El Carex, una especie que sobrevivió a siglos de frío

El Carex, una especie que sobrevivió a siglos de frío


El calentamiento global podría acarrear consecuencias negativas sobre los procesos que generan biodiversidad. Por ello, causa gran curiosidad el éxito evolutivo del Carex, un género de plantas con flores con mayor número de especies del mundo.

El estudio de esta planta ha sido motivo de estudio para un equipo de investigación internacional, liderado por investigadores de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). El estudio indica que el clima relativamente frío del planeta durante los últimos 10 millones de años ha favorecido la colonización de nuevos territorios y ecosistemas del Carex. Así, este enfriamiento del clima es un factor clave para la especiación y propagación del Carex, pero el calentamiento global podría generar un efecto desbastador para esta especie.

Es importante entender cómo, cuándo y por qué se generan unas determinadas especies, al igual que la desigualdad de su distribución, teniendo al clima como principal precursor. Esta es la razón de que el estudio se centre en investigar cómo la naturaleza responde al clima para conservarse y mantenerse de manera sostenible.

En cuanto a la colaboración internacional, cabe destacar a países como España (con la participación de la UPO, la UAM y del Real Jardín Botánico de Madrid)  y Estados Unidos. El estudio ha sido portada del número de noviembre de la revista científica internacional Journal of Systematics and Evolution.

Importancia del Carex

El Carex es un grupo de hierbas perteneciente a las Ciperáceas y se conocen hasta 2.000 especies de esta clase alrededor de todo el mundo. Habitan en una gran variedad de ecosistema, siempre ligadas a zonas con climas templados y fríos. Esta planta se considera una fuente de alimento muy importante para numerosas aves acuáticas y mamíferos herbívoros. Incluso, algunas de ellas tienen beneficios medicinales explotados por el ser humano.

Su origen viene del continente asiático y ha sido favorable su mantenimiento y expansión por el planeta gracias al clima global frío durante millones de años.

Casos como la congelación de la Antártidao las glaciaciones del Pleistoceno, han coincidido con la aparición masiva de especies de Carex en regiones afectadas por estos cambios climáticos, como Norteamérica o Nueva Zelanda.


Compartir