El error que ha permitido más de un centenar de matriculados sin selectividad en Andalucía


Más de un centenar de estudiantes de Bachillerato han podido tener al comienzo de este curso la posibilidad de matricularse en las universidades públicas andaluzas sin necesidad de contar con la selectividad, según fuentes de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo -competente en materia de universidades-. Una cifra que, según otras fuentes consultadas por Aula Magna, podría alcanzar los 200 estudiantes, y que habría afectado en mayor medida a las universidades de Almería, Granada, Jaén y la Pablo Olavide de Sevilla.

Todo ello debido a un error administrativo en el seno del Distrito Único Andaluz (DUA), constituido por todas universidades públicas y cuya gestión administrativa en cuanto a lo que respecta a las preinscripciones para acceder a la universidad corresponde a la citada Consejería. Un error que procede del apartado 3 de la Disposición adicional tercera del Real Decreto 412/2014 que aprobó el Ministerio de Educación en junio, por el que se estable la normativa básica de los procedimientos de admisión a las enseñanzas de Grado. Este punto abre la posibilidad a que estudiantes de Bachillerato puedan acceder a plazas sobrantes sin necesidad de contar con la selectividad durante un periodo transitorio, hasta la supresión definitiva de la selectividad prevista para el curso 2017-2018, aunque debiendo superar “los procedimientos de admisión que fijen las universidades”, según reza el citado apartado 3.

Ahora bien, las universidades acordaron en junio aplicar este decreto ministerial en su conjunto, cuyo desarrollo no ha aprobado formalmente la Junta de Andalucía, y en consonancia el DUA permitió esta posibilidad en su sistema de preinscripción telemática, sin darse cuenta de que meses antes, en febrero, las universidades andaluzas habían acordado seguir exigiendo la selectividad para poder matricularse. Ya en septiembre las universidades acordaron no aplicar el decreto, pero el hecho de que esta forma de acceso estuviera habilitada entre junio y septiembre ha permitido que más de un centenar de estudiantes hayan podido optar a matricularse por esta vía, aunque la mayoría de ellos han sido ya avisados y expulsados, por tanto, de la universidad.

Diferencia entre derecho de acceso y derecho de admisión

En definitiva, un error administrativo que parte de confundir dos derechos. El derecho de acceso a la Universidad, cuya normativa básica corresponde al Ministerio y, en el caso de Andalucía, a la Junta en virtud de sus competencias; y el derecho de admisión, que corresponde a cada universidad, en virtud de la propia normativa y con base en la autonomía universitaria, aunque en Andalucía haya un acuerdo entre todas las universidades públicas para exigir los mismos requisitos.

Es decir, un estudiante puede tener el derecho de acceder a la universidad por tener determinados estudios, pero puede no tener el derecho de ser admitido en una determinada universidad si no cumple con los requisitos exigidos por esa universidad concreta.

Reunión el próximo día 6

Con todo, y para intentar buscar una solución a los alumnos que aún siguen matriculados, algunos de los cuales ante el aviso de su expulsión han presentado recurso, las universidades tienen previsto reunirse el próximo día 6, según ha confirmado a Aula Magna el director general de Universidades de la Junta, Manuel Torralbo, quien ha indicado que en esta reunión “deberán ser las universidades las que acuerden una decisión“, dado que este tema es de su competencia.

No obstante, Manuel Torralbo ha señalado que el planteamiento con el que la Dirección General de Universidades irá a esta reunión será el de no permitir la permanencia de estos alumnos mientras no tengan la selectividad, aunque reconoce que el germen del asunto está en el citado decreto ministerial “que ha venido a generar cierta confusión”.

En este contexto, y según otras fuentes consultadas, las universidades tienen claro la vigencia del acuerdo que alcanzaron en febrero, si bien algunos casos podrían intentar solucionarse de manera individual, ya que, lógicamente, a estos estudiantes que han entrado sin selectividad se les ha podido ocasionar un perjuicio, motivado por el hecho de que al matricularse en la universidad han podido perder plaza en otros estudios formativos, por ejemplo.

6 casos detectados en la UCO

Es el caso, por ejemplo, de un estudiante que se matriculó a principios de este mes en el centro de Magisterio ‘Sagrado Corazón’, adscrito a la Universidad de Córdoba (UCO), renunciando así a una plaza que se le había adjudicado en un centro de Formación Profesional.

Esta matrícula procedente de los 6 casos de preinscripciones de estudiantes sin selectividad detectados en la UCO, según ha confirmado a este periódico el propio rector, José Carlos Gómez Villamandos, quién ha explicado que la situación de este alumno ya se ha resuelto mediante gestiones que han permitido que pueda recuperar su plaza para cursar un ciclo formativo.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *