26.4 C
Málaga
23 junio, 2024
AndalucíaSevilla

El CADUS renueva su ejecutiva con escaso entusiasmo

El Pleno del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Sevilla (CADUS) conoció el miércoles 11 a la nueva ejecutiva del CADUS, elegida de manera automática tras presentarse una única candidatura. Un pleno con escasa asistencia y entusiasmo. De las 25 delegaciones de estudiantes de los centros de la Hispalense que lo componen, acudieron quince.

El nuevo equipo que dirija el CADUS contará con presencia de siete centros: Medicina, Ingeniería, Económicas, Física, Filología, Arquitectura y Enfermería.  Lucia Cayuela, que expuso el programa político de la candidatura INSUMISIÓN, reconoció cierto “estancamiento” de la participación y del movimiento estudiantil. Según argumentó, “ante la paralización temporal de grandes reformas y a no tener una figura política concreta a quien dirigir nuestras reivindicaciones” en referencia al periodo de incertidumbre política. Sin embargo, insistió en el discurso de que “la lucha sirve, como se ha visibilizado con el fraccionamiento de la matrícula, el bonobús universitario o la acreditación de idiomas”.

Cayuela explicó que la candidatura surgía de “la confluencia de un grupo de estudiantes con recorrido no solo en la representación sino también en el movimiento estudiantil“. “Nuestro nombre viene de que nos presentamos como insumisos ante los recortes en educación. Nuestro principal compromiso es luchar por una universidad publica, laica, democrática y universal y por el principio de no discriminación”, desarrolló la estudiante de Medicina. “Democratizar la universidad no es una mera cuestión de participación en los procesos, sino también de acceso, oportunidades y permanencia”, continuó Cayuela, en clara referencia al recorte en becas y la subida de tasas que han dificultado la entrada en los estudios de miles de estudiantes.

Entre las reivindicaciones que defenderá el nuevo CADUS destacan una “acreditación de títulos gratuita, y más amable en fechas, sin coincidir siempre en época de exámenes”. También “bibliotecas dignas, con horarios amplios y sin tanta saturación en épocas de exámenes”, además de “laboratorios de calidad y vacunas para aquellas titulaciones que las necesiten”, en referencia a problemas de los grados de la rama de Salud. Por supuesto, permanece la reiterativa exigencia de los estudiantes de “nuevas facultades en aquellos centros en los que la precariedad de las instalaciones hace insegura la docencia”, aludiendo a la Escuela Politécnica o la Facultad de Medicina. El nuevo equipo del CADUS afirmó también que aboga “por el feminismo, y una universidad libre de racismo e inclusiva con el colectivo LGTBIQ“. :

Ante la escasa participación estudiantil, el CADUS continuará defendiendo “una democracia participativa y fomentando las asambleas de centro”, y en materia más concreta, afirman que trabajarán para “coordinar las becas de dinamización con las delegaciones”. Más internamente, Cayuela defendió que “el presupuesto  del CADUS revierta en el estudiantado y mejorar la transparencia”, un punto, la gestión económica, que ha dado mucho que hablar en los Plenos de este curso académico.

Cayuela animó a los estudiantes a participar en el CADUS, entre otros, a través de los Gabinetes. “Herramientas complementarias a la propia Delegación”, según reza su programa, donde cualquier estudiante puede colaborar. Hay constituidos tres: Comunicación, Jurídico e Infraestructuras.

Además de la candidatura oficial, la Delegación contará con tres colaboradores, Alba López y Julia Barranco de Derecho y Guillermo Carmona de Psicología. Colaboradores que, por norma interna del consejo, deben ser refrendados por el Pleno. Ninguno de ellos obtuvo un voto unánime, cosechando la posición contraria de las facultades de Comunicación y Derecho.

El delegado de la Facultad de Derecho, Sergio Letrán, lanzó dos preguntas a la nueva ejecutiva, relativas a cuántas personas no pertenecían al sindicato MAE (Movimiento de Acción Estudiantil) y cómo esperaban atraer a aquellas delegaciones de centro que ni si quiera estaban presentes en el Pleno. La delegada del CADUS, Lucia Cayuela, respondió que le generaba incomodidad plantear la cuestión así. “Yo soy activista del MAE, me conocéis y sabéis mi trabajo previo”, expresó. La estudiante de Medicina afirmó que “es tremendamente violento, sobre todo para personas recién llegadas forzarlas a posicionarse” si bien aseguró que “no hay mayoría de MAE en la candidatura”.

Sobre el problema de conexión del CADUS con los centros, el delegado del CADUS Raúl Domínguez de Física explicó que la intención del nuevo equipo era recuperar “relaciones perdidas con delegaciones, dando nosotros el primer paso”. “Entendemos que es cosa de las dos partes, pero creemos que es nuestra obligación intentarlo”, expuso, en referencia a la ausencias de varias delegaciones del Pleno y el distanciamiento de otras de la actual política del consejo.

El delegado de la Facultad de Comunicación, Pablo García, expresó la “valoración pobre” que hacían desde su centro del programa político de la Delegación del CADUS, dado que “es el mismo que el del curso pasado”. “No encontramos propuestas concretas, sino lo evidente de las tareas del CADUS”. A tenor de Comunicación, el programa generaliza mucho, y los problemas concretos que expresa “no son representativos” de centros no presentes en la candidatura. La FCom se quejó también de que existierá “una única propuesta para fomentar la participación”. Cayuela contestó que “sí existen cambios y si hay actualización”, además de “medidas concretos en varios apartados”, pero agradeció las opiniones y aseguró que se tendrían en cuenta.

El nuevo equipo se completó con la elección de un nuevo secretario, tarea que recayó por 12 votos a favor en Andrés Delgado Domínguez, de la Escuela de Ingeniería.

Un Pleno de rutina con asuntos pendientes

En otro orden de asuntos, la reunión de ayer sirvió para seguir trabajando en asuntos procedentes del Pleno anterior. Concretamente se discutió sobre la concesión de créditos por representación estudiantil en los másteres y los mecanismos legales existentes ante pérdida de exámenes. Además, prosperó por unanimidad la propuesta formulada por la Facultad de Comunicación de abrir un plazo para la recepción de proyectos desde el colectivo estudiantil que resuciten la televisión universitaria financiada por el CADUS. También a favor, con cinco votos positivos y cuatro en contra, la idea de Medicina e Ingenieros de usar esos medios audiovisuales disponibles para un sistema de préstamos.


Compartir

Otras noticias de interés

Los universitarios becados por el MECD en la UAL se mantienen en torno a los 4.000 alumnos un año más

Alexis Ojeda

La UCO investiga un sistema de climatización urbana a partir de energía 100% renovable

Aula Magna

De cómo superar las resacas y meterse en nuevas

Aula Magna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies