontología; sino que ha visitado también la Confederación de Empresarios de Granada, y se ha involucrado en la causa por la impugnación de 58 plazas del personal docente e investigador de la UGR.

Las demandas o cuestiones más comentadas por parte del PDI en las reuniones con Sánchez suelen tener cierta similitud con las planteadas a la candidata. De nuevo, el decreto 3+2 suele ser uno de los temas más comentados, respecto al que Indalecio Sánchez afirma mostrarse “totalmente en contra”, ya que considera que lo indicado sería proponer una libre elección de los centros, puesto que “no todos tienen las mismas necesidades, ni pueden ver aplicado el decreto en sus diferentes titulaciones”. La tasa de reposición es otra de las inquietudes de los asistentes a dichas reuniones, y en este caso, Sánchez coincide con Aranda en la necesidad de una nueva RPT.

En relación al PTS o Parque Tecnológico de la Salud, el actual decano de Medicina, no dice posicionarse totalmente en contra, pero no se siente totalmente convencido por el proyecto, ya que considera que supone un problema tanto para estudiantes como para los asistentes a los distintos centros sanitarios y afirma no discutir por no querer trasladarse; “sino por cuando hacerlo”.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *