Elena Gómez: “Un centro que no se abra a la internacionalización está condenado al ostracismo”


Tras 8 años desempeñando la responsabilidad de un Vicedecanato en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Córdoba (UCO) -actualmente el de Coordinación Académica y de Relaciones Institucionales e Internacionales-, y tras ser coordinadora de inglés y alemán en Ucoidiomas en los seis años anteriores (2000-2006), María Elena Gómez Parra ha decidido presentar su candidatura para relevar al actual decano de esta Facultad, Francisco Villamandos de la Torre, que no puede optar a su reelección tras dos mandatos, en las elecciones que se celebrarán el próximo jueves día 4.

De cara a la campaña electoral que concluirá mañana día 2, María Elena Gómez, profesora titular de Filología Inglesa, conversa con Aula Magna sobre los principales objetivos e ideas con los que concurre a estos comicios, en los que se enfrentará a otra candidata, Carmen Tabernero Urbieta, catedrática de Psicología Social, que ha declinado mantener una entrevista con este periódico.

¿Cuáles han sido sus motivaciones a la hora de presentar su candidatura?

Me mueve la responsabilidad institucional y creo conocer la institución lo suficientemente bien para hacer lo que esté en mi mano para continuar mejorando lo realizado en los últimos años, en los que desde esta Facultad de Ciencias de la Educación se han desarrollado muchos proyectos. Para ello, creo que cuento con un programa y unos retos que sería bonito poder proyectar a partir de ahora.

¿Cuáles son las claves de su programa?

Mi programa (que se detalla en la web de esta candidatura) es un programa de futuro, que mira a la internacionalización, a la apertura del centro, con cercanía al alumnado, y con apoyo y medidas de mejora para los alumnos, el personal docente e investigador (PDI) y el personal de administración y servicios. Entre ellas, mejoras para el PDI no funcionario, con el objetivo de conseguir una mayor estabilización de la plantilla, lo que redundará en la calidad de la docencia y de los títulos. Durante los últimos cinco años la Facultad de Ciencias de la Educación ha sufrido una descapitalización del grupo A (catedráticos y profesores titulares) donde se han ido registrando muchas jubilaciones, mientras que ha ido aumentando las figuras docentes del grupo B (contratados doctores, ayudantes, asociados, etc.); de tal manera que ahora el colectivo no funcionario dobla al grupo A, que cuenta con 39 profesores, frente a 90 del resto de categorías.

Por otro lado, los programas de internacionalización son muy importantes, ya que un centro que no se abra está condenado al ostracismo. En este sentido, mi objetivo es continuar mejorando la cara internacional del centro, en la que he venido trabajando junto al actual equipo decanal desde 2006, y donde se ha mejorado mucho.

En 2006 esta Facultad apenas contaba con 3 alumnos Erasmus y 1 profesor en movilidad; mientras que ahora tenemos 90 convenios con universidades extranjeras, mandamos 80 estudiantes Erasmus, recibimos unos 50, y una treintena de profesores e incluso personal de administración se mueven cada año al extranjero. Todo ello sin olvidar otros aspectos como la mejora de infraestructuras y el fomento del emprendimiento, pues entre nuestros alumnos no siempre es ser docente del sistema educativo público el objetivo. Además, este año hemos empezado el nuevo grado de Educación Social, para el que también hay que desarrollar medidas y prácticas específicas.

En el marco de la internacionalización, ¿hacia qué países o zonas nuevas orientaría el centro?

En primer lugar, mi planteamiento es seguir apoyando los programas y convenios internacionales propios, como el que tenemos por ejemplo con la University of Birmingham, a donde mandamos y desde donde recibimos alumnos para realizar prácticas en escuelas. Los 90 convenios que mantenemos actualmente son con países de toda Europa, y para el futuro ya he iniciado contactos con universidades de Estados Unidos, que está entre mis principales objetivos, y también con Corea, entre otros.

¿Con qué equipo de personas se presenta a estas elecciones?

Mi equipo conjugará experiencia en gestión, pero también contaré con personas jóvenes muy capacitadas, que también asegurarán el relevo generacional en este tema. El núcleo central tiene que contar con 3 Vicedecanatos y 1 Secretaría, entre los que se dividirán los cuatro ejes de actuación que contempla mi programa: ordenación académica, calidad, internacionalización y prácticum. En concreto, contaré con Ana Belén Cañizares para Secretaría; María Ángeles Olivares como vicedecana de Ordenación y Coordinación Académica; Antonio Jesús Rodríguez (actual vicedecano de Prácticum y Cultura) como vicedecano de Relaciones Institucionales, Prácticum y Calidad; y Manuel Bermúdez (director del Aula de Debate de la UCO) como vicedecano de Estudiantes, Planes de Estudios, Cultura y Relaciones Internacionales.

Tras su experiencia como vicedecana, ¿qué percibe que demandan los estudiantes?

Los estudiantes están muy concienciados de la importancia que tiene la calidad docente y los idiomas, por lo que quieren facilidades para estudiar lenguas y una enseñanza de calidad.

Interior de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCO.

Para ello, debemos trabajar en la implantación de sistemas de calidad coherentes y actualizados, para ofrecer a los estudiantes el mejor futuro y perspectivas de empleabilidad posibles.

En este punto, creo que debemos ajustar más los sistemas de calidad, porque no debemos usar la misma vara de medir en todas las titulaciones. Por otro lado, hay iniciativas en las que se nota que los alumnos participan activamente, como el Aula de Debate, importante para la UCO y que seguirá teniendo por nuestra parte un respaldo total.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *