Los rectores andaluces se reúnen para consensuar el nuevo modelo de financiación autonómico en Educación Superior


Tras la Apertura oficial del curso académico universitario, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, se reunió ayer con los rectores y rectoras de las Universidades Públicas Andaluzas para seguir debatiendo sobre financiación, uno de los temas más presentes en los discursos de los últimos meses. Tras la presentación y puesta en marcha del sistema de bonificación de las matrículas y el compromiso de la Junta de Andalucía por trabajar en una financiación universitaria que atienda a las necesidades de investigación y transferencia, se pasa a la materialización de los compromisos con el debate en torno al presupuesto que se destinará a nivel autonómico para la Educación Superior.

La reunión con los representantes universitarios tenía como objetivo consensuar la posición de la comunidad sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. De esta forma la presidenta aprovechaba para invitar a los rectores y rectoras a participar en el grupo de trabajo parlamentario y darles el reconocimiento que sus instituciones tienen en el panorama educativo andaluz.

Mientras que los rectores y rectoras estaban reunidos, Antonio Ramírez de Arellano, consejero de Economía y Conocimiento, compadeció ante los medios para recalcar que las aportaciones del sector a este debate son fundamentales dado “el carácter básico de la educación universitaria como elemento fundamental para el progreso de Andalucía” y como pieza clave para el cambio a un modelo productivo basado en el conocimiento. en esta línea, Ramírez de Arellano ha reiterado el objetivo del Gobierno andaluz de que se incluya la Educación Superior “en la gratuidad de la formación de las personas“. Es por ello que también ha aprovechado la oportunidad para subrayar la necesidad de “hablar de la financiación de los servicios públicos y del blindaje de los mismos”.

La línea de trabajo presentada por la Junta de Andalucía persigue como objetivo llegar a los niveles europeos de gasto regional en Educación Superior, que se sitúan entre el 1,3 y el 2,6% del Producto Interior Bruto, lo que se traduciría en unos 300 millones de euros anuales más. Es así como el consejero de Economía y conocimiento ha señalado que:

“estamos lejos de acercarnos al 1,2% y creemos que hay que hacer un esfuerzo en este sentido”

Como muestra del trabajo realizado por la Junta de Andalucía, Arellano ha manifestado que una parte importante de “la financiación adicional que estamos demandando” iría destinada a la universidad y a la investigación y el I+D, a las que la Junta ya destina alrededor de 1.500 millones de euros al año.

Tras el encuentro, el vicepresidente de la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía (AUPA) y rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, ha agradecido el ofrecimiento de la presidenta para formar parte del grupo de trabajo parlamentario conscientes de que su incorporación a esta mesa redundará también en el “nuevo modelo de financiación universitaria, ahora en proceso de acuerdo”. Según Gómez, este nuevo sistema “debe apostar decididamente por las universidades públicas andaluzas” a cambio “de un nuevo salto cualitativo en el servicio” vinculado a los resultados. El vicepresidente de la AUPA ha reclamado cambios en el modelo universitario andaluz, para conseguir referente a nivel nacional, “dado el enorme potencial” que posee y de que supone el 15% del sistema de educación superior del país.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *