25 C
Málaga
21 junio, 2024
Málaga

El mar será el protagonista de esta Noche en Blanco

El mar será el protagonista de esta octava edición de la Noche en Blanco malagueña. Bajo el lema ´Mirando al Mar´, esta cita anual con la cultura de la ciudad,se celebra este próximo sábado, día 16 de mayo. Unas 170 propuestas distintas y nuevos emplazamientos componen el programa de esta atractiva noche.

De entre los nuevos lugares que albergarán las actividades propuestas para esta ocasión, destacan el Centre Pompidou Málaga y la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo. Este último ofertará entrada gratuita con unos personajes salidos de sus cuadros que se pasearán entre los visitantes.

Por su parte, el Centre Pompidou Málaga propondrá entradas en grupos de 30 personas cada diez minutos a la exposición temporal Joan Miró, Obras sobre papel 1960-1978. Y la Fundación Picasso, además de la entrada libre,verá sumergida su fachada bajo el mar gracias a la instalación El gran pez, y unos personajes picassianos se pasearán entre los y las visitantes.

Desde las 20.00 horas de la tarde hasta las 02.00 horas de la madrugada, se podrá disfrutar de las actividades de esta cita tan esperada. En esta ocasión el homenaje marítimo adquiere un carisma simbólico, ya que está presente diariamente en las vidas de malagueños y malagueñas. :

La pasada edición contó con la participación de unas 200.000 personas y una gran presencia de familias, que a través de la temática de cuentos, coparon las muchas actividades propuestas para todas las edades.

‘Rumbo a la tempestad’ en la UMA

Recreación de la Tormenta.
Recreación de la Tormenta.

La Universidad de Málaga también estará muy presente durante la Noche en Blanco malagueña, ya que su Rectorado acogerá la una instalación elaborada por alumnos y profesores de la Escuela de Arquitectura que lleva por título ‘Rumbo a la Tempestad’, y que se alzará en uno de los laterales del edificio, el que conecta con la zona peatonal de la calle Alcazabilla.

De esta forma, la Escuela de Arquitectura contribuye a la noche cultural malagueña por excelencia y, además, lo hace en un año muy especial: cumplen diez años en la UMA.

La instalación está elaborada con un material plástico y representa simbólicamente “el intangible vestigio de la antigua orilla del mar malagueño –que se encontraba en la ubicación actual del Rectorado-, como una tormenta suspendida entre las calles de la ciudad, aguardando paciente, pero enfurecida, a los valientes viajeros dispuestos a atravesarla”, según señalan desde la Escuela.

En esta instalación cada viajero-visitante, en la entrada a la borrasca, recibirá de la tripulación de embarque de Rumbo a la Tempestad una pequeña botella vacía, que llevará consigo a través de la instalación para recoger los tesoros que guarda el ojo de la tormenta. En la salida, la tripulación de desembarque dará a cada viajero un tapón de la botella para que puedan continuar explorando la Noche en Blanco 2015, con el recuerdo material de su experiencia.


Compartir

Otras noticias de interés

‘Ilustraciencia’, 40 obras que describen el arte de ilustrar la ciencia

Teresa Durán

Antequera volverá a ser ejemplo de consenso y unidad

Teresa Fernández

La UMA reconoce los 50 años de trayectoria del escultor Jaime Pimentel

Aula Magna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies