El innovador Laboratorio Láser de la UMA abre sus puertas


Esta mañana la Facultad de Ciencias de la Universidad de Málaga ha dado la bienvenida a más novedosa instalación, el Laboratorio Láser. En él, los investigadores, profesionales y estudiantes tendrán acceso al material y a los recursos más sofisticados de diversas disciplinas. El acto ha sido presentado por el rector en funciones de la UMA, José Ángel Narváez junto con Javier Laserna, director del laboratorio y catedrático de Química Analítica. El edificio se caracteriza por desarrollar una sensórica basada en el láser para aplicaciones que van desde la conservación y la protección del patrimonio histórico hasta la explotación planetaria.

El rector en funciones, que confesaba haber seguido este proyecto desde el inicio, agradeció a los presentes su asistencia y le dio la palabra al director del centro, Javier Laserna, presentando el edificio como “Un laboratorio innovador, un lugar para el desarrollo de la tecnología y del estudio”, añade además que “la instalación será conocida internacionalmente como un lugar pionero, con el acceso a los instrumentos más avanzados y a disposición de los estudiantes”. En el discurso no ha faltado el rector por su apoyo en un proyecto tan difícil; a la constructora, que contaba con representación en el acto; a la Junta de Andalucía, que ha financiado el proyecto y en especial a los científicos y estudiantes que hacen de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Málaga un lugar de trabajo y referencia internacional. Los investigadores ya trabajan en el Laboratorio Láser

El acto, que comenzó con una presentación a las puertas, continuó con una guía por las novedosas instalaciones que comprenden el laboratorio, un edificio de lineas afiladas y revestimiento metálico cerca del Edificio de Servicios Centrales de Investigación. Al fondo de los despachos, esperaba el laboratorio principal. En su interior, los investigadores proseguían su trabajo con normalidad mientras el director del centro mostraba los avances a los invitados.

Alguno de los proyectos más avanzados de la Universidad residen en el edificio, entre ellos un telescopio modificado en un proyecto millonario conjunto con la empresa Indra y el ministerio de Defensa, con el objetivo de detener explosivos. Otro de los experimentos más ambiciosos son los de excelencia internacional, que se basan en un análisis de acero mediante láser, material hidráulico o el análisis de muestras desde un aerosol sólido, que genera una reacción parecida a un hongo atómico. Al final del recinto, aguarda una habitación con doble puerta, en la que, en completa oscuridad y se dirige un láser entre lentes especiales. Todo se cuida mediante los protocolos más estrictos, ya que cada instrumento puede llegar a costar medio millón de euros. El edificio en sí es único en España y una gran apuesta de la UMA por hacer la diferencia en el campo de la investigación básica.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *