En marcha una investigación sobre la brecha salarial con perspectiva de género

En marcha una investigación sobre la brecha salarial con perspectiva de género


Esta mañana se ha acordado entre el Ministerio de Universidades, CRUE Universidades Españolas y ANECA la elaboración de un estudio sobre brecha salarial con perspectiva de género. En concreto, la firma de este convenio se ha realizado por parte del ministro Manuel Castells, acompañado del presidente de CRUE Universidades Españolas, José Carlos Gómez Villamandos, y Mercedes Siles Molina, directora de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA); con el fin de realizar la elaboración conjunta de un estudio sobre las retribuciones del personal docente investigador con perspectiva de género.

En este sentido, una de las prioridades en el trabajo que realiza el Ministerio de Universidades tiene que ver con transversalizar la perspectiva de género. Por ello, las desigualdades en materia salarial, como sería la citada brecha salarial, son uno de los principales objetivos sobre los que actuar. Y es que, actualmente, según los datos a los que hace mención el Ministerio, “sabemos que las mujeres no superan el 25% del cuerpo de catedráticos/as, que tampoco superan el 41% del cuerpo de titulares y que las dificultades que encuentran en la carrera académica son variadas y que estas pueden afectar la brecha salarial”. Por tanto, insisten, “es tarea de toda la comunidad universitaria detectar y actuar sobre desigualdades de este tipo para eliminarlas”.

En ese contexto es en el que surge este convenio para paliar la brecha salarial con perspectiva de género. Acuerdo que, remarcan, tiene como objetivo la colaboración de forma conjunta para impulsar un estudio sobre la realidad de las retribuciones del personal docente e investigador de las universidades desde una perspectiva de género.

Unidos para paliar la brecha salarial

La colaboración entre el Ministerio de Universidades, CRUE Universidades Españolas, a través de su Delegación para Políticas de Igualdad, y ANECA permitirá conocer el alcance de la brecha salarial existente entre mujeres y hombres en una muestra significativa de universidades públicas españolas y ayudar a eliminarla. Además, el fin último del mismo es el de crear una herramienta de análisis al servicio de las universidades para que conozcan su situación en relación con la brecha salarial y puedan articular acciones encaminadas a eliminarla. Algo que “nos va a permitir tomar medidas para seguir caminando en la igualdad entre hombres y mujeres, en tomar medidas positivas para que esa igualdad sea mayor, y sean menores por tanto las diferencias; y que las mujeres puedan tener ese reconocimiento y progresión en su actividad académica, en la obtención de sexenios de investigación, en la participación en distintos comités… en definitiva, en esa igualdad real que todos queremos y donde las universidades debemos seguir siendo un referente social”, apuntaba Gómez Villamandos.

Así pues, este convenio tiene “una importancia particular”, ha señalado Castells, pues “a partir de los resultados de este estudio, con el que por fin vamos a tener datos rigurosos y sistemáticos del conjunto del sistema, este Ministerio va a establecer un marco normativo en el que dejemos simplemente de informarnos de las desigualdades y permitir, en colaboración con las comunidades autónomas y con las universidades españolas, que se puedan tomar medidas concretas para corregir de una vez las discriminaciones salariales por género en el seno de las universidades”. Y es que, para ANECA, este estudio es esencial para “hacer visible la labor que las mujeres hacen, investigadoras y docentes, también en el ámbito de la transferencia. Y esto está en la línea de todo el trabajo que venimos desarrollando”, ha matizado Siles Molina.

De este modo, se han seleccionado las variables necesarias para recoger datos por sexo sobre las retribuciones salariales del personal docente e investigador de las universidades. Además, también cuentan con un equipo de personas expertas para la realización del análisis retributivo con perspectiva de género de los datos obtenidos, que serán anonimizados. En cuanto al proceso de diseño y de recogida de datos, éste se ha venido haciendo hasta finales de febrero 2021, y la realización del estudio se completará entre febrero y abril de 2021, previendo la publicación y difusión final del informe entre abril y diciembre de 2021, señalan los tres organismos implicados.


Compartir