Felipe VI inaugura el curso universitario 2022/2023 en la UNED

Felipe VI inaugura el curso universitario 2022/2023 en la UNED


Con motivo de su 50 Aniversario, la UNED ha sido hoy sede del acto de Apertura de Curso universitario 2022/2023. Inauguración oficial del curso académico de las universidades españolas que ha sido presidida por Su Majestad el Rey, Felipe VI. Acto en el que ha estado acompañado por Joan Subirats, ministro de Universidades; Ricardo Mairal, rector de la UNED; Juan Romo, presidente de CRUE Universidades Españolas; Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid; Teresa Fernández de la Vega, presidenta del Consejo de Estado; y 35 rectores de las diferentes universidades españolas que han querido asistir a la apertura oficial del curso universitario 2022-2023.

Así, aprovechando que la UNED cumple 50 años llevando la Educación Superior de calidad a zonas donde antes no llegaba, durante su intervención, Don Felipe ha señalado la importancia de la permeabilidad de la universidad a los cambios que se producen en la sociedad, así como “su función como garante de espacios de libertad intelectual, de espíritu crítico, de tolerancia, de debate, de reafirmación de valores éticos y humanistas, de preservación y creación cultural y artística; como agentes abiertos y receptivos a la diversidad de expresiones del espíritu humano”.

La UNED, sede de la apertura del curso universitario 2022/2023

Dentro del marco de celebración de su cincuentenario, la UNED ha acogido hoy este acto en el que su rector, Ricardo Mairal, ha presentado la institución como una universidad adelantada a su tiempo. Y es que, como ha señalado, “sin caer en la exageración, la UNED es el mejor ejemplo de la democratización de la Educación Superior pues, en una sociedad verdaderamente democrática y de progreso, la Universidad ha de guiarse por un principio irrenunciable: la igualdad de oportunidades, la inclusión y la equidad”.

En este sentido, la UNED es la universidad pública más grande de España, tanto en número de estudiantes como en oferta académica, pionera en el sector gracias a un modelo de aprendizaje online y semipresencial que permite adaptarse a las necesidades tanto de formación como personales, familiares o profesionales de sus estudiantes. Desempeña una función vertebradora de la Educación Superior, mediante unas ramificaciones que le permiten cohesionar diferentes zonas de España gracias a sus 61 centros nacionales, que cuentan con todo el apoyo de las diferentes Administraciones, permitiendo que personas de diferentes zonas del país no tengan que cambiar su lugar de residencia para realizar estudios superiores, y extender a la vez su modelo educativo a nivel internacional, a través de sus 22 centros en el extranjero, lo que la ha posicionado como el mayor campus de Europa.

Los retos del sistema universitario

Por su parte, durante su intervención en el acto de apertura del curso universitario 2022/2023, el ministro de Universidades, Joan Subirats, ha querido resaltar que este principio de curso viene marcado para el propio Ministerio de Universidades con el reto de “construir un sistema universitario abierto a todas las edades, que es un elemento muy importante en la política europea. Si miramos en las cifras, apenas un 6% de los estudiantes de grados y post grados tienen más de 30 años”. Por ello, la universidad pone el foco en trabajar mejor para una sociedad que necesita recualificación. Además, el ministro también ha tenido palabras para la UNED, que cumple sus 50 años haciendo llegar la Educación Superior a todos los territorios.

Por otro lado, desde su propia experiencia como presidente de CRUE Universidades, Juan Romo ha expuesto que, “con el apoyo de todos, la Universidad del 2030 tendrá una nueva cultura digital. Capaz de satisfacer las expectativas académicas, profesionales y vitales de unas nuevas generaciones que exigen una transformación a gran escala; que reclaman un modelo híbrido de universidades, con espacios físicos y virtuales combinados y con enfoques más flexibles. Tendremos una universidad que ofrecerá una oportunidad para las personas que necesitan volver a formarse para avanzar al ritmo de las necesidades del entorno social y económico. Que habrá reestructurado su marco de trabajo en clave de flexibilidad, microcredenciales y sendas personalizadas”.

Por último, el turno ha sido para Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, quien ha expuesto con su intervención la necesidad de “contar con una universidad más abierta, investigadora, plural y libre que nunca que forme hombres y mujeres cultos a la altura de este tiempo”.

Así pues, tras los discursos de todos los presentes en la mesa, Su Majestad el Rey ha declarado como inaugurado el curso universitario 2022-2023 en las Universidades Españolas, invitando a los asistentes a escuchar el himno universitario Gaudeamus igitur y dando por finalizado el acto.

Lección magistral inaugural de Amelia Valcárcel

Previo a la intervención de todas las autoridades, cabe destacar en el transcurso del acto la presencia de Amelia Valcárcel, profesora emérita de Filosofía Moral y Política, quien ha sido la encargada de presentar su lección inaugural: ‘Lo bueno viene con gran lentitud: pensar nuestro tiempo’.

Su breve lección ha encerrado una amplitud de conceptos, ideas, siglos y autores que pocas personas son capaces de sintetizar, para conseguir ilustrar ideas tan clarificadoras la convergencia en la evolución del pensamiento humano, la educación, el poder y el porvenir, con la que se ha conseguido una profunda transformación de la sociedad. Una sociedad capaz de abrazar ideas tan disruptivas como el feminismo, citando a la profesora Valcárcel, “somos la primera civilización sobre la tierra que proclama que varones y mujeres valen lo mismo. Y eso nos hace bastante peculiares. Despojadas del recurso de la tradición, nuestras sociedades necesitan constante innovación para mantenerse, más y más talento, por tanto. Para funcionar se basan en el diálogo, la libertad de palabra y los acuerdos por consenso. Promueven y buscan la igualdad, están orgullosas de sus libertades públicas y tienen difícil siempre aquilatar cuánta tolerancia han de usar para con quien parece no compartir sus valores básicos”.


Compartir