Estudian cómo reducir el impacto ambiental de la cimentación de carreteras

Estudian cómo reducir el impacto ambiental de la cimentación de carreteras


El proyecto ECARYSE, que la Universidad de Córdoba y la constructora SACYR han desarrollado durante cuatro años, tiene como objetivo reducir el impacto ambiental asociado con la utilización muy habitual de la cal como agente estabilizador de los suelos en obra civil. Frente a este recurso natural, cuya utilización supone un coste económico y medioambiental al producir grandes emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, el proyecto ECARYSE ha desarrollado varios estudios en los que ha reducido su uso combinándolo con nanomateriales de base sílice y residuos con alto componente en cal como la ceniza de biomasa, el polvo RCD o las escorias de acería, esto es, los residuos que quedan tras la producción del acero. Incluso en los últimos meses han empezado a estudiar las cenizas del volcán de La Palma como elemento estabilizador, aunque aún no se tienen resultados definitivos.

Con el uso de estas alternativas, el proyecto ha desarrollado la técnica de la doble estabilización para reducir el impacto ambiental, una “técnica novedosa”, en palabras del investigador de la UCO Francisco Agrela, resultado de mezclar dos capas para la cimentación: primero una capa de suelo con cal y nanomaterial, y luego otro material con cemento. El empleo de la cal no desaparece, pero sí se reduce lo que genera beneficios para las carreteras ya que mejora el comportamiento de la cimentación, reduce el espesor del suelo pasando de los 80 cm habituales a los 50 y 30 cm y puede ser útil para ser empleada en caminos rurales.

Objetivo: reducir el impacto ambiental

Como explica Agrela, los resultados de este estudio para reducir el impacto ambiental son de gran aplicación en Andalucía, territorio donde los suelos presentan una gran cantidad de arcilla y, por ello, es necesaria una buena cimentación para dar estabilidad a las carreteras y que estas ganen fuerza portante. De hecho, a lo largo de los cuatro años que ha durado el proyecto entre la constructora y la institución cordobesa, han construido dos tramos de carreteras reduciendo el empleo de la cal en Villacarrillo (Jaén) y han publicado en las revistas Materials y Applied Sciences los resultados de las investigaciones.

Un trabajo que ha sido financiado por el proyecto “Reducción de cal en suelos expansivos mediante aprovechamiento de residuos y subproductos estabilizadores (ECARYSE). RTC-2017-6202-5”, otorgado por la convocatoria FEDER del Ministerio de Educación Ciencia y Universidades y la Agencia Estatal de Investigación.


Compartir