Una nueva Ley para impulsar el emprendimiento en la región


El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha presentado la propuesta de Ley de Fomento del Emprendimiento (LAFE), cuyo objetivo busca garantizar la igualdad de oportunidades a la hora de emprender, eliminando obstáculos relacionados con la procedencia económica o social, el género, la edad o la ubicación territorial de la persona que quiera poner en marcha un proyecto empresarial. En palabras del consejero esta ley concibe el emprendimiento como una oportunidad que debe ejercerse en igualdad de condiciones y “apoya a los emprendedores como una nueva realidad social que no debe confundirse con formas de subempleo rechazables”.

La nueva Ley  está compuesta por un total de 15 servicios considerados “clave” para que una idea pueda desarrollarse, consolidarse y generar riqueza en forma de empleo. Así, desde su proyecto de Ley se organiza en un título preliminar de disposiciones generales y cuatro títulos -estructura de apoyo al emprendimiento, sectores específicos, fomento de la cultura emprendedora y plan general- desgranados en 25 artículos, así como dos disposiciones adicionales, una derogatoria y dos finales.

La Fundación Andalucía Emprende, dependiente de la Consejería de Economía y Conocimiento, será la encargada de prestar los servicios definidos en la ley, para lo que cuenta con la red de centros andaluces de emprendimiento y la red de incubadoras de empresa. Para continuar con su trabajo, la propuesta de Ley cuenta con la creación de una serie de instrumentos complementarios de apoyo: el Portal Andaluz del Emprendimiento, que ejercerá de ‘ventanilla única’ ya que desde ella se podrán realizar los trámites vinculados a la creación de empresas y al inicio de la actividad económica; un Mapa de Servicios y Procedimientos para Emprender o la progresiva reducción y eliminación de trabas administrativas, entre otras medidas.

15 servicios para atender el emprendimiento andaluz

En cuanto a la cartera de servicios, entre los 15 existentes destaca el servicio de acceso a la innovación tecnológica, que tiene como objetivo conectar a los emprendedores con la investigación que se desarrolla en el Sistema de I+D+i de la comunidad autónoma, del que forman parte universidades y centros especializados; el de apoyo al acceso a la financiación, fomentando el acceso al crédito y a fórmulas de microcrédito; y el de intraemprendimiento, enfocado a promover el nacimiento de iniciativas en el seno de administraciones, organizaciones o empresas.

También se ha presentado el plan “segunda oportunidad”, destinado a personas con experiencias fallidas, donde entraría el asesoramiento a mujeres, el enfocado a jóvenes menores de 35 años así como los específicamente orientados a aquellas iniciativas innovadoras de alto valor social y potencial de crecimiento que surjan en las universidades andaluzas (tanto por parte de estudiantes como de investigadores o profesores).

Otra de las iniciativas destacadas de la LAFE es la creación del Programa Andaluz de Formación para Emprender, un plan que será diseñado con la colaboración de las consejerías competentes en formación profesional reglada y formación profesional para el empleo así como con las universidades andaluzas. Dicho programa tendrá como fin desarrollar las capacidades, habilidades y conocimientos necesarios para llevar a cabo iniciativas empresariales, innovadoras y creativas. Junto con ello, el nuevo marco regulador asegurará la continuidad de los programas de fomento y difusión de la cultura emprendedora que actualmente se llevan a cabo en todos los niveles del sistema educativo, desde la enseñanza primaria a la universitaria.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *