Empleo azul, el mar como opción profesional para los universitarios



La Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga acogió la presentación de las Jornadas de Empleo Azul, un programa de orientación laboral que visitará once centros de la UMA con el objetivo de trasladar a sus estudiantes oportunidades laborales relacionadas con empresas ligadas al mar y a los recursos marítimos. El vicerrector de Innovación Social y Emprendimiento, Rafael Ventura, fue el encargado de inaugurar las jornadas en el Aula Judicial de la facultad, que completó su aforo, acompañado por el decano, Juan José Hinojosa, y el presidente del Clúster Marítimo-Marino de Andalucía, Javier Noriega.

La primera mesa contó con la presencia de Markus Gómez, de Garrigues Abogados, y Elsa Marina Álvarez González, directora de Formación de la FGUMA y profesora de la facultad. Moderada por el propio Noriega, ambos profesionales hicieron un recorrido por su trayectoria laboral e hicieron hincapié en las posibilidades que se le abrían a los estudiantes de Derecho allí presentes: por cuenta propia, en la docencia e investigación o en en el ámbito empresarial. “En el mar se pueden tocar todas las ramas del Derecho, existe mucha transversalidad, y hay que tener en cuenta que tiene mucha influencia anglosajona, de ahí, la importancia del idioma y de formarse en el ámbito internacional”, explicó Markux Gómez, quien insistió en que “si te gusta pleitear y los idiomas, es una buena opción”. Markux Gómez, Javier Noriega y Elsa Marina Álvarez.

Según el especialista de Garrigues Abogados, “el sector de la Economía Azul es un gran motor de crecimiento en España que genera el 1% del PIB y, a pesar de ser uno de los más tradicionalistas, cada vez hay una mayor presencia de las mujeres en él”. Como salidas vinculas al mar, el experto nombró a “las aseguradoras; al sector medioambiental y a ONGs vinculadas a este; fundaciones; sector público; explotación de los recursos y fondos marinos; prevención del fondo marino; obras de ampliación de un puerto; que se licite en el extranjero… todo ello requiere de un equipo detrás de asesoría jurídica”.

Elsa Marina Álvarez abogó por la especialización que permite la investigación y las puertas que puede abrir. “Mi investigación posdoctoral me dio acceso a una beca y a un contrato de investigación con una empresa”, describió la especialista en patrimonio cultural subacuático. Este es el programa completo de las jornadas en cuya primera sesión, que se celebró en Aula Judicial de la Facultad de Derecho, participaron además José María Lancho, de Legalventure y  Lola Pérez, de Arizon Abogados.

El Clúster Marítimo-Marino de Andalucía es coorganizador de estas jornadas, por lo que Rafael Ventura subrayó la importancia de contar en Málaga con el primero y destacó la relación con la Universidad de Málaga. “Es una oportunidad para la UMA que el clúster esté situado en el campus universitario, en el edificio El Rayo Verde, y así poder mantener una relación tan estrecha como la que mantenemos con el conjunto de empresas que lo componen”, añadió el vicerrector, para quien “el objetivo de las jornadas es ofrecer a nuestros estudiantes orientación sobre cuáles son los nuevos empleos de la economía azul y los nuevos perfiles profesionales que están demandando sus empresas, en un sector, el azul, pujante y que no para de crecer”.

Así, Javier Noriega redundó en la cercanía del clúster con la universidad bromeando sobre que pronto sería “El Rayo Azul” y destacó “la oportunidad que tendrán los estudiantes de conocer, de primera mano, el trabajo de profesionales relacionados con esta economía y los nuevos perfiles profesionales que demandan sus empresas”. Porque los estudiantes viven de espaldas al mar y “Andalucía, en general, tiene un potencial con respecto al mar increible con el tema de transporte, legislación, ingeniería, administración o comunicación, entre otras”, expuso Isabel Fernández, responsable de Orientación Profesional de la UMA.

Por su parte, Juan José Hinojosa agradeció a los organizadores la programación de la actividad en el centro, como primera de las once sedes en las que se van a desarrollar las jornadas entre los meses de marzo y abril. Hinojosa destacó “la potencia de la economía azul y del empleo azul: en torno al mar y sus recursos se generan empleos y oportunidades en disciplinas tan diferentes como el derecho, las ingenierías, la biología, la economía, la salud… es una magnífica ocasión para orientar a nuestros estudiantes”.

En este sentido, “las oportunidades profesionales que surgen alrededor del mar son muy desconocidas para los universitarios y, por ello, surgen estas jornadas que pretenden de una forma dinámica y práctica acercar por medio de la intervención e profesionales este sector”, aclaró Isabel Fernández que hizo hincapié en que “después se hará un estudio sobre los nuevos empleos entorno a la Economía Azul”.

La ciudad de Málaga es sede del primer Clúster Marítimo-Marino de Andalucía (CMMA) y se compone de empresas innovadoras con una alta cualificación tecnológica en distintos subsectores como son la pesca, acuicultura, construcción naval, transporte marítimo, náutica de recreo, investigación marítima y formación, puertos y actividades portuarias, industrias auxiliares y de extracción marítima, turismo marítimo y arqueología submarina.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *