Analizan el ascenso de VOX en las elecciones andaluzas de 2018

Analizan el ascenso de VOX en las elecciones andaluzas de 2018


Investigadores de la UPO, la US y la UGR analizan la distribución geográfica del voto a VOX en Andalucía en las elecciones de 2018. Las conclusiones del estudio apuntan a que dicho ascenso en territorio andaluz no sigue el patrón observado en otros países europeos, al darse mayor apoyo a la extrema derecha en las secciones censales con una alta proporción de personas con alto nivel educativo, y un menor apoyo electoral en zonas de alta concentración de población magrebí. Además, el desempleo elevado tampoco muestra una relación directa con el ascenso de VOX en Andalucía.

La investigación ha estado dirigida por el profesor de la Universidad Pablo de Olavide, Ricardo Iglesias-Pascual, en colaboración con la profesora de la Universidad de Sevilla, Virginia Paloma, y la profesora de la Universidad de Granada, Isabel Benítez, y analiza los resultados electorales de VOX en las 10.033 mesas electorales de las ocho provincias andaluzas, agrupadas en las 5.946 secciones censales de la comunidad. Los resultados obtenidos se relacionaron con las variables contextuales más utilizadas a nivel internacional para analizar el papel de la extrema derecha, y que son la presencia de población inmigrante y las características socioeconómicas del entorno.

Virginia Paloma: “Si tenemos en cuenta la escasa relación entre las zonas de alta concentración de migrantes magrebíes y el voto a VOX, podemos considerar que cuando hay una convivencia diaria y un contacto real con la población inmigrante se reduce el prejuicio que puede llevar al voto de la extrema derecha”

Los expertos indican que los estudios realizados en otros países europeos suelen vincular el mayor voto a la extrema derecha con un mayor porcentaje de población inmigrante, y con un nivel socioeducativo bajo entre la población autóctona. Según explica Ricardo Iglesias-Pascual, “en particular, nuestro análisis se ha interesado por evaluar si las variables contextuales relacionadas con el apoyo a la extrema derecha en Andalucía tienen un comportamiento particular o se hayan en la misma línea analizada en otros países europeos”. De esta manera, y según los resultados de este estudio, en aquellos lugares con una mayor concentración de población inmigrante magrebí y con un mayor porcentaje de personas sin estudios, se observó menos apoyo a la extrema derecha. Mientras que a nivel municipal, ni el rápido incremento de la población migrante ni el desempleo muestra relación directa con el ascenso de VOX.

Este estudio sugiere por lo tanto que el voto a VOX en Andalucía podría explicarse por aspectos tales como los problemas internos de la política española, el descontento con los políticos tradicionales, la percepción de falta de participación real en el ámbito político, el sentimiento de amenaza cultural, o la percepción de falta de oportunidades en una sociedad caracterizada por los flujos económicos globalizados desregulados. “Con esta investigación hemos intentado arrojar luz sobre las principales variables locales que explican el reciente crecimiento electoral de la extrema derecha en Andalucía con el objetivo de desarrollar un diagnóstico que pueda ayudar a los responsables políticos a poner en marcha una acción política eficaz para promover una sociedad andaluza más tolerante y cohesionada”, concluye la profesora Isabel Benítez.


Compartir