El conocimiento para salvar vidas


Desde ayer y hasta este próximo jueves la calle central del campus de la Universidad de Almería, de 10 a 13 horas justo frente a la cafetería del Edificio C, acoge el desarrollo de unas jornadas de formación en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) destinada mostrar y enseñar esta técnica a todos los miembros de la comunidad universitaria interesados.

El motivo principal de realizar estas cuatro jornadas es que, según las investigaciones más reciente, la parada cardiorrespiratoria es un grave problema sanitario que afecta a más de 500.000 personas en Europa cada año. Una situación en la que las víctimas “por mucho que corran los servicios de emergencias, requieren una atención temprana ya que de lo contrario el cerebro no aguanta sin oxígeno”, tal y como comentaba Juan Miguel Rivas Baeza, secretario de la Asociación de Estudiantes de Enfermería de la UAL.

Por ello consideran necesario, para la población en general, disponer de un conocimiento en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) suficiente para ganar tiempo hasta la llegada del personal sanitario de emergencias y contribuir así a la supervivencia de las víctimas. Una formación básica en primeros auxilios que podría impartirse en los centros educativos, al igual que se hace con la educación vial, la sexualidad o la prevención de drogas.

De este modo, y con una participación bastante fluida por parte de la comunidad universitaria, tanto alumnos como PAS y PDI; decenas de estudiantes aprendieron ayer, y lo seguirán haciendo estos días que restan, a salvar una vida en menos de dos minutos gracias a las indicaciones recibidas en esta actividad formativa que ha sido organizada por la Asociación de Estudiantes de Enfermería de la Universidad de Almería y el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo.

Durante la actividad, los universitarios aprenden cómo deben actuar ante un caso de parada cardiorrespiratoria mediante la técnica de RCP, imprescindible para actuar con rapidez en estas situaciones donde el reloj corre en nuestra contra y en las que cada segundo cuenta para salvar una vida.

Así, a todos aquellos que han participado hasta ahora, al igual que ocurrirá con los que lo hagan estos días, antes de comenzar a practicar la maniobra se les facilita un cuestionario para saber qué conocimientos previos tienen. Una vez rellenado, es el turno de recibir las indicaciones pertinentes por parte de los organizadores del curso para su posterior aplicación con los muñecos de prácticas allí presentes y tras las instrucciones, es el turno de los participantes; que “realizan dos maniobras de 30-2”, es decir, 30 compresiones torácicas y dos insuflaciones de aire.

Una vez hecha la maniobra, pasan a una segunda mesa en la que repetir el cuestionario y así comparar los conocimientos adquiridos tras las indicaciones y la parte práctica, unos datos con los que participan en el estudio titulado ‘Actitud ante la PCR y conocimientos sobre RCP de la población universitaria de Almería’, ideado por el Vicerrectorado de Estudiantes y esta Asociación para valorar la actitud ante una parada cardíaca y el nivel de conocimiento acerca de las recomendaciones de la ERC 2015 (Recomendaciones para la Resucitación 2015 del Consejo Europeo de Resucitación).


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *