España aumenta la inversión en educación pero no la igualdad de oportunidades


El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, se ha reunido en Bruselas con el comisario europeo de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, Tibor Navracsics, tras la presentación del informe de Educación y formación monitor 2016, Education and Training Monitor 2016 como se ha editado, que contiene un diagnóstico de situación de los sistemas educativos europeos y las medidas de los Estados miembros para conseguir los objetivos educativos previstos para en la estrategia Europa 2020.

El informe recoge la información y la evolución de la educación principalmente, durante los años 2013 y 2014, aunque también hace referencia a los años posteriores. Aun así Méndez de Vigo aprovechó su encuentro con Navracsics para informarle de los últimos pasos que se están dando en materia educativa en España.

Gasto público en materia educativa

Si bien Íñigo Méndez de Vigo remarcó que el gasto público en Educación ha subido cerca de 1.500 millones de euros en 2016 respecto a 2015, una subida similar a la que se produjo en el año 2015 respecto de 2014. Por parte de la institución europea no celebran esta subida todo lo que cabría esperar, ya que en el informe se especifica que “España ha incrementado el presupuesto en educación desde 2015 pero los anteriores recortes acumulados han reducido equidad en la educación” además, el informe continúa comentando que “la eficacia del gasto en educación puede mejorarse”.

En el documento se especifica la importancia que tiene para la Unión Europea la supervisión del porcentaje del gasto público que los países invierten en educación. Para la Comisión este porcentaje de gasto puede ser visto como la cuantificación del compromiso que tienen las autoridades políticas con el sector educativo. En este sentido, cabe destacar que en cerca de dos tercios de los Estados miembros la proporción del gasto público dedicado a la educación y, por ende, su importancia relativa frente a otras esferas de la política, es superior a la media de la Unión Europea. No es el caso de España que junto a países como Alemania, Francia e Italia invierten menos dinero en educación que la media europea.

Cambios en el sistema educativo sin efectos positivos

No es el único tirón de orejas a la evolución en España que se da en el informe. En el documento se hacen eco de que cerca de un año de Gobierno en funciones ha limitado el “progreso en las reformas educativas”. Con respecto a la LOMCE se dice en el informe que se trata de una ley educativa con una implantación cuestionada. Además la necesaria reforma de la profesión docente permanece a la espera en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa.

Tampoco se puede hablar de éxito en la implantación de los Ciclos de Formación Profesional Básica, sustitutos del antiguo PCPI. En los dos años que lleva en activo este nuevo programa el número de matriculaciones se encuentra “por debajo de las expectativas tras dos años de implementación”.

A pesar de este recelo europeo por el nuevo programa, el ministro ha asegurado que el número de matriculaciones “irá en aumento y a defendido la idoneidad del programa”.

Buenas noticias en la lucha contra el ‘Bullying’

No todo son malas palabras en el Education and Trainig Monitor 2016 para España. En el apartado referente al acoso escolar se reconocen los “esfuerzos significativos que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte está haciendo en la prevención de la violencia en las escuelas y la promoción de la educación en valores“.

Empleo en la educación superior: otra barrera para las mujeres

Que las expectativas laborales de los jóvenes europeos poco se parecen a la realidad es algo que incluso se ha querido reflejar en el informe de 2016. Se explica que en algunos países europeos existe la creencia que la obtención de un título de máster está asociado con un menor riesgo de quedarse en paro.

Dentro de la Unión Europea el número de mujeres con un título de educación superior es significativamente mayor al número de hombres. Por pura estadística, cabría esperar que las mujeres tuviesen una mayor tasa de empleo que sus compañeros masculinos pero a pesar de los niveles educativos más bajos, los hombres, a nivel global, tienen tasas de empleo superiores. Una tendencia que, en menor medida, también se cumple en nuestro país.

Navracsics tiene otra recomendación en este aspecto: “mejorar las tasas de empleo femenino puede ser una oportunidad para incrementar la productividad global, ya que así más personas altamente cualificadas formarían parte del mercado laborar“, contemplación que puede leerse en el informe.

Abandono escolar, la asignatura pendiente

El abandono escolar es uno de los grandes problemas educativos de España, aunque no es el único país de la UE con este problema. Las regiones europeas, sin diferenciación por países, con una mayor tasa de abandono escolar temprano se encuentran en el sur y el sureste europeo. El entorno del Mediterráneo es donde hay que poner una mayor atención para cumplir la tasa de abandono que desde Europa se quiere alcanzar para 2020, una tasa del 10%.

En 2015, 17 Estados miembros obtuvieron una tasa de abandono escolar por debajo del 10%, cinco de ellos se encuentran incluso por debajo de los cinco puntos. Mientras que en España se duplicaba la marca a batir, siendo el país europeo con una mayor tasa de abandono, seguido de Malta y Rumanía que completan el podium.

Méndez de Vigo tiene trabajo por delante si quiere que el informe del próximo curso señale unos buenos resultados del Ministerio del que hace pocos días ha tomado el timón.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *