El primer robot quirúrgico español en 3D, con raíces andaluzas y de la UMA


Investigadores y científicos de la UMA participan, junto a un amplio equipo de ingenieros y cirujanos andaluces, en el desarrollo del primer robot quirúrgico español con visión 3D. El prototipo ya ha superado la primera demostración.

Este equipo aportará importantes ventajas frente a los sistemas tradicionales de cirugía laparoscópica gracias a sus novedosas especificaciones técnicas, resultado de la colaboración entre el sector público y la empresa privada.

El cirujano podrá operar sentado frente a una pantalla con visión 3D empleando unas gafas y no dentro de una consola –única solución que ofrece el mercado actualmente-, por lo que podrá controlar todo lo que acontece en quirófano. Este sistema en 3D aumentará la confianza del cirujano, ya que la visión del campo quirúrgico será similar a la que se tiene en la cirugía abierta convencional.

La robótica ha constituido una revolución en el campo de la cirugía mínimamente invasiva y el reto actual se centra en desarrollar equipos más manejables, de uso más simple y coste-efectivos para los sistemas sanitarios.

Proyecto Broca.

El proyecto BROCA, responsable del desarrollo del prototipo, está dirigido por el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC). BROCA fue concedido por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO) en 2012 a la Universidad de Córdoba a través del procedimiento de Compra Pública Precomercial y su financiación asciende a 1,8 millones de euros. Estos fondos proceden en un 80% de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) y en un 20% del MINECO.

En el desarrollo del prototipo participa la sanidad pública a través de los cirujanos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, que actúan como asesores del equipo de ingenieros. Para el desarrollo técnico del robot, la Universidad de Córdoba ha adjudicado el proyecto al centro privado de investigación aplicada Tecnalia (División de Salud) que, junto con el grupo de Robótica Médica de la Universidad de Málaga e ingenieros de la UCO, se encargan de los desarrollos técnicos. Por su parte, el centro de investigación sanitaria IMIBIC coordina el proyecto.

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *